Está aquí
Home > Copa - Cosa de Serranos > El equipo del fútbol

El equipo del fútbol

(VIDEO). Por la final de la «B», El Equipo Del Tío goleó 5-2 a La Colada Loca con un nivel de Primera. Acá, crónica, fotos y compacto de una final vivida, pese al viento y el frío, con gran intensidad. -Por Valentín Fernández Michelini. (Fotos «Chola» Díaz).

En cancha de Talleres, que con un drenaje impecable hizo posible la normal jugabilidad de la fecha, había acción de la buena. Tras un largo camino, sólo dos equipos juegan la final. Y en la categoría B, los privilegiados eran La Colada Loca y el siempre lujoso Equipo del Tío. La primera clara del juego ocurría a los seis minutos de partido cuando Matías Alfaro desvió un tiro libre rasante de Iván Palacio y con astucia abrió el marcador para El Equipo del Tío. ¿Qué mejor para arrancar una final que un gol tempranero?. Los de Bertolotti estaban enchufadísimos y si bien no eran ese equipo que toca hasta el hartazgo, estaban más enchufados que el rival. A los diez minutos,  el tricolor tenía un interesante tiro libre en tres-cuartos de cancha. Matías Alfaro ejecutó por debajo de la barrera y arrinconó la pelota en el palo derecho de Sequeira poniendo así el 2-0. A catorce minutos de iniciado el cotejo, “El Cako” Manna (que ya se había lucido con un hermoso caño) tomó la pelota en su propio campo y a pura velocidad y talento dejó a tres hombres en el camino y con un preciso derechazo estampó el tercero para EEDT. La Colada empezó a adelantarse en el campo y a buscar al hábil centrodelantero Quintas y de a poco buscaba descontar. Galbán tuvo una clarita tras pase de Del Río pero falló en la definición y no pudo abrazarse con el gol. Quintas tuvo una inmejorable para anotar pero su derechazo fue cruzado, bajo y desviado.  La última clara del primer tiempo la tuvo Juan Pablo Gamalero pero Sequeira le achicó bien el arco y con el pecho evitó el cuarto del Equipo del Tío. Así se iban al descanso con una ventaja bastante amplia entre ambos pero no definitoria como para dar el partido por terminado.
 
En el arranque del complemento, La Colada salió con todo, dispuesto a llevarse por delante a su rival. Antes de los cinco minutos. Del Río tuvo una chance inmejorable para descontar pero sólo frente al arco remató mal y el palo salvó al Equipo del Tío. Manna para los del Tío y J. Galbán para La Colada intentaban de media distancia pero sus remates no eran lo suficientemente precisos como para generar alteraciones en el marcador. Sobre los diez minutos, Orellana ejecutó un tiro libre desde la derecha y gracias a un rebote en la barrera puso el 3-1 que ilusionaba a La Colada Loca. Los de Bonarrigo estuvieron a nada de achicar diferencias pero un cabezazo de Quintas pasó muy cerca del palo izquierdo de Rossi y no pudo convertirse en el 3-2. El 9, tendría revancha dos minutos más tarde tras aprovechar  un penal por acumulación de faltas y sin fallar puso el 3-2 a falta de doce minutos para el cierre. La final estaba tan buena que nos hacia olvidar del frío acosado en la calle Alsina. Imaginate. A los quince minutos de esta apasionante segunda etapa, en el momento que peor estaba el Equipo del Tío, apareció Juan Pablo Gamalero. El 9 recibió en tres-cuartos de cancha y con un derechazo envidiable colocó la pelota en el ángulo derecho de Sequeira que nada pudo hacer y estampó el 4-2. Baldazo de agua fría para La Colada que pese a que nunca se rindió ya veía muy reducidas sus chances de adueñarse del título. A los diecisiete minutos, Sequeira se lució ante un penal de Gamalero que desaprovechó la oportunidad de aumentar el  marcador a causa de un remate bajo y poco esquinado. Sin embargo, el 9 tendría revancha tres minutos más tarde cuando se generó un mínimo espacio en el área para rematar y poner el 5-2 que liquidaba el asunto. La Colada pudo descontar tras un estupendo remate de Ituarte pero el palo salvó a los de Claudio Bertolotti que irradiaba felicidad. En los últimos minutitos de la final, Narigón Luque se hizo dueño del balón en El Equipo del Tío que sin nada más por jugar se coronó merecidamente campeón de la categoría B de este apasionante Apertura Moncho Monzón. Quizás no fue el partido más lucido del campeón pero las finales muchas veces se disputan con más garra que fútbol y si hay algo que no le podemos reprochar al Equipo del Tío, es eso. Fútbol, juego asociado, pases, caños, disfrute del juego, compañerismo, contundencia y mentalidad ganadora. ¡Felicitaciones!
 
