Está aquí
Home > Todo y Nada > Tandil también gritó “Ni Una Menos”

Tandil también gritó “Ni Una Menos”

Unas 3000 personas se congregaron para sumarse a la campaña nacional contra la violencia de género.

Por segundo año consecutivo, el 3 de junio volvió a ser el día simbólico para juntarse y luchar contra la violencia de género. A un año exacto de la primera marcha #NiUnaMenos, se realizó esta segunda edición en varios puntos del país y Tandil se volvió a sumar de manera masiva.

Casi tres mil personas se sumaron a la causa en esta oportunidad, un número bastante más bajo que en 2015, pero que no deja de ser una multitud para una ciudad como la nuestra.

La concentración fue en la glorieta de Plaza Independencia, donde luego de algunos números artísticos, a las 18 en punto comenzó a la marcha. Se tomó Rodríguez, luego Pinto, Yrigoyen (haciendo una parada en el Juzgado de Familia), Av. España, Rodríguez y Belgrano para detenerse tanto en la Iglesia del Santísimo Sacramento y la Municipalidad. Luego, se volvió a la plaza para reunirse una vez más en el punto de partida.

“¡Ni una Menos!, ¡Vivas nos queremos!”, fue uno de los cánticos que más resonó durante la caravana, con un mensaje tan simple como contundente. Por supuesto, el grito más fuerte tiene que ver con “¡Basta de Femicidios!”, pero #NiUnaMenos es mucho más amplio, abarcando la lucha en contra de cualquier tipo de violencia machista. A su vez, se continúa con el reclamo por la implementación de distintas leyes, puntos que quedaron clarísimos en el extenso documento leyeron distintas referentes de la causa (VER MÁS ABAJO).

Erica Lanzini, del Foro por la Promoción y Protección integral de los Derechos de las Mujeres, expresó a ElDiariodeTandil que “las compañeras tenían mucha expectativa, yo estaba muy dudosa de si iba a haber buena convocatoria, pero efectivamente tenían razón. Mucho más compromiso, una convocatoria muy sincera de todos los que estuvieron. Además, hubo acompañamiento de partidos políticos y agrupaciones, que son quienes tienen las responsabilidades de hacer posible el cambio. Haber venido con las banderas, haber ocupado la calle y la plaza nuevamente para acompañar esta movida desde el compromiso, ha sido un gran crecimiento desde el Ni Una Menos anterior a este”.

Sobre la diferencia en cantidad de gente con respecto a la anterior marcha, donde se estima que hubo entre ocho y diez mil personas, dijo que “el año pasado se instaló casi como un cliché, había que venir a Ni Una Menos. Pudimos ver en muchísimos canales de televisión, personajes que hacen cosas terribles a favor de la violencia y contra la igualdad de género que hoy por suerte no están en la marcha. Eso hace que la marcha tenga un sentido real. Además, en la marcha de 2015 se intentó unificar aquellas situaciones de conflicto propias de un año electoral, situaciones de mucha tensión social, y este año hay un reclamo más puro”.

Viendo al futuro, mencionó que “tiene que haber respuestas y además va a haber una gran lucha y una gran resistencia porque hay muchos derechos que tenemos reconocidos legalmente, que venimos dando la pelea para que se transformen en política pública. Hoy hay una reacción conservadora a un montón de cuestiones y las mujeres, niños y niñas somos los que quedamos siempre en mayor vulnerabilidad. Creo que hay un petitorio con pedidos concretos, uno nacional y otro local, y vamos a reforzar el trabajo para encontrar las repuestas de los responsables. El Estado es responsable, es la consigna, traspasamos las barreras sociales para decirle al Estado que hay que hacerse cargo de lo que está pasando”.

EL PETITORIO:

NI UNA MENOS. VIVAS NOS QUEREMOS. EL ESTADO ES RESPONSABLE

Como hace un año atrás, miles de ciudadanos y ciudadanas volvemos a encontrarnos en las calles, en todo el país, para alojar la voz de las víctimas de la violencia femicida, para que esas voces no queden inertes y para dar impulso a un diálogo que visibilice las condiciones de vida (y muerte) de las mujeres. Pero sobre todo para reclamar justicia y una vida plena.

En 2015, hubo 286 femicidios en Argentina. En lo que va de 2016 ya son 66.

Basta de femicidios!!!!

Este grito colectivo devela no sólo la violencia extrema hacia las mujeres asesinadas, sino también las violencias cotidianas.

