Está aquí
Home > Deportes > Diego es más que Messi (acá y en London)

Diego es más que Messi (acá y en London)

Quiero aclarar que esto es un comentario que escribí en contestación a una publicación que hizo mi amigo Jorge Ferrero en face. De tan largo que lo hice, la red social no me lo permite subir y me dio tanta bronca que publiqué esta nota para poder etiquetarle el link luego a él en su muro y que le llegue. (-Por Luis «Pepo» Ibarra).

Jorgito querido: no suelo dormir la siesta pero cuando duermo la siesta, suelo dormir muy bien. Hoy, sin embargo, me tiré a dormir la siesta y no pude conciliar el sueño. Y me levanté contrariado como que algo me estaba molestando o me iba a molestar. Tengo una rara intuición para esas cosas (haceme acordar que te cuente, cuando te vea, la anécdota con el repre de Pablito Aimar) y, evidentemente, era tu comentario. Me levanté. Lo leí desde el celular y me molestó. Lo dejé pasar y me fui a una reunión. Pero volví de la misma y me sigue molestando así que me voy a tomar un tiempito para contestarte. Porque sos provocador, guacho. Vaya si lo sos. Arrancás diciendo “no tengo ganas de discutir” y ponés una opinión que es 200% discutible. Y sentenciás cosas aclarando “menos tan solo para los argentinos” como si vos y Messi fueran guatemaltecos. O como si vos estuvieras en el corazón y el cerebro de todos los futboleros-extranjeros. Te guste o no, sos argentino. Y Messi también. Y seguramente, en ambos casos, a mucha honra.

Yo no lo quise poner la vez pasada debajo de tu comentario porque me parecía romper un código de una charla privada o semi-privada (había más gente escuchando) pero el día en que vos me dijiste: “Odio a Maradona” me dolió mucho el pecho. Estábamos cenando en lo de Pardo-gol y no podía creer que un tipo como vos, al que supuestamente le gusta el fútbol, odie a una persona que es el fútbol caminando. Que mi vieja deteste al Diego, me duele pero lo comprendo desde el punto de vista en que el fútbol a ella le chupa un huevo. Pero que lo digas vos, me duele. Me lástima porque sos un tipo muy inteligente y con calle y no obstante eso, en este caso, no sos capaz de meterte en el corazón de la gente. Porque con eso de “menos tan solo los argentinos” estás siendo demagogo. En verdad no sentís eso. Sentís que el que no ve a Messi por encima de Diego no entiende nada pero reconocés que hay tantísima gente a la que eso le sucede. Esa noche, en la que dijiste que odiabas a Maradona, intenté explicarte con todo mi tupé porque sos más grande y te admiro muchísimo, a vos que sos gerente de un banco y que quizás por eso confundís los tantos, que el fútbol no son números ni estadísticas. El fútbol es dinámica de lo impensado (Panzeri dixit), razón por la cual no podemos medir todo pura y exclusivamente por estadísticas. El austríaco Josef Bican es, según datos demostrables, el futbolista más anotador en la historia del fútbol habiendo anotado un total de 805 goles en 530 partidos oficiales. Tras él se sitúan los brasileños Romario y Pelé con 772 y 767 goles respectivamente. Sin embargo, ¿podemos decir que este tal Bican es el mejor goleador de todos los tiempos? Si fuera por la lógica de los números, vos Ferrero dirías que sí. Que no caben dudas. Sin embargo, vos y yo sabemos que este muchacho austríaco no le ata ni los cordones a ambos cracks brasileños. ¿Por qué? Porque “yo soy yo y mi circunstancia”, filosofó Ortega y Gasset. Y a ese terreno quería llegar porque es ahí cuando Maradona se convierte en el más grande. A Messi le tocó vivir en esta época (a Dios gracias para todos nosotros que somos testigos), y forjó su destino en el Barcelona y con la ayuda del tratamiento de hormonas que allá le supieron administrar. Y eso es muy meritorio de su parte y también a nivel institucional. Pero si tenemos en cuenta las materias “adversidad” y “personalidad”, por citar algunas nada más, lo de Maradona es más destacable. De dónde salió y hasta dónde llegó cada uno. Si contemplamos la formación de uno y otro, los compañeros de uno y otro, lo de Maradona es más destacable. Si tenemos en cuenta las circunstancias, ahí Maradona gana. No es culpa de Messi haber caído en uno de los mejores clubes del planeta, para qué se va a ir si ya está en un lugar insuperable, sin embargo Guardiola estaba cómodo y se fue. ¿Está bien o está mal? Cada uno bucea y se prueba a su manera. Messi está rodeado de lo mejor de lo mejor en todo sentido y la descose como nadie hoy por hoy. Maradona nunca se hubiese hallado mucho tiempo en un lugar así porque necesita de la mierda, del quilombo para sobrevivir. La única atmósfera distinta que vivió Messi fue la de la selección y la realidad es que no ganó todo lo que nosotros quisiéramos que haya ganado, ni lo que su potencial merece. ¿Y?, ¿qué tiene de malo eso? Nada. Es un animal igual. Pero no es el mejor de todos los tiempos para mí. El fútbol no son ciencias exactas.

