Está aquí
Home > Deportes > Chuky le tenía fe

Chuky le tenía fe

Diego Junauqueira admitió que esperaba un triunfo de su pupilo Federico Delbonis en el cierre de la Davis, pero nunca con tanta comodidad

El domingo pasado en Zagreb, el tenis argentino cumplió el sueño de levantar por primera vez la Copa Davis.

La jornada decisiva del triunfo sobre los croatas tuvo al tandilense Juan Martín Del Potro y al azuleño Federico Delbonis como héroes, encargados de escribir una página indeleble en la historia del deporte nacional.

Con menor protagonismo, pero también con incidencia, se vio involucrado Diego Junqueira. El ex jugador tandilense, quien llegó a ser número 68 del ranking mundial, comparte con el olavarriense Gustavo Tavernini el puesto de coach de Delbonis.

A días de la conquista, Junqueira dialogó con El Eco de Tandil, transmitiendo sus sensaciones y contando pormenores sobre su pupilo azuleño:

-¿Hasta qué punto te sentís partícipe de este logro?

-Por ser argentino y “del palo” del tenis. Dio la casualidad que toda esta temporada estuve acompañando a “Fede”, me sumé al grupo en el que desde hace muchos años está Gustavo (Tavernini). Entre todos contribuimos en la puesta a punto de “Fede”, fue sorprendente lo que hizo. Eso demuestra el nivel que tiene, pero el jugador es quien entra a la cancha y se lleva todo el mérito.

-Aparte de la notable influencia de Del Potro, también Mónaco tuvo participación, jugando la serie ante Italia.

-Sí, siempre con alguno de ellos, o con ambos, Tandil ha estado representada en la Copa Davis. En mi caso, es un torneo que me toca muy de cerca, más allá de que nunca pude estar como jugador.

-Fue sorprendente la victoria de Delbonis ante Karlovic, sobre todo que fuera en sets corridos. ¿La sorpresa también fue tuya?

-Lo que me sorprendió fue la forma en que ganó, pero nunca dudé de que podía hacerlo, tranquilamente podía darse. De hecho hace poco se habían enfrentado por el circuito y el partido fue muy parejo, los tres sets se cerraron en tie break y “Fede” terminó perdiendo pero tuvo dos match points. Karlovic es un jugador muy molesto, el mejor sacador del circuito, generalmente algún tie break tenés que jugar para ganarle, y con “Fede” no llegó ni a ello. Es difícil enfrentar a Karlovic porque te corta el ritmo, no hay peloteos largos, y te pasa que en algunos games en los que saca no te deja ni tocar la pelota. Imaginé que jugarían un partido saque a saque, definiendo cerca del tie break cada set.

-¿Supiste en todo momento que en el quinto punto jugaría Delbonis?

-Me enteré el sábado a la noche cuando el equipo se reunió y se lo comunicaron a “Fede”.

-¿Te pareció lo más lógico?

-No puedo decírtelo, porque el que ve el día a día de los jugadores es el capitán. En Glasgow, Orsanic optó por Pella el viernes para el segundo punto y por Mayer para cerrar la serie. Ambos lo hicieron muy bien, como también “Fede” había demostrado ante Italia y Brasil que puede rendir muy bien. Cualquiera podía jugar, supongo que el capitán vio un poco mejor adaptado a “Fede”.

-¿Pensaste que Delbonis lo daba vuelta contra Cilic?

-Estar dos sets abajo contra Cilic no es fácil y sorprendió que “Fede” pudiera forzar un quinto, estuvo a nada de ganarlo. Cambió la actitud para el tercer y cuarto set, comenzó a pegarle más a la pelota. Fue similar contra Juan Martín, Cilic empezó con energía, imponiendo su juego. En ambos partidos, se dio vuelta la historia en el tercer set. Cilic empezó a cansarse y a bajar la efectividad de su primer saque, se jugaron puntos más largos. En el partido con “Fede”, hubo un quiebre que Cilic logró apenas comenzado el quinto set y ahí “le tiró la camiseta”. Si “Fede” lo llevaba game a game, quizá lo podría haber ganado.

