Está aquí
Home > Deportes > YO TAMBIEN «LA TENGO ADENTRO»

YO TAMBIEN «LA TENGO ADENTRO»

(11 comentarios). Sensaciones, pensamientos en voz alta tras la biaba alemana.

Me da la sensación de que perdimos a la Argentina… cuando trastabillás, te derrumbás mal, caés a fondo.

Alemania ú Holanda se quedarán con el Mundial, en ese orden de preferencia. Los germanos hoy fueron maquinitas físicas. Nos comieron crudos en el medio, de aranque.

Alemania pareció entrar mucho más convencida de a qué jugar. Y con una Argentina tratándose de adaptar a eso, demasiado tarde, por cierto.

Paradójicamente lo que en lo personal le festejé a Diego, el sistema ofensivo y sobre todo en comparación a las Eliminatorias, hoy nos jugó muy en contra. Para explotar a tres tipos arriba, hay que tener muy aceitado el resto y por ahí nos convencimos de que veníamos bien porque no nos tocó anteriormente un rival pesado que nos hiciera estragos por las bandas y el mediocampo.

Bastian Schweinsteiger es una de las figuras del mundial. Un relojito, portento físico, sapiencia y hasta habilidad como lo demostró en el cuarto gol. Yo, con orgullo, prefiero perder así y no ser tan frío. Los germanos, calculo, nunca perderían un encuentro por esa diferencia en esta instancia. Son más regulares, “menos humanos”. Son sensaciones que tengo. Como maquinitas, con un despliegue admirable y con la codicia de demoler siempre al rival. Ojo, está claro que saben jugar, tienen grandes talentos pero estoy diciendo que a eso, le agregan tooodo lo otro.

En el segundo tiempo me sorprendió cuando el encuentro se dio para el cachetazo, de ida y vuelta. Y pensaba, si los alemanes nos permiten esto, es porque les conviene. No jugamos a la argentina, ahí había que domar la bola, hacerla correr y presionar sin desesperar, si se tiene que volver para atrás y recomenzar, hacer eso. En los minutos iniciales de la complementaria lo hicimos, pero luego y en el apuro por empatar, el golpe a golpe nos pareció una buena oportunidad. No se dio el gol y se les abrió el arco a ellos.

Para mí habría que haberlo sacado antes a Nico Otamendi. Y sí, es fácil decirlo tan sencillamente desde afuera. Esas son las cosas que admiro de Bielsa, si te ve mal, no le importa el mal llamado “quemarte” porque muchas veces después se termina pagando caro. Es calculador en ese sentido, alguna vez sacó a Guly a mediados de un primer tiempo y Diego juega mucho más con el corazón. Se me viene una frase del propio Bielsa: “Por eso Bochini es Bochini y yo, Bielsa”. A lo que voy: por eso Bielsa es un excelente técnico y Diego fue el más grande animal futbolero que se haya visto jamás.

Quiero ratificar mi agradecimiento a la puesta técnica del Diez, deseo que ahora sí siga porque a mí me “mejoró” su versión respecto de las Eliminatorias, que fueron un fiasco táctico. Con él habrá quilombo siempre, pero en la cita máxima se mostró bastante más maduro en ese sentido. Si se refuerza un poco mejor desde lo estratégico será un gran técnico de una selección. No lo veo trabajando tan a diario en un equipo. Pero, insisto, son interpretaciones muy personales que tengo sobre él. A ver… desde el punto de vista del cambio de su apuesta en el Mundial, yo también la tengo adentro, bajo la justificación maradoniana que dicta que en las Eliminatorias “no tenía tiempo de trabajar con los muchachos” y en Sudáfrica ya sí mejoró su versión. Pero la realidad es que en la clasificación y desde lo táctico eran altamente criticables sus posturas. Me parece que él fue el que cambió, y para bien. Igualmente, moría por ver el cruce con Toti Pasman en conferencia y Diego se molestó porque le hizo dos preguntas. Me soplaron que desde la cúpula de mando de América le dijeron al zapallo de Pasman: “Explotá tu antipatía para con Diego y los jugadores en el Mundial, aún en las buenas de la selección porque eso vende y todos van a querer ver lo que digas o preguntes vos”. ¿Será cierto? Puede serlo tranquilamente…

De todos modos, vuelvo al funcionamiento del equipo. Yo creo que en el afán por seguir queriendo ser ofensivos, Diego clavó dos centrales a los laterales y con eso no alcanza. A muchos nos hizo ruido eso. Argentina no está seca de laterales, tenemos buen pie. Y hoy se da que cuando tenés que presionar, Heinze y Otamendi no te suman arriba. Para colmo en defensa lateralizada, más que nada el Gringo, no son una garantía y mucho menos lo fueron hoy. Entonces, quedás tecleando. Es el único "planteo" que podría hacerle al planteo de Diego, valga la redundancia y con el diario del lunes.

No creo, espero, que salgan a criticar a Messi ahora. Me causa rechazo escuchar a Miembra decir: “Dásela a Messi, papá”. Lo grita como si fuera una verdad, se intenta poner al público de su lado pero la realidad es que La Pulga puede y debe lastimar más arriba. Cuando estuve en Asunción, en el partido que Paraguay le ganó a nuestra selección me impresionó ver como el crack rosarino se desentendía del juego aún perdiendo. Hoy se lo ve mucho más comprometido y rescató mil veces eso, por más que siempre tengamos esa sensación de que sus compañeros no lo entienden y Xavi e Iniesta, sí. Para mí hizo un gran mundial y cada vez que la toca demuestra que puede dañar. Está claro que es una picardía tenerlo en un equipo y no aprovecharlo al mango, pero bue… son destinos también.

Más allá de todo, la eliminación y el dolor, quiero decirles que lo que más me duele es que Klose tenga 14 goles en mundiales y esté a un pasito de superar al Chancho Ronaldo (junto con Rafa, mis dos grandes ídolos deportivos de los últimos tiempos a la actualidad). Pero, bueno… es nacer -o nacionalizarte en este caso- en Alemania también, una selección que en mundiales tiene una mística y una regularidad que si jugás donde juega Klose, sin ser un astro, vas a tener grandes chances de siempre estar ahí y por ende meterla y meterla. Incluso, antes de Ronaldo el máximo goleador en la historia de los mundiales era el petiso Gerd Müller, otro germano sin grandes dotes técnicos. Desde ya que ni Muller ni Klose le atan los cordones al Gordo, creo que en lo único en lo que se puede imponer –desde lo técnico- Miroslav es en el juego aéreo.

Y lo otro que me queda por comentar, para ponderar a Leo, es su deslumbrante capacidad de gambetear. ¿Ustedes tienen idea lo que es “sacarse un hombre de encima” en un partido de fútbol cualquiera? Bueno, a eso póngale la sublime preparación física con la que cualquier futbolista profesional ya de por sí cuenta. Ahora, agréguenle la rigidez y obsesión con la que van a seguir en un partido mundialista a un jugador así. Y empiecen a descartar, por eso Di María no pudo gambetear hoy en el mano a mano, por eso Carlitos (lo amo) se lleva todo por delante a pura guapeza pero se quedó sólo en eso, también por eso Maxi Rodríguez no es aquel que uno veía gambetear y gambetear en sus inicios leprosos. No sé si es la acumulación de “obligaciones” a lo largo de la carrera de un futbolista, en su paso por Europa, lo que los va condicionando o el paso del tiempo lo que les hace perder cierta picardía y frescura pero yo lo veo a Messi y siempre apuesta a derribar conitos. Y eso es muy lindo.

Deja una respuesta

Top