Está aquí
Home > Todo y Nada > LUNGHI RIEGA EL PASTO DE SU CASA MIENTRAS PIDE UN USO RACIONAL DEL AGUA

LUNGHI RIEGA EL PASTO DE SU CASA MIENTRAS PIDE UN USO RACIONAL DEL AGUA

Una nota que nos llamó la atención del diario La Voz de Tandil. Lo develan fotos recientes del frente de su vivienda, en calle Brandsen. La semana pasada, voceros de su gestión habían llamado a la conciencia ciudadana por la escasez del recurso vital.

El intendente utiliza el sistema de riego para mantener en buen estado el césped de su casa, en calle Brandsen al 900, mientras la semana pasada, funcionarios y concejales de su partido salieron a cuestionar el derroche y pidieron conciencia ciudadana ante la ola de calor y los picos de consumo.

Así lo revelan recientes fotografías del frente del domicilio de Miguel Lunghi. Las imágenes que arribaron a la Redacción de LA VOZ fueron tomadas por vecinos del barrio La Elena, que protagonizan un reclamo público desde hace años por agua corriente en esa barriada.

"Esto es doble discurso", fustigaron los lugareños en torno a la conducta del famoso, "haz lo que yo digo y no lo que yo hago", que recaería, en este caso, sobre la figura del jefe comunal.

Mario Civalleri, secretario de Planeamiento y Obras Públicas municipal, y la concejal oficialista Mery Fuente, apelaron al compromiso ciudadano instando al uso racional del agua, sobre todo en verano, donde las piletas y el riego -apuntó el ingeniero radical- constituyen los principales factores de consumo.

Pues horas después de conocerse estos enunciados por la prensa, habitantes de La Elena dieron a conocer las fotografías que desnudan una conducta personal del intendente distante a la que profesan sus colaboradores de la gestión municipal.

"Igual que con la obra de agua para el barrio, te dicen una cosa y hacen otra. El doctor Lunghi riega en su casa, el agua cae por el paredón, corre por la vereda y se va por la cuneta", se quejaron indignados los lectores.

Civalleri incluso aseveró que, en la temporada estival, se calcula un consumo de 600 litros por habitante por día en Tandil. "Es muy alto, un 50 % más que el resto del año. Obviamente está vinculado a las actividades de riego y los natatorios", espetó el secretario, en días donde el titular del Ejecutivo abre la canilla para mantener verde su pasto.

El funcionario hasta propuso extender la colocación de medidores en toda la ciudad, porque entiende que es "inequitativo" tener a la mitad de la población pagando sus facturas según el consumo y el resto usando el recurso en forma libre. "El cuadro tarifario debe reflejar la realidad, donde el que más consume, más paga", señaló Civalleri.

“Debemos tener en cuenta que estamos hablando de un recurso natural fundamental para la vida del hombre y que se trata de un bien escaso y finito para satisfacer la creciente demanda de una población mundial en aumento”, apuntó Fuente.

En ese contexto, pidió el involucramiento de los vecinos en el cuidado del agua. “Nosotros contamos con el compromiso ciudadano, porque además del rol del Estado hay un papel indelegable e importantísimo y es el de los ciudadanos”, especificó.

Sobre el particular cabe hacer notar la plena vigencia de la Ordenanza 2652 y sus modificatorias; dicho texto establece que el lavado de veredas domiciliario se permite los días martes y sábados desde la medianoche y hasta las 10, prohibiéndose el uso de mangueras para la actividad. La misma norma prohíbe el lavado de vehículos en la vía pública.

El incumplimiento de lo normado en la Ordenanza se encuentra penado por el Código de Faltas, que también establece multas para los domicilios que vertieren el desagüe de sus piletas en la calle.

Sobre este punto, la legisladora municipal encomendó a los ciudadanos de Tandil “el compromiso con las normas que requiere toda sociedad civilizada que desee progresar, por el bien del conjunto y especialmente para cumplir el rol de transmisión de ejemplos que debemos tener los mayores con las nuevas generaciones”.

Deja una respuesta

Top