Está aquí
Home > Anécdotas y Curiosidades > HAY QUE VISITAR COLOMBIA

HAY QUE VISITAR COLOMBIA

Muchos amigos lo recomiendan.

De los tantos amigos y conocidos viajeros que tengo, todos recomiendan enfáticamente Colombia.

Dicen que ellas gustan de nuestro tono. Dicen que ellos son flor de churros. Son macanudos en general y gambeteando una zona, por ahí un poco más áspera, como puede ser Medellín, tiene lugares bellísimos como Cartagena de Indias y Santa Marta. "Todo lo que sea la costa de Colombia es recomendable", me dijo un amigo que se iría a vivir allí mañana mismo.

Pero, en general, me lo contaron varios argentinos que han viajado por allí y por toda Sudamérica, algunos en charlas informales y otros en notas. Por eso me llama tanto la atención, porque no hay ninguno que haya conocido el país cafetero que no me lo subraye como destino más que potable. Incluso amigos que han ido en pareja y ni hablar los solteros.

Recuerdo que una vez, estando en Brasil, charlé largo y tendido con un chileno, Chespi, que me decía que Colombia y Rep. Dominicana eran un lujo. Y me hacía hincapié en Colombia. El chileno, que había jugado en las inferiores de Colo Colo y nos pintó la cara en un Beach soccer (me quedé re caliente) se había recorrido todo Sudamérica y Centroamérica. Realmente tenía historias increíbles por eso yo le insistía con que me recomiende lo top de lo top que conoció. Todo eso, estando en un lugar paradisíaco do Brasil como es Arrial D´Juda.

Y el tipo me dijo: “Mirá: A mí que me gustan, en Colombia vas a encontrar las mejores drogas y las mejores perras. Pero no sé si es un lugar para que yo pueda vivir, porque estar más de 6 meses me llevaría a la perdición”.

Un conocido tandilense me dijo hace poco, “conocí una chica allá y medio que me puse de novio. Casi me quedo a vivir…”.

Y otro viajero y coterráneo me dijo una vez, “no sé por qué pero en Colombia son todas tetonas”. Y una colombiana que conocí de refilón en Tandil me dijo que se estila que la propia familia o los novios les obsequien la operación de las lolas a sus chicas a los 15 años. Guau. Demasiado apresurado, pero bue… no nos deja de agradar.

Las colombianas somos ardientes”, me confesó la chica de las fotos –a la que conocimos por un amigo en común-. Y realmente se mostró muy gauchita. Como verán en las placas, ella gana más por sensualidad que por otra cosa. Emana placer y se muestra gozosa. No es tímida e hilvana, aunque parezca mentira, grandes dosis de cultura general y pocos prejuicios sexuales. Es ideal.

Hay bastante estudiante colombiana en Buenos Aires. Y un pub-bar llamado Gabo, en honor a García Márquez, que es medio chico y hay que ir temprano. Queda en Palermo. De todos modos se recomienda conocer.

En fin, si tenés un mango y querés buena joda, date una vuelta por Colombia. A mí ya me llenaron la cabeza y tarde o temprano iré.

Deja una respuesta

HAY QUE VISITAR COLOMBIA

Muchos amigos lo recomiendan.

De los tantos amigos y conocidos viajeros que tengo, todos recomiendan enfáticamente Colombia.

Dicen que ellas gustan de nuestro tono. Dicen que ellos son flor de churros. Son macanudos en general y gambeteando una zona, por ahí un poco más áspera, como puede ser Medellín, tiene lugares bellísimos como Cartagena de Indias y Santa Marta. "Todo lo que sea la costa de Colombia es recomendable", me dijo un amigo que se iría a vivir allí mañana mismo.

Pero, en general, me lo contaron varios argentinos que han viajado por allí y por toda Sudamérica, algunos en charlas informales y otros en notas. Por eso me llama tanto la atención, porque no hay ninguno que haya conocido el país cafetero que no me lo subraye como destino más que potable. Incluso amigos que han ido en pareja y ni hablar los solteros.

Recuerdo que una vez, estando en Brasil, charlé largo y tendido con un chileno, Chespi, que me decía que Colombia y Rep. Dominicana eran un lujo. Y me hacía hincapié en Colombia. El chileno, que había jugado en las inferiores de Colo Colo y nos pintó la cara en un Beach soccer (me quedé re caliente) se había recorrido todo Sudamérica y Centroamérica. Realmente tenía historias increíbles por eso yo le insistía con que me recomiende lo top de lo top que conoció. Todo eso, estando en un lugar paradisíaco do Brasil como es Arrial D´Juda.