Para cualquier futbolero, lo más importante es un Mundial y Diego ya lo tiene adentro. Y vaya cómo lo ganó. Para mí el fútbol no se divide entre los que ganan y pierden, para mí es más que eso. Es un deporte al que algunos lo convirtieron en un arte. Y con solo ver parar la pelota a Maradona, cualquiera que más o menos siente el fútbol como un arte, se dará cuenta que como Diego no hubo ni habrá otro igual. Esto es muy subjetivo, George, pero lo sentís o no lo sentís. Si vos sentís que para justificar a Messi tenés que andar enrostrándoles a los demás todos sus logros en base a números, entrás en un terreno que no es el futbolero. Porque el fútbol, para muchos, es un sentimiento que no se puede explicar. Y no importa si nacieron en Argentina o en Alemania. Si se pudiera explicar, no sería fútbol.

Y al fútbol se juega a ganar, es la verdad. Si diera lo mismo, pierde la gracia. A mí me encanta desde todos los puntos de vista, verlo desde el lugar de los que ganan y también de los que pierden. Porque me divierte naturalmente eso. Pero ayer los chilenos se fueron festejando y nosotros quedamos amargados. ¿Por qué? Porque estadísticamente ellos hicieron un gol más en una tanda por penales (a vos que te gustan las estadísticas). Sin embargo, ¿son mejores los chilenos que los argentinos jugando a la pelota? No necesariamente, pero el partido que tenían que ganar, lo ganaron. Y Maradona ganó lo que tenía que ganar y a Messi le falta un mundial. ¿Soy un anti-Messi por decir esto? Para nada. De hecho, los anti-Messi no existen. Yo no conozco ninguno en el mundo. Porque mucha gente trata de inventarlos para hacer más grande la figura de Messi pero no hace falta eso porque Lionel es un extraterrestre. Cualquiera que bardee a Messi no es un anti-Messi, es un pelotudo o alguien que simplemente quiere llamar la atención.