Sabemos que la violencia machista, reproducida por un sistema heteropatriarcal, también mata lentamente en los espacios de nuestras cotidianeidades; cuando coarta libertades, participación política y social, cuando reduce la chance de inventar otros mundos, otras comunidades, otros vínculos:

Cuando nos dice cómo vestirnos y cómo actuar, mata nuestra libertad.

Cuando nos insulta o nos juzga por el modo en que disfrutamos nuestros cuerpos, mata nuestro derecho a poner en acto su inmensa potencia.

Cuando nos niega la palabra en el espacio público, la silencia o la minimiza; cuando los medios masivos de comunicación sólo nos retratan señalando un deber ser, en falta, o como víctimas; mata nuestro derecho a cambiar el mundo.

Cuando nos impone las tareas domésticas y de cuidado como si fueran un deber exclusivo y natural, olvida que es un trabajo, y mata el libre uso de nuestro tiempo.

Cuando nos niega el mismo salario por la misma tarea, mata nuestra autonomía.

Cuando avasalla o abusa de nuestros cuerpos, mata nuestra integridad.

Cuando pretende controlar nuestra capacidad reproductiva, mata nuestro derecho a elegir.

Decir Ni Una Menos no fue, ¡no es!, un ruego ni un pedido. Es plantarse de cara a lo que no queremos: ni una víctima más, y decir que nos queremos vivas, íntegras, autónomas, soberanas. Dueñas de nuestros cuerpos y nuestras trayectorias vitales.

Decir Ni Una Menos fue y es tejer una trama de resistencia y solidaridad; contra los guiones patriarcales que prescriben rivalidad entre mujeres y rechazo a las personas trans.

*Volvemos a gritar Ni una menos, por la Ley de cupo de trabajo para personas transgenerx.

Contra la trata, muchos representantes de los sectores políticos, judiciales, policiales y mediáticos se hacen los sordos, los mudos, los ciegos.

*Volvemos a gritar Ni una menos contra la Trata de personas.

Un aparato judicial misógino, injusto y arbitrario sigue cosechando víctimas entre las víctimas.

*Volvemos a Gritar Ni una menos porque no hay perspectiva de género en la composición de la Justicia ni en muchos de sus fallos.

*Volvemos a Gritar Ni una menos porque las mujeres van presas por abortos. Una joven presa en Tucumán, Belén, condenada a ocho años de prisión por homicidio, cuando tuvo un aborto espontáneo, nos obliga a gritar con más fuerza la consigna

* “Sin Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito para no morir, no hay Ni Una Menos” . Libertad para Belén..!!!

Como hemos venido haciendo desde los movimientos de mujeres, decimos también

*Ni Una Menos frente a toda avanzada de reacción conservadora más allá del signo político del gobierno.

Destacamos que las políticas públicas en relación a los derechos de las mujeres están siendo debilitadas:

*Los observatorios que se habían puesto en práctica dejaron de existir y programas que ya existían como el de Salud Sexual y Reproductiva empezaron a ser desmantelados y/o abandonados.

*Las y los trabajadores que se ocupan de la atención de la violencia machista están precarizados y, como todxs, amenazados de perder sus trabajos.

*La ley de patrocinio gratuito no ha sido reglamentada y desde el Ministerio de Justicia ya se alertó sobre la falta de presupuesto para ponerla en práctica en una escandalosa vuelta atrás de un derecho básico para poder acceder a la Justicia.

*Los contenidos de la ley de Educación Sexual Integral, ley fundamental por la que pedimos el 3 de junio pasado para prevenir la violencia machista, se están tergiversando para conformar a los sectores más retrógrados.

*Volvemos a gritar Ni una menos porque aún no se anuncia la puesta en marcha del Plan Nacional de Acción para prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres.

*Volvemos a gritar Ni una menos por las mujeres presas que, en su mayoría, han sido víctimas de violencia en el hogar, por su pareja o algún familiar, o víctimas de violencia sexual, antes de ser encarceladas.

Por una Justicia que juzgue a los autores que cometen hechos de violencia contra las mujeres y un Estado que realice esfuerzos reales para hacer frente a las necesidades económicas de las personas reduciendo sus incentivos a cometer delitos.

Porque cuantas más mujeres son encarceladas, un mayor número de niñxs sufren. El interés superior del/la niñx debe ser considerado al momento de imponer condenas a sus madres y siempre deben preferirse alternativas al encarcelamiento.

