Está aquí
Home > Todo y Nada > AGUANTE LA ESCUELA NUMERO 29 (RURAL)

AGUANTE LA ESCUELA NUMERO 29 (RURAL)

Una escuela rural recibirá un premio de 9 mil pesos por un certamen de proyectos educativos. ¿Qué tal?

Fue distinguida con otros tres establecimientos del país, por una iniciativa que apunta a fomentar la lectoescritura. La directora de la institución revalorizó la calidad de la educación rural.

La Escuela 29 de Desvío Aguirre recibirá un premio de 9 mil pesos, tras ser distinguida en un certamen a nivel nacional por la Fundación Telefónica.

La propuesta galardonada remite a las actividades de lectoescritura que llevó a cabo la institución para favorecer el aprendizaje de los alumnos.

La directora del establecimiento, Laura Muñoz, contó que conoció el concurso a través de Guillermo Braile (voluntario de la Fundación Telefónica en Tandil) y decidió intervenir con un proyecto sobre lo que venían trabajando en la escuela.

“Se trabajaron tipos textuales y estilos de escritura, donde hubo también una integración con jardín de infantes. Se manejaron fotos y descripciones de fotos de lugares y, para mejorar las producciones, los chicos buscaron información de internet sobre cada temática”, señaló la docente a este Diario.

Sin embargo, más allá del reconocimiento a una tarea, Muñoz consideró que el proyecto contiene un aspecto a su criterio fundamental: “A mí me interesa revalorizar el trabajo en las escuelas rurales, porque están bastante desprestigiadas. La gente piensa que los chicos concurren porque no les queda otra y están cerca de su lugar de residencia, y que no se aprende lo mismo que en la ciudad. Pero en el campo se puede trabajar con la misma calidad, y pueden lograrse cosas buenas. Se puede lograr un muy buen nivel educativo”.

La tarea se realizó en plurigrado, lo que implica que todos los alumnos, de 1ero. a 6to., compartieron el aula.

Para acompañar la labor con los estudiantes, desde la escuela también impulsaron una iniciativa con el fin de fomentar la lectura entre los padres, que se basó talleres de lectura y escritura, que los integraron; el armado de una pequeña biblioteca; y la organización de un sistema para recolectar diarios y hacerlos circular entre las familias.

Cabe destacar que la Escuela 29 ya tenía como antecedente un trabajo que narró la historia del paraje, con el que ganó el primer premio en un certamen organizado por el Museo del Fuerte.

Crecer

Muñoz explicó que el proyecto se basa en que las escuelas rurales trabajan con “chicos que quizás tienen un lenguaje bastante acotado. Al lenguaje uno lo utiliza en sus prácticas cotidianas. Y para la vida en el campo, no es muy abstracto o complejo: es concreto y tampoco se habla demasiado”.

Ahora, con el premio, “la idea es armar una biblioteca, comprar un equipo de música, porque cada vez que tenemos un acto se lo pedimos a vecinos; un reproductor de DVD; y DVD’s educativos”, dijo la docente, elementos que ayudarán al objetivo de continuar mejorando el nivel educativo.

La Fundación Telefónica en Argentina se creó en 1999. Braile participa desde fines del año pasado, y éste es el segundo premio que recibe Tandil: otro establecimiento rural fue beneficiado con artículos escolares al comienzo de este ciclo lectivo.

El voluntario consideró que “está bueno que se enteren las autoridades de las escuelas y puedan sumar proyectos a la fundación”.

En el mes de mayo, junto con la Escuela 29 de Desvío Aguirre, fueron premiadas otras tres instituciones del país.

Deja una respuesta

Top