Está aquí
Home > Todo y Nada > Lo del pibe y los mayas era puro humo

Lo del pibe y los mayas era puro humo

Días atrás, un joven canadiense de 15 años apareció en todos lados por haber descubierto una ciudad maya. Ahora los científicos salen a aclarar que se trata más de una movida mediática que otra cosa.

Los científicos desmienten el hallazgo de ciudades mayas por un adolescente canadiense. William Gadoury, oriundo de Quebec. Fue noticia mundial cuando se informó que había encontrado nuevas ciudades mayas con su método de constelaciones.

"Según el diario inglés, The Independent, su descubrimiento se dio a través de las estrellas. Tras un estudio, descubrió que había una ciudad maya perdida según una constelación. Luego, con la ayuda de imágenes satelitales de la Agencia Espacial Canadiense y Google Earth, ¡la encontró!", publicamos en Diario Registrado replicando la información de diversos medios internacionales y agencias que señalaban que el joven de tan solo 15 años había encontrado una nueva ciudad maya que bautizó "Boca de Fuego".

Sin embargo, todo se trataba de un concurso de ciencia juvenil de Québec en el que William Gadoury presentó un proyecto en el que señalaba que "Los mayas, apasionados por las constelaciones, habían construido sus ciudades siguiendo los patrones de las estrellas". La Agencia Espacial Canadiense, con ánimos de ayudar al precoz investigador, apuntó su satélite RADARSAT-2 hacia la zona donde debía encontrarse la ciudad de acuerdo a las estrellas más brillantes y efectivamente halló una marca rectangular en la selva americana.

La forma rectangular es tan solo la marca de un campo de cultivo. Thomas Garrison, antropólogo de la Universidad de Dornsife señaló: "En este caso, la naturaleza rectilínea del objeto y la vegetación secundaria creciendo alrededor creciendo en su interior son claras señales de un antiguamilpa (…) Esto es algo obvio para alguien que ha pasado algo de tiempo en las tierras bajas de los mayas".

David Stuart, director del Mesoamerica Center-University of Texas, en Austin- Estados Unidos- exclamó: "La nueva historia sobre una antigua ciudad maya habiendo sido descubierta es falsa. Estaba intentando ignorarla (y las solicitudes de la prensa que he recibido), pero ahora que está en la página web de la BBC me veo obligado a decir algo. La historia al completo es un desastre, un ejemplo terrible de ciencia basura golpeando la red en caída libre. Los antiguos mayas no planificaban sus ciudades de acuerdo a las constelaciones. Ver esos patrones es un "proceso de Rorsarch", dado que hay asentamientos en todas partes, y también estrellas. El cuadrado encontrado en Google Earth está, en efecto, hecho por el hombre, pero es un viejo campo de maíz en barbecho, o milpa".

Ahora es el error- y la mediatización del mismo- lo que verdaderamente revolucionó el mundo científico y arqueológico; y no la historia de un adolescente y su proyecto de ciencias.  

Deja un comentario

Top