El disciplinamiento de la protesta social y el encarcelamiento de dirigentes sociales y políticos hablan claramente de una revancha misógina y racista que nos golpea a todas. A todxs.

*Volvemos a gritar Ni una menos por la libertad de Milagro Sala y contra el golpe de Estado a Dilma Rousseff.

Lo personal es político: El ajuste y la inflación golpean directamente sobre nuestra capacidad de decir Basta. Cuando la pobreza aumenta, las primeras perjudicadas somos las mujeres. Cuando el conflicto social se mete dentro de las casas, las más perjudicadas somos las mujeres. El ajuste, el tarifazo, los despidos masivos, el fin de la moratoria previsional para las amas de casa que dedican sus vida al cuidado de los otros, el escandaloso achique del Estado, golpean sobre todo a las mujeres, recortan nuestra autonomía, nos dejan más inermes frente a la violencia.

En este contexto las mujeres de Tandil reclamamos y exigimos a las autoridades municipales:

– La implementación de la LEY 14738 – Programa Provincial que garantiza las políticas orientadas a la promoción, y desarrollo de la Salud Reproductiva y la Procreación Responsable y Consejerías para la reducción de riesgos y daños en situaciones de embarazos no planificados, en el Sistema Integrado de Salud.

– La garantía de realización de Interrupción Legal del Embarazo en los Hospitales Públicos y la designación de médicos/as no objetores de conciencia

– La atención permanente de una médica legista en la Comisaría de la Mujer y la Familia.

– La implementación de una línea de atención telefónica para las víctimas de violencia de género, atendida por personal capacitado.

– La institución del Defensor/a del Pueblo.

– La Creación de la comisión de género en el ámbito del HCD de Tandil.

-La creación de una Secretaría de las Mujeres, con presupuesto.

-Reforzar el equipo interdisciplinario de la Casa de Abrigo “Marta Pelloni” y las políticas públicas de asistencia y contención tanto en la permanencia como en el egreso de la misma.

– La conformación de la Mesa Local, conforme a la Ley Provincial 12569

– Implementación de Patrocinio Jurídico Gratuito para víctimas de violencia de género, que fuera anunciado por el intendente

– Finalmente le recordamos al doctor Lunghi que estamos aguardando se concrete la reunión que le solicitáramos en el mes de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Quienes nos manifestamos en Ni una menos estamos convencidas de que la lucha es por derribar las creencias y prácticas sociales que sustentan la violencia machista y la complicidad del Estado y la justicia.

Venimos a decir que con ajuste no hay Ni una menos y que la pobreza es violencia.

Venimos a gritar:

Ni una menos por femicidio

Ni una menos por trata

Ni una menos por aborto

Ni una menos por persecución judicial

Ni una menos por despido

Ni una menos por homo, lesbo y trans odio

A la violencia machista y a quienes la perpetran les decimos: Ni Una Menos, contra nuestros cuerpos Nunca Más. Por eso, más que nunca, ¡Vivas nos queremos!

NI una menos. Vivas nos queremos. El Estado es responsable.

Adhieren: Adunce, Agrupación Tandil Se Planta, Área de DDHH de la Unicen, Asociación Civil Docentes de Tandil por la Promoción Cultural y la Solidaridad, Biblioteca Popular de las Mujeres, CTA, Centro Cultural y Radio “La Compañía”, Centro de día Mailén, Colectiva Berta Cáceres, Colectiva Mala Junta del Movimiento Popular Patria Grande, Foro de la Niñez de Tandil, Foro por la promoción y protección integral de los derechos de las mujeres, Frente de Mujeres Evita, La Cámpora, Frente Univeristario Popular de la facultad de Ciencias Humanas, Grupo de estudios CISOC de la Facultad de Ciencias Humanas, , Movimiento Participación Estudiantil -Víctor Jara, AMU, Arveja Esperanza-, Juventud Radical, Juventud CTA Tandil, La Célula Pulsión Cultural, La Garganta Poderosa Tandil, Memoria por la vida en democracia Tandil, Mesa contra la trata, Mujeres de Nuevo Encuentro, Nuevo Encuentro, Organización Cultural La Movida, Periodistas de Argentina en Red, Programa Universidad en la cárcel de la UNICEN, SUTEBA, Trabajadores Patronato de Liberados ATE Verde y Blanca Tandil.

También agradecemos la adhesión por unanimidad del HCD a la Movilización.

Deja un comentario

Top