Está aquí
Home > Todo y Nada > Los bicivoladores serranos

Los bicivoladores serranos

Tras 17 meses de pedalear, Iñaki Rossi y Manuel Fernández Rosso llegaron a Sudáfrica, tras recorrer 20 mil kilómetros en bicicleta y atravesar 24 países.

El 14 de julio próximo desembarcarán en Ezeiza y al día siguiente arribarán a Tandil. Estos primos ya no serán los mismos, estarán marcados por las experiencias que recolectaron en una travesía única y están dispuestos a compartir todos los detalles.

“Estamos muy felices, nos faltan solo 200 kilómetros para terminar este sueño y no lo vamos a hacer solos… ¡Recontra felices!”, postearon en su Facebook “Dibujando a pedal”, el viernes pasado. Ayer, sus amigos confirmaron que el sábado 15 de julio estarán de vuelta en la ciudad y ya planifican una gran bienvenida.

Estos primos, que nacieron en Tandil, siempre soñaron con hacer el viaje de sus vidas. Un día renunciaron a sus trabajos, compraron un boleto de avión y partieron a Europa para hacer realidad su proyecto.

En su perfil “Dibujando a pedal”, documentaron con fotos e historias la extensa travesía. “Queremos ver el mundo despacio, con nuestros propios ojos y a fuerza de nuestras piernas… Por eso vamos en bicicleta”, explicaron.

Desde el inicio, el objetivo fue salir de Bélgica y llegar a Sudáfrica. Afortunadamente, lo cumplieron durante el fin de semana y ahora ya preparan su regreso a la Argentina. Además, se convirtieron en los terceros argentinos en completar este viaje y en los más jóvenes en lograrlo.

Los viajeros ya piensan en algunas iniciativas que quieren concretar en la ciudad para darle aún más sentido a su aventura. Por ejemplo, están interesados en ofrecer una charla abierta y gratuita, con fotos y videos, para contar cómo sintieron el viaje, las experiencias y las dificultades que atravesaron al viajar en bici por Africa, una de las zonas más pobres y olvidadas del mundo.

Además, aprovecharon el travesía para crear puentes entre niños de Sudáfrica y Tandil, que tendrán la oportunidad de comunicarse por carta. La idea es ofrecer los contactos a profesoras de inglés que tengan ganas de guiar la comunicación, que servirá desde lo pedagógico pero también para crear lazos y conocer más sobre otra cultura.

Por ese motivo, después de trabajar una mañana con tres grados en el colegio Hunert de Mariental, Iñaki y Manuel recolectaron las misivas. “Llevamos en nuestras alforjas 120 cartas de chicos de entre 7 a 10 años que, si todo sale bien, serán respondidas por chicos de nuestra ciudad. ¿Alguna maestra de inglés de Tandil que le copa el proyecto y quiera trabajarlo con sus alumnos?”, preguntaron a través del Facebook.

La experiencia está a punto de terminar. Sin embargo, se abre un nuevo camino para estos dos jóvenes que un día decidieron dejarlo todo y salieron a pedalear por un mundo desconocido.

Deja un comentario

Top