¿La figura de la final? Juan Gamalero. El centrodelantero apareció cuando su equipo más lo necesitaba y convirtió los dos goles finales con los que El Equipo del Tío se coronó como el  mejor equipo de la categoría B de esta Copa Cosa de Serranos.

Deja una respuesta

El equipo del fútbol

(VIDEO). Por la final de la «B», El Equipo Del Tío goleó 5-2 a La Colada Loca con un nivel de Primera. Acá, crónica, fotos y compacto de una final vivida, pese al viento y el frío, con gran intensidad. -Por Valentín Fernández Michelini. (Fotos «Chola» Díaz).

En cancha de Talleres, que con un drenaje impecable hizo posible la normal jugabilidad de la fecha, había acción de la buena. Tras un largo camino, sólo dos equipos juegan la final. Y en la categoría B, los privilegiados eran La Colada Loca y el siempre lujoso Equipo del Tío. La primera clara del juego ocurría a los seis minutos de partido cuando Matías Alfaro desvió un tiro libre rasante de Iván Palacio y con astucia abrió el marcador para El Equipo del Tío. ¿Qué mejor para arrancar una final que un gol tempranero?. Los de Bertolotti estaban enchufadísimos y si bien no eran ese equipo que toca hasta el hartazgo, estaban más enchufados que el rival. A los diez minutos,  el tricolor tenía un interesante tiro libre en tres-cuartos de cancha. Matías Alfaro ejecutó por debajo de la barrera y arrinconó la pelota en el palo derecho de Sequeira poniendo así el 2-0. A catorce minutos de iniciado el cotejo, “El Cako” Manna (que ya se había lucido con un hermoso caño) tomó la pelota en su propio campo y a pura velocidad y talento dejó a tres hombres en el camino y con un preciso derechazo estampó el tercero para EEDT. La Colada empezó a adelantarse en el campo y a buscar al hábil centrodelantero Quintas y de a poco buscaba descontar. Galbán tuvo una clarita tras pase de Del Río pero falló en la definición y no pudo abrazarse con el gol. Quintas tuvo una inmejorable para anotar pero su derechazo fue cruzado, bajo y desviado.  La última clara del primer tiempo la tuvo Juan Pablo Gamalero pero Sequeira le achicó bien el arco y con el pecho evitó el cuarto del Equipo del Tío. Así se iban al descanso con una ventaja bastante amplia entre ambos pero no definitoria como para dar el partido por terminado.
 
En el arranque del complemento, La Colada salió con todo, dispuesto a llevarse por delante a su rival. Antes de los cinco minutos. Del Río tuvo una chance inmejorable para descontar pero sólo frente al arco remató mal y el palo salvó al Equipo del Tío. Manna para los del Tío y J. Galbán para La Colada intentaban de media distancia pero sus remates no eran lo suficientemente precisos como para generar alteraciones en el marcador. Sobre los diez minutos, Orellana ejecutó un tiro libre desde la derecha y gracias a un rebote en la barrera puso el 3-1 que ilusionaba a La Colada Loca. Los de Bonarrigo estuvieron a nada de achicar diferencias pero un cabezazo de Quintas pasó muy cerca del palo izquierdo de Rossi y no pudo convertirse en el 3-2. El 9, tendría revancha dos minutos más tarde tras aprovechar  un penal por acumulación de faltas y sin fallar puso el 3-2 a falta de doce minutos para el cierre. La final estaba tan buena que nos hacia olvidar del frío acosado en la calle Alsina. Imaginate. A los quince minutos de esta apasionante segunda etapa, en el momento que peor estaba el Equipo del Tío, apareció Juan Pablo Gamalero. El 9 recibió en tres-cuartos de cancha y con un derechazo envidiable colocó la pelota en el ángulo derecho de Sequeira que nada pudo hacer y estampó el 4-2. Baldazo de agua fría para La Colada que pese a que nunca se rindió ya veía muy reducidas sus chances de adueñarse del título. A los diecisiete minutos, Sequeira se lució ante un penal de Gamalero que desaprovechó la oportunidad de aumentar el  marcador a causa de un remate bajo y poco esquinado. Sin embargo, el 9 tendría revancha tres minutos más tarde cuando se generó un mínimo espacio en el área para rematar y poner el 5-2 que liquidaba el asunto. La Colada pudo descontar tras un estupendo remate de Ituarte pero el palo salvó a los de Claudio Bertolotti que irradiaba felicidad. En los últimos minutitos de la final, Narigón Luque se hizo dueño del balón en El Equipo del Tío que sin nada más por jugar se coronó merecidamente campeón de la categoría B de este apasionante Apertura Moncho Monzón. Quizás no fue el partido más lucido del campeón pero las finales muchas veces se disputan con más garra que fútbol y si hay algo que no le podemos reprochar al Equipo del Tío, es eso. Fútbol, juego asociado, pases, caños, disfrute del juego, compañerismo, contundencia y mentalidad ganadora. ¡Felicitaciones!
 
