Está aquí
Home > Sex Tandil > ¡¡QUE BIEN LA PASE EN LA PIEDRA MOVEDIZA!!

¡¡QUE BIEN LA PASE EN LA PIEDRA MOVEDIZA!!

Hola, Me llamo Andrés tengo 25 años soy de Tandil.

Andrés nos escribió a contacto@sextandil.com.ar

Me gusta salir los fines de semana, le escavio de lo lindo también, generalmente salgo a Sol Disco, buen boliche y la música que me encanta, tengo varias amigas y robo bastante bien.

Un día sábado como siempre conocí a una minita, era una rubia infartante, pelo rubio largo que le llegaba hasta la cintura, me llamó la atención y me excitaba a la vez demasiado, nunca la había visto y mis amigos tampoco.

Tomé un par de copas, tomé coraje también y la encaré así como venia: “Hola hermosa, te vi pasar dos o tres veces y todavía no te pregunté el nombre…”.

Ella se ríe, me dice “chamuyero” de una y me da calce, “decime tu nombre… dale…”. “Clarita”, responde, muy recatada y tranquila, charlamos un rato ni pelota que me daba, en eso termina el boliche y le digo de ir a dar una vuelta en mi 128, a lo cual accede dudando y le dio mi celular a las amigas por desconfianza, precavida la piba.

Pensé “a esta virga no le toco un pelo”.

Nos fuimos y me dice llévame a casa, vivo por La Movediza, caliente en los dos sentidos estaba, mi pito estaba que ardía y la minita que la lleve a su casa….

En un momento me dice “pará el auto, vamos a subir a la piedra”. Le respondí: “Tas loca, toy re chupado”. Lo único que faltaba era que encima le haga de amiguito, puteaba por dentro mal.

Insistió tanto que bajamos del auto y subimos hacia la piedra, llegamos arriba del todo, y yo no daba más. Hasta que de golpe, me sorprendió mal. "Qué lindo lugar, que linda la piedra y….. qué linda pija que tenés, madre mía…”.

La manoteo con clase, qué mierda, y se llenó el buche mal.

Me arrancó la camisa y me dice háceme la cola ya!!!!!! Ni la dudé, le puse sus manitos contra la piedra y le di masa como un campeón, le acabé toda la cola. ¡Qué hermosura, por favor! Me di vuelta, miré la ciudad, hay una vista espectacular, me di vuelta y ¡no estaba más! Se había ido a la mierda la degenerada y yo la vi que bajaba por las escalinatas. “¡Qué ojeteee también, ehhh”.

Es el día de hoy que nunca más la vi, ni mis amigos, ¡¡¡nadie!!!!.

Pero bue, qué lindo la pasé, nunca me voy a olvidar de eso…

Clarita, flor de uta…

Deja una respuesta

Top