Y el tipo me dijo: “Mirá: A mí que me gustan, en Colombia vas a encontrar las mejores drogas y las mejores perras. Pero no sé si es un lugar para que yo pueda vivir, porque estar más de 6 meses me llevaría a la perdición”.

Un conocido tandilense me dijo hace poco, “conocí una chica allá y medio que me puse de novio. Casi me quedo a vivir…”.

Y otro viajero y coterráneo me dijo una vez, “no sé por qué pero en Colombia son todas tetonas”. Y una colombiana que conocí de refilón en Tandil me dijo que se estila que la propia familia o los novios les obsequien la operación de las lolas a sus chicas a los 15 años. Guau. Demasiado apresurado, pero bue… no nos deja de agradar.

Las colombianas somos ardientes”, me confesó la chica de las fotos –a la que conocimos por un amigo en común-. Y realmente se mostró muy gauchita. Como verán en las placas, ella gana más por sensualidad que por otra cosa. Emana placer y se muestra gozosa. No es tímida e hilvana, aunque parezca mentira, grandes dosis de cultura general y pocos prejuicios sexuales. Es ideal.

Hay bastante estudiante colombiana en Buenos Aires. Y un pub-bar llamado Gabo, en honor a García Márquez, que es medio chico y hay que ir temprano. Queda en Palermo. De todos modos se recomienda conocer.

En fin, si tenés un mango y querés buena joda, date una vuelta por Colombia. A mí ya me llenaron la cabeza y tarde o temprano iré.

Deja una respuesta

HAY QUE VISITAR COLOMBIA

Muchos amigos lo recomiendan.

De los tantos amigos y conocidos viajeros que tengo, todos recomiendan enfáticamente Colombia.

Dicen que ellas gustan de nuestro tono. Dicen que ellos son flor de churros. Son macanudos en general y gambeteando una zona, por ahí un poco más áspera, como puede ser Medellín, tiene lugares bellísimos como Cartagena de Indias y Santa Marta. "Todo lo que sea la costa de Colombia es recomendable", me dijo un amigo que se iría a vivir allí mañana mismo.

Pero, en general, me lo contaron varios argentinos que han viajado por allí y por toda Sudamérica, algunos en charlas informales y otros en notas. Por eso me llama tanto la atención, porque no hay ninguno que haya conocido el país cafetero que no me lo subraye como destino más que potable. Incluso amigos que han ido en pareja y ni hablar los solteros.

Recuerdo que una vez, estando en Brasil, charlé largo y tendido con un chileno, Chespi, que me decía que Colombia y Rep. Dominicana eran un lujo. Y me hacía hincapié en Colombia. El chileno, que había jugado en las inferiores de Colo Colo y nos pintó la cara en un Beach soccer (me quedé re caliente) se había recorrido todo Sudamérica y Centroamérica. Realmente tenía historias increíbles por eso yo le insistía con que me recomiende lo top de lo top que conoció. Todo eso, estando en un lugar paradisíaco do Brasil como es Arrial D´Juda.

Y el tipo me dijo: “Mirá: A mí que me gustan, en Colombia vas a encontrar las mejores drogas y las mejores perras. Pero no sé si es un lugar para que yo pueda vivir, porque estar más de 6 meses me llevaría a la perdición”.

Un conocido tandilense me dijo hace poco, “conocí una chica allá y medio que me puse de novio. Casi me quedo a vivir…”.

Y otro viajero y coterráneo me dijo una vez, “no sé por qué pero en Colombia son todas tetonas”. Y una colombiana que conocí de refilón en Tandil me dijo que se estila que la propia familia o los novios les obsequien la operación de las lolas a sus chicas a los 15 años. Guau. Demasiado apresurado, pero bue… no nos deja de agradar.

Las colombianas somos ardientes”, me confesó la chica de las fotos –a la que conocimos por un amigo en común-. Y realmente se mostró muy gauchita. Como verán en las placas, ella gana más por sensualidad que por otra cosa. Emana placer y se muestra gozosa. No es tímida e hilvana, aunque parezca mentira, grandes dosis de cultura general y pocos prejuicios sexuales. Es ideal.

Hay bastante estudiante colombiana en Buenos Aires. Y un pub-bar llamado Gabo, en honor a García Márquez, que es medio chico y hay que ir temprano. Queda en Palermo. De todos modos se recomienda conocer.

En fin, si tenés un mango y querés buena joda, date una vuelta por Colombia. A mí ya me llenaron la cabeza y tarde o temprano iré.

Deja una respuesta

Top