¿La figura de la final? Juan Gamalero. El centrodelantero apareció cuando su equipo más lo necesitaba y convirtió los dos goles finales con los que El Equipo del Tío se coronó como el  mejor equipo de la categoría B de esta Copa Cosa de Serranos.

Deja una respuesta

El equipo del fútbol

(VIDEO). Por la final de la «B», El Equipo Del Tío goleó 5-2 a La Colada Loca con un nivel de Primera. Acá, crónica, fotos y compacto de una final vivida, pese al viento y el frío, con gran intensidad. -Por Valentín Fernández Michelini. (Fotos «Chola» Díaz).

En cancha de Talleres, que con un drenaje impecable hizo posible la normal jugabilidad de la fecha, había acción de la buena. Tras un largo camino, sólo dos equipos juegan la final. Y en la categoría B, los privilegiados eran La Colada Loca y el siempre lujoso Equipo del Tío. La primera clara del juego ocurría a los seis minutos de partido cuando Matías Alfaro desvió un tiro libre rasante de Iván Palacio y con astucia abrió el marcador para El Equipo del Tío. ¿Qué mejor para arrancar una final que un gol tempranero?. Los de Bertolotti estaban enchufadísimos y si bien no eran ese equipo que toca hasta el hartazgo, estaban más enchufados que el rival. A los diez minutos,  el tricolor tenía un interesante tiro libre en tres-cuartos de cancha. Matías Alfaro ejecutó por debajo de la barrera y arrinconó la pelota en el palo derecho de Sequeira poniendo así el 2-0. A catorce minutos de iniciado el cotejo, “El Cako” Manna (que ya se había lucido con un hermoso caño) tomó la pelota en su propio campo y a pura velocidad y talento dejó a tres hombres en el camino y con un preciso derechazo estampó el tercero para EEDT. La Colada empezó a adelantarse en el campo y a buscar al hábil centrodelantero Quintas y de a poco buscaba descontar. Galbán tuvo una clarita tras pase de Del Río pero falló en la definición y no pudo abrazarse con el gol. Quintas tuvo una inmejorable para anotar pero su derechazo fue cruzado, bajo y desviado.  La última clara del primer tiempo la tuvo Juan Pablo Gamalero pero Sequeira le achicó bien el arco y con el pecho evitó el cuarto del Equipo del Tío. Así se iban al descanso con una ventaja bastante amplia entre ambos pero no definitoria como para dar el partido por terminado.
 
