Está aquí
Home > Anécdotas y Curiosidades > Jodeme Tandil: Se robaron una moto secuestrada de la mismísima comisaría

Jodeme Tandil: Se robaron una moto secuestrada de la mismísima comisaría

Naaa: El dueño pagó la sanción en el Juzgado de Faltas y cuando fue a buscar el ciclomotor a la Seccional Primera no estaba.

Un vecino entablará una demanda judicial contra la Municipalidad y el Ministerio de Seguridad tras el presunto hurto de su moto en la Comisaría Primera, ciclomotor que le habían secuestrado en un procedimiento de tránsito. 

Otra vez, en forma insólita, la seccional de calle Fuerte Independencia es noticia por el robo de una moto en una dependencia que debería garantizar la custodia de los bienes incautados. 

Es recordado el caso de septiembre de este año, cuando el padre de un menor que había sustraído una moto, mientras la víctima hacía la denuncia en la comisaría, se llevó el rodado en las narices de los efectivos. 

En esta otra situación, Matías Emanuel González recibió una multa en un operativo de tránsito de la Municipalidad. Hasta ahí, una circunstancia de rutina. 

La sorpresa fue grande cuando el hombre se acercó al Juzgado de Faltas para cumplir con su obligación, es decir, pagar la sanción impuesta, y recuperar su moto marca Mondial, modelo LD 110 Hm, dominio DKF 791. 

El municipio, al secuestrar el vehículo, en vez de llevar el rodado al Corralón de avenida Santamarina, lo destinó a la Comisaría Primera, donde hay una gran cantidad de motos secuestradas. 

Pero en la sede policial nadie supo explicar dónde estaba el bien en cuestión, por lo que, asesorado por la abogada María Paz Rigotti, González formuló un reclamo escrito a la Municipalidad. 

Mediante un decreto firmado por el intendente Miguel Lunghi y el secretario de Gobierno, Matías Civale, el Estado local deslindó cualquier tipo de responsabilidad y aseguró que fue el personal policial el que realizó el secuestro. 

Para la Secretaría de Legal y Técnica municipal, el depositario, es decir, la policía en este caso, "debe restituir la cosa depositada en el lugar en que se hizo el depósito", y recordó que "el depositario tiene el deber de custodia sobre el bien en cuestión, y por lo tanto es 
responsable de todo tipo de menoscabo en relación al mismo". 

Por su parte, el fiscal Gustavo Morey archivó la IPP motivada por la denuncia penal de González, al entender que "no se encontró debidamente acreditada la autoría del delito investigado". 

Bajo estos argumentos, la Municipalidad decidió desestimar el reclamo extrajudicial. 
Sin embargo, LA VOZ pudo saber que González recurrirá el año entrante al Juzgado Contencioso Administrativo de Azul, para ir contra la comuna y el Ministerio de Seguridad bonaerense, estructura gubernamental responsable de la Policía. 

Deja una respuesta

Top