Para tratar de hacerte entender esto que te escribo de otra manera. Vos, George, sos de los tipos que se dejan obnubilar por el presente, y está bien. A cualquiera que le gusta el fútbol lo vuelve loco Messi. Yo lo amo y a mucha gente le pasa. Pero dentro de 50 años, aparecerá otro Messi, hará más goles que él en el Manchester United o donde fuere y a vos te dolerá que alguien, obnubilado por tener el presente tan enfrente de sus narices, diga que es mejor que éste actual. Y sacarás de tu manual de argumentos las estadísticas y buscarás datos que traten de persuadir a la otra persona de que Lionel Messi fue mejor. Sin embargo, la otra persona sentirá dentro de su ser que aquél del futuro es mejor porque le llega a su corazón. Y ahí te darás cuenta que el fútbol no son numeritos dando vueltas, el fútbol se siente. Es pasión. Lo sentís o no lo sentís. Maradona lo sintió desde la misma mierda, desde el fondo del barro y del barrio, y se llevó todo por delante. Del Barsa se habrá ido porque en ese club cerrado habría muchos Jorges Ferrero´s que le tratarían de explicar cómo comportarse en la vida sin saber de dónde venía y como a él nadie le dice lo que tiene que hacer o decir, se fue a otra parte para ser rey o morir con la de él. Maradona es rebeldía. La historia no se la cuenta, la escribía él. Y esto, vuelvo a aclarar, no va en detrimento de Messi. Pero esa personalidad tan del “Diez” lo llevó a ser lo que es dentro de una cancha. Fuera de la misma, se ha mandado las peores cagadas. Errores garrafales o hirientes como decir que Mirko Saric era un cagón porque se suicidó. Imperdonable y como ésas, cientos. Pero siempre que me salís con que Messi es mejor que Maradona yo te termino diciendo: “Si ambos coincidieran en un vestuario como jugadores, ¿a qué no sabés quién tendría el mando?”. Pongamos las cosas desde otra óptica, vos imagínate un tipo como Messi el día de mañana dirigiendo a la selección y teniendo a Maradona de jugador. Buscale la vuelta que quieras, Maradona rompió todas las reglas y no renunciaría jamás a la selección por perder dos, cuatro o veinte finales. Es otra cosa. Son otras personalidades. Y no está mal que Messi sea como es. Al contrario, es un ejemplo de buen tipo. Porque también te podría decir que es un mal ejemplo para los jóvenes que renuncie a la selección ante algunas finales perdidas, porque el mensaje que deja es el de abandonar ante la adversidad y NO ES ASI. Si tiene ganas de renunciar, que lo haga. Si no nos debe nada. Al contrario, nosotros le debemos miles de alegrías. Es un orgullo que un argentino se destaque tanto y a ese nivel, pero no es el mejor de todos los tiempos. Y te doy otro ejemplo: quizás técnicamente y a nivel trayectoria individual Higuain sea mejor delantero que el Pájaro Caniggia, sin embargo el “Bebé” –como lo llamaba Araujo- tenía el fuego sagrado. Estaba sin jugar en un club cualquiera y se ponía la de Argentina y volaba y la metía cuando la tenía que meter. ¿Habla mal de Higuain eso? ¡No! Sin embargo no le tocó a él meter goles importantes con la celeste y blanca y sí al Bebé. ¿Es mejor jugador Higuain? Y quizás para un madrileño o los tifosis del Nápoli sí, pero para un argentino no. ¿Y qué va a opinar el madrileño si no vivió en carne propia la gambeta larga que Caniggia le tiró a Taffarel? Me paso por las pelotas lo que piensa el madrileño. ¿Qué me va a venir a explicar a mí el resto del mundo si no “parió” a Maradona? Y te aclaro que estuve en el Mundial de Brasil y hablé con hinchas de todas partes y el 90% pone a Maradona no por encima de Messi, por encima de todos. Y en pleno apogeo de Messi.

Hasta llorando transmiten otras sensaciones Diego y Lionel. Ayer Messi te partía el alma, porque daba pena, se recontra merece ganar todo con la selección. ¿Pero vos lo viste llorar a Diego en el 90´? Te daban ganas de llorar con él de la bronca, de la impotencia. Hace una cosa, para a un argentino en la calle y hacele escuchar la canción del Mundial 90´ un ratito y después hacele escuchar la del Mundial de Brasil 2014. Dale. Y después contame qué viste en su cara. Es otra cosa, George. No compares porque perdés por goleada. Idolotralo a Messi todo lo que más puedas, pero no lo compares con el más grande jugando a la pelota. Si querés seguí pensando que Messi es mejor, está todo bien pero te pido por favor públicamente: no odies a Maradona. Basta de pegarle, siempre que podés le pegás un palito. Mejor, si querés, ignoralo. En tus próximos comentarios hablemos de las genialidades de Messi pero no lo metas al Diego porque son otra cosa.

Y te cierro con un videito al que le encontrarás algunas fallas, pero que viene a cuento de esto que trato de transmitirte (sin suerte porque si no te llegó hasta ahora con todo lo que viviste, no te va a llegar nunca jamás) porque lo dice un flaco que al parecer está “pasado” y es una síntesis callejera, de las tantas que genera Maradona. Metete en el corazón de “tu” gente. No lo odies al más grande de todos los tiempos porque ningún otro es capaz de generar esto. Disfrutemos de los dos, pero poniendo las cosas en su lugar.  

PD : Si la seguís, te aclaro, te la sigo eternamente.

Deja una respuesta

Top