En el arranque del complemento, La Colada salió con todo, dispuesto a llevarse por delante a su rival. Antes de los cinco minutos. Del Río tuvo una chance inmejorable para descontar pero sólo frente al arco remató mal y el palo salvó al Equipo del Tío. Manna para los del Tío y J. Galbán para La Colada intentaban de media distancia pero sus remates no eran lo suficientemente precisos como para generar alteraciones en el marcador. Sobre los diez minutos, Orellana ejecutó un tiro libre desde la derecha y gracias a un rebote en la barrera puso el 3-1 que ilusionaba a La Colada Loca. Los de Bonarrigo estuvieron a nada de achicar diferencias pero un cabezazo de Quintas pasó muy cerca del palo izquierdo de Rossi y no pudo convertirse en el 3-2. El 9, tendría revancha dos minutos más tarde tras aprovechar  un penal por acumulación de faltas y sin fallar puso el 3-2 a falta de doce minutos para el cierre. La final estaba tan buena que nos hacia olvidar del frío acosado en la calle Alsina. Imaginate. A los quince minutos de esta apasionante segunda etapa, en el momento que peor estaba el Equipo del Tío, apareció Juan Pablo Gamalero. El 9 recibió en tres-cuartos de cancha y con un derechazo envidiable colocó la pelota en el ángulo derecho de Sequeira que nada pudo hacer y estampó el 4-2. Baldazo de agua fría para La Colada que pese a que nunca se rindió ya veía muy reducidas sus chances de adueñarse del título. A los diecisiete minutos, Sequeira se lució ante un penal de Gamalero que desaprovechó la oportunidad de aumentar el  marcador a causa de un remate bajo y poco esquinado. Sin embargo, el 9 tendría revancha tres minutos más tarde cuando se generó un mínimo espacio en el área para rematar y poner el 5-2 que liquidaba el asunto. La Colada pudo descontar tras un estupendo remate de Ituarte pero el palo salvó a los de Claudio Bertolotti que irradiaba felicidad. En los últimos minutitos de la final, Narigón Luque se hizo dueño del balón en El Equipo del Tío que sin nada más por jugar se coronó merecidamente campeón de la categoría B de este apasionante Apertura Moncho Monzón. Quizás no fue el partido más lucido del campeón pero las finales muchas veces se disputan con más garra que fútbol y si hay algo que no le podemos reprochar al Equipo del Tío, es eso. Fútbol, juego asociado, pases, caños, disfrute del juego, compañerismo, contundencia y mentalidad ganadora. ¡Felicitaciones!
 
¿La figura de la final? Juan Gamalero. El centrodelantero apareció cuando su equipo más lo necesitaba y convirtió los dos goles finales con los que El Equipo del Tío se coronó como el  mejor equipo de la categoría B de esta Copa Cosa de Serranos.

Deja una respuesta

El equipo del fútbol

(VIDEO). Por la final de la «B», El Equipo Del Tío goleó 5-2 a La Colada Loca con un nivel de Primera. Acá, crónica, fotos y compacto de una final vivida, pese al viento y el frío, con gran intensidad. -Por Valentín Fernández Michelini. (Fotos «Chola» Díaz).

En cancha de Talleres, que con un drenaje impecable hizo posible la normal jugabilidad de la fecha, había acción de la buena. Tras un largo camino, sólo dos equipos juegan la final. Y en la categoría B, los privilegiados eran La Colada Loca y el siempre lujoso Equipo del Tío. La primera clara del juego ocurría a los seis minutos de partido cuando Matías Alfaro desvió un tiro libre rasante de Iván Palacio y con astucia abrió el marcador para El Equipo del Tío. ¿Qué mejor para arrancar una final que un gol tempranero?. Los de Bertolotti estaban enchufadísimos y si bien no eran ese equipo que toca hasta el hartazgo, estaban más enchufados que el rival. A los diez minutos,  el tricolor tenía un interesante tiro libre en tres-cuartos de cancha. Matías Alfaro ejecutó por debajo de la barrera y arrinconó la pelota en el palo derecho de Sequeira poniendo así el 2-0. A catorce minutos de iniciado el cotejo, “El Cako” Manna (que ya se había lucido con un hermoso caño) tomó la pelota en su propio campo y a pura velocidad y talento dejó a tres hombres en el camino y con un preciso derechazo estampó el tercero para EEDT. La Colada empezó a adelantarse en el campo y a buscar al hábil centrodelantero Quintas y de a poco buscaba descontar. Galbán tuvo una clarita tras pase de Del Río pero falló en la definición y no pudo abrazarse con el gol. Quintas tuvo una inmejorable para anotar pero su derechazo fue cruzado, bajo y desviado.  La última clara del primer tiempo la tuvo Juan Pablo Gamalero pero Sequeira le achicó bien el arco y con el pecho evitó el cuarto del Equipo del Tío. Así se iban al descanso con una ventaja bastante amplia entre ambos pero no definitoria como para dar el partido por terminado.
 
