Está aquí
Home > Copa - Cosa de Serranos > El Taladro entró por la ventana y ascendió a la «C»

El Taladro entró por la ventana y ascendió a la «C»

Fulminante aparición de un equipo que, por lo que mostró, tiene potencial para la «B».

Era tanta la demanda de equipos que para hacer el corte más prolijo, tuvimos que dejar arafue, en un principio, a aquellos combinados que no hayan cumplido del todo con los mínimos requisitos. El Taladro, si bien nos agradaba el plantel que presentaban, se había colgado con una parte de la inscripción y como otros combinados nuevos sí habían pagado en tiempo y forma, no nos quedó otra que dejarlo “stand by”. Y eso que en la nómina figuraban tipos como Leo Zubigaray y nuestro pollo Elías Daniel González. Personas, jugadores amateurs, que nos encanta que jueguen la Copa. Y sabemos por referencias que son cumplidores, pero simplemente no nos quedó otra que dejarlos en lista de espera porque, insistimos, otros equipos rindieron en la fecha estipulada. Por colgados, se perdían de entrar al torneo grande, pero mientras tanto despuntaban su vicio en otros campeonatos y con buenos resultados, por lo que íbamos chusmeando. Hasta que llegó el caso de eliminar a algún equipo del certamen y se les abrió la puertita. Y vaya si demostraron que tienen potencial, ya con ese arquerazo nomás pintaban para algo más.

Entraron por la ventana y a la “D”, pero sabían que una chance iban a tener porque todos los equipos de la última divisional iban a jugar una promo con un par de la “C”. Sí, es una decisión polémica que un plantel que esté en el último orejón del tarro tenga la chance de ascender, pero no deja de ser una oportunidad bárbara, primero para el equipo, y segundo para la organización de nivelar con mayor exactitud los distintos niveles. Y más tratándose de llaves de ida y vuelta. No hay excusas, en el global se impone el mejor. Entonces, El Taladro sabía que debía prepararse para la ocasión. Y lo hizo y eso que le tocó, por haber arrancado después, un rival de rigor. Manjatan F.C es un grupo de pibitos muy jóvenes, con recursos técnicos y formación en inferiores de distintos clubes que verdaderamente tienen potencial y nos agrada que estén en el torneo más mediático e inmenso de la ciudad. Tuvieron la mala pata de justo caer ante este grupo de amigos, más experimentados y con otro roce, quienes estaban en la “D” por una cuestión de arrancar después. Y así y todo se dio una llave amena. En el partido de ida El Taladro sacó ventaja de dos y Manjatan debía nivelar el global para quedarse en la tercera categoría. El martes, los relatamos en vivo por FM Nitro desde la cancha de Talleres.

Así formaron los de Emi Berento:

Manjatan FC:

Jona Sverljuga en la valla (atajó para 7 puntos); Ema Di Cesare (6), Emi Berento (7,50pts.) al centro y Gabi Rodríguez (6,50) cerrando la otra raya; Lucio “El Egosíta” Alegro (7) por una banda, Gustavo Casinelli (6) al centro y Somovilla (7,50) por el otro costado y, arriba, en soledad Sebas Constantino (8). Este último delantero, pese a no ser tan grandote, aguanta muy bien la pelota y tiene muy buenas nociones. De hecho, en el encuentro televisado, la rompió. Desde el banco, ingresó, pese a alguna molestia, Alex Córdoba. Y le cambió la cara al equipo siendo, para nosotros, lo mejorcito de Manjatan en la fresca noche del martes. Le ponemos 8 puntos y lo tildamos como la figura de su equipo.

Del otro lado, así pintaba

El Taladro:

Leo Zubigaray (8 puntos, fue campeón absoluto de la Copa con Pinocho en 2012); Guillermo Matos (7), Daniel Ferreyra (7) y Marcos Ferreyra (7ptos. y fana de Banfield). Es decir, con tres en el fondo. Al medio: quien resultó ser la figura de la cancha, Jona Fernández (8pts.), Juan I. Larreategui (7), y el habilidoso Marito Conti (7,50pts.) y de punta bien marcado: “El Angel del Gol” Angel Daniel (7 pts.).

Crónica:

El encuentro arrancó con una caricia al balón de Marito Conti, que ya no portará la “10” en 2014 porque se la cederá a Elías González. La pelota rebotó exactamente en el ángulo, es decir, en la unión entre el palo y el travesaño. Con ese mero gesto Conti demostró todo su genio. Luego, El Taladro se adueñó del mediocampo y pese a las arrebatadas de los jóvenes de Manjatan, mereció mejor suerte por dominio territorial. El encuentro, no obstante eso, seguía 0 a 0.

En la complementaria, ya con Alex Córdoba adentro pese a un dolor en su rodilla derecha, Manjatan se animó más y El Taladro no bajó los decibeles tampoco. Hasta que le quedó una pelota en el área al guapo de Jona Fernández y no perdonó estampando la apertura del marcador. Así las cosas, Manjatan se vio obligado a meter tres tantos y encaró más, lo bueno es que lo hizo sin perder nunca el orden en sus líneas, un mérito que le atribuimos al liderazgo y la buena visión que Emi Berento les aporta desde el fondo. El zaguero manjatense realmente tiene peso en su equipo y trabó un par de pelotas ante adversarios mucho más robutos que él dando el ejemplo. “El Angel del gol” (en honor a Chiro Prudencio) no podía anotarse en el marcador e incluso fallaba un penal. Hasta que el “9” vacunó y, tras el partido, advirtió: “No juego más con ese número, desde que lo uso que casi no convierto”. Je. Evitemoslo, entonces, maestro.

Manjatan llegaría al descuento y merecido, por cierto, gracias al penal que ejecutó Alex. Pero sobre el final del encuentro, el broche de oro para una noche ideal lo dio el ingresado Alejandro López. El “7” entró con un desparpajo muy agradable a los ojos de los chusmos que mirábamos el encuentro y metió un doble enganche así como cuando un defensor se saca a un delantero que viene embalado del camino, ¿vieron? Así, con esa naturalidad, como si fuera un trámite, el tipo metió con el borde externo de su botín derecho dos desaires pero en zona de fuego, uno a un stopper y el otro al golero. Golazo. 3-1 y cierre perfecto para El Taladro que lo dijimos en la transmisión y lo repetimos: le dará un salto de calidad a la divisional “C” porque tiene potencial para un poquito más también. Ojo, a los partidos hay que jugarlos y cada vez son más los planteles que se refuerzan con jugadores de buen pie.

Lo propio mencionar acerca de Manjatan, un equipo que tuvo la mala pata de toparse con otro de mayor experiencia y de pura casualidad. Está claro, los de Berento en cualquier otro cruce no habrían descendido ni de casualidad y, en principio, nos parece que en la “D” van a ganar partidos caminando. Pero esto es fútbol y lo bello de esto es que nunca se sabe qué puede pasar.

Gracias a ambos planteles y será hasta la festichola de fin de año en Museo Bar. El Taladro nos confirmó que tiene diosa, ¿Manjatan también tendrá?

Deja una respuesta

Top