-¿Percibiste en torno al equipo algo distinto este año, respecto a otros, que invitara a ilusionarse con ganar de una vez la Copa Davis?

-Es que no lo he vivido tan de cerca otros años, salvo en 2014, cuando fui a un par de series siendo el entrenador de “Pico” Mónaco. Lo que percibí este año fue un grupo muy compacto, con mucha energía y buena onda. Eso es clave a la hora de buscar algo todos juntos. Vi un equipo muy armado, con todos sus integrantes respetándose y llevándose bien. Todos quieren jugar, pero al que le tocaba quedar afuera lo tomaba de la mejor manera y tiraba para adelante.

-Suele hacerse hincapié en las diferencias entre jugar para el país y hacerlo en el circuito. ¿Cómo es Delbonis respecto a ello?

-“Fede” siempre ha rendido muy bien en la Copa Davis, ganó partidos importantes y ha sabido manejar presiones muy grandes. Fue impresionante cómo afrontó el quinto punto ante Croacia, un partido para que Argentina gane la Copa Davis por primera vez. El rinde muchísimo en este torneo, siempre saca lo mejor de sí. En cuanto al circuito, la temporada es muy larga y es normal tener altibajos. “Fede” hizo un muy buen año, estuvo un tiempo alrededor del puesto 30 del ranking y terminó en el 41, el mejor cierre de su carrera.

-¿También a Del Potro lo ves como un jugador “copero”?

-Sí, ha logrado grandes triunfos. Este año sacó adelante sus tres partidos de single. No me sorprende que tenga este nivel, sino que lo haya alcanzado tan pronto después de sus lesiones. Creo que ni él esperaba jugar tan bien y haber disputado y ganado tantos partidos.

-Pella reconoció que en su calendario priorizó la Davis, siendo indistinta para él su posición en el ranking. ¿Delbonis planteó algo similar?

-“Fede” trató de ir por los dos frentes. Con el diario del lunes, obviamente uno resigna lo que sea por ganar la Davis, pero dejar de lado el circuito no te garantiza nada. Trató de darle importancia a su carrera personal, pero siempre estuvo disponible para la Copa.

-¿Te quedaste con las ganas de estar en Zagreb o se impone la saturación por tanto viaje?

-Uno siempre quiere estar, esto es algo histórico. Pero yo he viajado mucho todo el año, tengo mi familia y mi casa acá, y a veces dan ganas de quedarse. No quiere decir que deje de lado lo otro, pero esta vez “Fede” fue acompañado de su otro entrenador. El representó al equipo de trabajo nuestro, como yo lo hice en Glasgow.

-¿Cómo repercutirá semejante logro en la carrera de Delbonis?

-Creo que lo canalizará bien. Es un logro que veníamos ansiando hace muchísimos años y ser protagonista debería permitirle relajarse. Tiene que capitalizarlo de la mejor manera, jugó un tenis de altísimo nivel, en una situación extrema y ante rivales de gran jerarquía.

-¿Cómo dividen el trabajo con Gustavo Tavernini?

-En esta época del año, con la pretemporada, trabajaremos en Azul todos juntos. Después, nos dividimos los viajes. Aunque a un par de giras vamos los tres.

-¿Cómo abordarán la gira oceánica de enero?

-Voy a viajar yo. Arrancaremos en Sydney y después, el Abierto de Australia.

-¿Te seduce la idea de ser capitán del equipo de Copa Davis?

-Recién estoy empezando mi carrera de entrenador y nunca me puse a pensar en llegar a eso. Supongo que será muy lindo ayudar desde ese lugar. Tengo que seguir aprendiendo y transitando el camino.

Deja un comentario

Top