En el arranque del complemento, La Colada salió con todo, dispuesto a llevarse por delante a su rival. Antes de los cinco minutos. Del Río tuvo una chance inmejorable para descontar pero sólo frente al arco remató mal y el palo salvó al Equipo del Tío. Manna para los del Tío y J. Galbán para La Colada intentaban de media distancia pero sus remates no eran lo suficientemente precisos como para generar alteraciones en el marcador. Sobre los diez minutos, Orellana ejecutó un tiro libre desde la derecha y gracias a un rebote en la barrera puso el 3-1 que ilusionaba a La Colada Loca. Los de Bonarrigo estuvieron a nada de achicar diferencias pero un cabezazo de Quintas pasó muy cerca del palo izquierdo de Rossi y no pudo convertirse en el 3-2. El 9, tendría revancha dos minutos más tarde tras aprovechar  un penal por acumulación de faltas y sin fallar puso el 3-2 a falta de doce minutos para el cierre. La final estaba tan buena que nos hacia olvidar del frío acosado en la calle Alsina. Imaginate. A los quince minutos de esta apasionante segunda etapa, en el momento que peor estaba el Equipo del Tío, apareció Juan Pablo Gamalero. El 9 recibió en tres-cuartos de cancha y con un derechazo envidiable colocó la pelota en el ángulo derecho de Sequeira que nada pudo hacer y estampó el 4-2. Baldazo de agua fría para La Colada que pese a que nunca se rindió ya veía muy reducidas sus chances de adueñarse del título. A los diecisiete minutos, Sequeira se lució ante un penal de Gamalero que desaprovechó la oportunidad de aumentar el  marcador a causa de un remate bajo y poco esquinado. Sin embargo, el 9 tendría revancha tres minutos más tarde cuando se generó un mínimo espacio en el área para rematar y poner el 5-2 que liquidaba el asunto. La Colada pudo descontar tras un estupendo remate de Ituarte pero el palo salvó a los de Claudio Bertolotti que irradiaba felicidad. En los últimos minutitos de la final, Narigón Luque se hizo dueño del balón en El Equipo del Tío que sin nada más por jugar se coronó merecidamente campeón de la categoría B de este apasionante Apertura Moncho Monzón. Quizás no fue el partido más lucido del campeón pero las finales muchas veces se disputan con más garra que fútbol y si hay algo que no le podemos reprochar al Equipo del Tío, es eso. Fútbol, juego asociado, pases, caños, disfrute del juego, compañerismo, contundencia y mentalidad ganadora. ¡Felicitaciones!
 
¿La figura de la final? Juan Gamalero. El centrodelantero apareció cuando su equipo más lo necesitaba y convirtió los dos goles finales con los que El Equipo del Tío se coronó como el  mejor equipo de la categoría B de esta Copa Cosa de Serranos.

Deja una respuesta

El equipo del fútbol

(VIDEO). Por la final de la «B», El Equipo Del Tío goleó 5-2 a La Colada Loca con un nivel de Primera. Acá, crónica, fotos y compacto de una final vivida, pese al viento y el frío, con gran intensidad. -Por Valentín Fernández Michelini. (Fotos «Chola» Díaz).

En cancha de Talleres, que con un drenaje impecable hizo posible la normal jugabilidad de la fecha, había acción de la buena. Tras un largo camino, sólo dos equipos juegan la final. Y en la categoría B, los privilegiados eran La Colada Loca y el siempre lujoso Equipo del Tío. La primera clara del juego ocurría a los seis minutos de partido cuando Matías Alfaro desvió un tiro libre rasante de Iván Palacio y con astucia abrió el marcador para El Equipo del Tío. ¿Qué mejor para arrancar una final que un gol tempranero?. Los de Bertolotti estaban enchufadísimos y si bien no eran ese equipo que toca hasta el hartazgo, estaban más enchufados que el rival. A los diez minutos,  el tricolor tenía un interesante tiro libre en tres-cuartos de cancha. Matías Alfaro ejecutó por debajo de la barrera y arrinconó la pelota en el palo derecho de Sequeira poniendo así el 2-0. A catorce minutos de iniciado el cotejo, “El Cako” Manna (que ya se había lucido con un hermoso caño) tomó la pelota en su propio campo y a pura velocidad y talento dejó a tres hombres en el camino y con un preciso derechazo estampó el tercero para EEDT. La Colada empezó a adelantarse en el campo y a buscar al hábil centrodelantero Quintas y de a poco buscaba descontar. Galbán tuvo una clarita tras pase de Del Río pero falló en la definición y no pudo abrazarse con el gol. Quintas tuvo una inmejorable para anotar pero su derechazo fue cruzado, bajo y desviado.  La última clara del primer tiempo la tuvo Juan Pablo Gamalero pero Sequeira le achicó bien el arco y con el pecho evitó el cuarto del Equipo del Tío. Así se iban al descanso con una ventaja bastante amplia entre ambos pero no definitoria como para dar el partido por terminado.
 
En el arranque del complemento, La Colada salió con todo, dispuesto a llevarse por delante a su rival. Antes de los cinco minutos. Del Río tuvo una chance inmejorable para descontar pero sólo frente al arco remató mal y el palo salvó al Equipo del Tío. Manna para los del Tío y J. Galbán para La Colada intentaban de media distancia pero sus remates no eran lo suficientemente precisos como para generar alteraciones en el marcador. Sobre los diez minutos, Orellana ejecutó un tiro libre desde la derecha y gracias a un rebote en la barrera puso el 3-1 que ilusionaba a La Colada Loca. Los de Bonarrigo estuvieron a nada de achicar diferencias pero un cabezazo de Quintas pasó muy cerca del palo izquierdo de Rossi y no pudo convertirse en el 3-2. El 9, tendría revancha dos minutos más tarde tras aprovechar  un penal por acumulación de faltas y sin fallar puso el 3-2 a falta de doce minutos para el cierre. La final estaba tan buena que nos hacia olvidar del frío acosado en la calle Alsina. Imaginate. A los quince minutos de esta apasionante segunda etapa, en el momento que peor estaba el Equipo del Tío, apareció Juan Pablo Gamalero. El 9 recibió en tres-cuartos de cancha y con un derechazo envidiable colocó la pelota en el ángulo derecho de Sequeira que nada pudo hacer y estampó el 4-2. Baldazo de agua fría para La Colada que pese a que nunca se rindió ya veía muy reducidas sus chances de adueñarse del título. A los diecisiete minutos, Sequeira se lució ante un penal de Gamalero que desaprovechó la oportunidad de aumentar el  marcador a causa de un remate bajo y poco esquinado. Sin embargo, el 9 tendría revancha tres minutos más tarde cuando se generó un mínimo espacio en el área para rematar y poner el 5-2 que liquidaba el asunto. La Colada pudo descontar tras un estupendo remate de Ituarte pero el palo salvó a los de Claudio Bertolotti que irradiaba felicidad. En los últimos minutitos de la final, Narigón Luque se hizo dueño del balón en El Equipo del Tío que sin nada más por jugar se coronó merecidamente campeón de la categoría B de este apasionante Apertura Moncho Monzón. Quizás no fue el partido más lucido del campeón pero las finales muchas veces se disputan con más garra que fútbol y si hay algo que no le podemos reprochar al Equipo del Tío, es eso. Fútbol, juego asociado, pases, caños, disfrute del juego, compañerismo, contundencia y mentalidad ganadora. ¡Felicitaciones!
 
¿La figura de la final? Juan Gamalero. El centrodelantero apareció cuando su equipo más lo necesitaba y convirtió los dos goles finales con los que El Equipo del Tío se coronó como el  mejor equipo de la categoría B de esta Copa Cosa de Serranos.

Deja una respuesta

El equipo del fútbol

(VIDEO). Por la final de la «B», El Equipo Del Tío goleó 5-2 a La Colada Loca con un nivel de Primera. Acá, crónica, fotos y compacto de una final vivida, pese al viento y el frío, con gran intensidad. -Por Valentín Fernández Michelini. (Fotos «Chola» Díaz).

En cancha de Talleres, que con un drenaje impecable hizo posible la normal jugabilidad de la fecha, había acción de la buena. Tras un largo camino, sólo dos equipos juegan la final. Y en la categoría B, los privilegiados eran La Colada Loca y el siempre lujoso Equipo del Tío. La primera clara del juego ocurría a los seis minutos de partido cuando Matías Alfaro desvió un tiro libre rasante de Iván Palacio y con astucia abrió el marcador para El Equipo del Tío. ¿Qué mejor para arrancar una final que un gol tempranero?. Los de Bertolotti estaban enchufadísimos y si bien no eran ese equipo que toca hasta el hartazgo, estaban más enchufados que el rival. A los diez minutos,  el tricolor tenía un interesante tiro libre en tres-cuartos de cancha. Matías Alfaro ejecutó por debajo de la barrera y arrinconó la pelota en el palo derecho de Sequeira poniendo así el 2-0. A catorce minutos de iniciado el cotejo, “El Cako” Manna (que ya se había lucido con un hermoso caño) tomó la pelota en su propio campo y a pura velocidad y talento dejó a tres hombres en el camino y con un preciso derechazo estampó el tercero para EEDT. La Colada empezó a adelantarse en el campo y a buscar al hábil centrodelantero Quintas y de a poco buscaba descontar. Galbán tuvo una clarita tras pase de Del Río pero falló en la definición y no pudo abrazarse con el gol. Quintas tuvo una inmejorable para anotar pero su derechazo fue cruzado, bajo y desviado.  La última clara del primer tiempo la tuvo Juan Pablo Gamalero pero Sequeira le achicó bien el arco y con el pecho evitó el cuarto del Equipo del Tío. Así se iban al descanso con una ventaja bastante amplia entre ambos pero no definitoria como para dar el partido por terminado.
 
En el arranque del complemento, La Colada salió con todo, dispuesto a llevarse por delante a su rival. Antes de los cinco minutos. Del Río tuvo una chance inmejorable para descontar pero sólo frente al arco remató mal y el palo salvó al Equipo del Tío. Manna para los del Tío y J. Galbán para La Colada intentaban de media distancia pero sus remates no eran lo suficientemente precisos como para generar alteraciones en el marcador. Sobre los diez minutos, Orellana ejecutó un tiro libre desde la derecha y gracias a un rebote en la barrera puso el 3-1 que ilusionaba a La Colada Loca. Los de Bonarrigo estuvieron a nada de achicar diferencias pero un cabezazo de Quintas pasó muy cerca del palo izquierdo de Rossi y no pudo convertirse en el 3-2. El 9, tendría revancha dos minutos más tarde tras aprovechar  un penal por acumulación de faltas y sin fallar puso el 3-2 a falta de doce minutos para el cierre. La final estaba tan buena que nos hacia olvidar del frío acosado en la calle Alsina. Imaginate. A los quince minutos de esta apasionante segunda etapa, en el momento que peor estaba el Equipo del Tío, apareció Juan Pablo Gamalero. El 9 recibió en tres-cuartos de cancha y con un derechazo envidiable colocó la pelota en el ángulo derecho de Sequeira que nada pudo hacer y estampó el 4-2. Baldazo de agua fría para La Colada que pese a que nunca se rindió ya veía muy reducidas sus chances de adueñarse del título. A los diecisiete minutos, Sequeira se lució ante un penal de Gamalero que desaprovechó la oportunidad de aumentar el  marcador a causa de un remate bajo y poco esquinado. Sin embargo, el 9 tendría revancha tres minutos más tarde cuando se generó un mínimo espacio en el área para rematar y poner el 5-2 que liquidaba el asunto. La Colada pudo descontar tras un estupendo remate de Ituarte pero el palo salvó a los de Claudio Bertolotti que irradiaba felicidad. En los últimos minutitos de la final, Narigón Luque se hizo dueño del balón en El Equipo del Tío que sin nada más por jugar se coronó merecidamente campeón de la categoría B de este apasionante Apertura Moncho Monzón. Quizás no fue el partido más lucido del campeón pero las finales muchas veces se disputan con más garra que fútbol y si hay algo que no le podemos reprochar al Equipo del Tío, es eso. Fútbol, juego asociado, pases, caños, disfrute del juego, compañerismo, contundencia y mentalidad ganadora. ¡Felicitaciones!
 
¿La figura de la final? Juan Gamalero. El centrodelantero apareció cuando su equipo más lo necesitaba y convirtió los dos goles finales con los que El Equipo del Tío se coronó como el  mejor equipo de la categoría B de esta Copa Cosa de Serranos.

Deja una respuesta

Top