Está aquí
Home > Todo y Nada > Se cayó una parte de Los Cardos

Se cayó una parte de Los Cardos

Un antiguo ombú que era un símbolo del club de Los Laureles dijo basta el miércoles por la tarde. Varias generaciones jugaron y miraron los partidos a su sombra.

Dicen los que están en el club desde su inició allá por 1966, que el árbol estaba firme allí, cuando todo era un gran potrero y Los Cardos era apenas un sueño de varios emprendedores. El hermoso ombú estaba al borde de la cancha principal, y tenía una inexplicable atracción para los pequeños del club, que lo trepaban y jugaban a su alrededor. Los más grandes, en cambio, buscaban su sombra en los días soleados para seguir los partidos, y de paso seguir de cerca las travesuras de los más pequeños.

En la página oficial del club, hicieron notar la caída de ese árbol emblemático: “Algo cambió, algo va a faltar, un espacio quedará vacío. Hoy se cayó el Ombu en el que jugamos y que vio crecer a muchos de nosotros. Se nos fue un pedacito de nuestra historia”.

José Guazzelli, uno de los socios más conocidos, y padre de Marcos y Santiago, jugadores de la primera, escribió esto en facebook: “Una gran pena. Todos lo recordamos, hace mucho, cuando no había pileta ni tanque grande, al lado del ombú teníamos un tanque chiquito que lo usábamos para refrescarnos. Ya en esa época nos regalaba un poco de sombra. El fue testigo de nuestras tristezas y nuestras alegrías deportivas. Puede rebrotar o podríamos transplantar alguno de los que suelen salir cerca de la cancha de padle”. Cómo este, hubo muchos mensajes de socios de todas las edades lamentando la caída y recordando los buenos tiempos a su sombra. Y dentro de la tristeza que causó su caída, algunos no dejaban de resaltar la buena suerte de que no se haya caído durante el fin de semana, cuando cientos de chicos merodean el lugar. El ombú “esperó” a la soledad de un miércoles después del mediodía para entregarse.

No es común que un árbol despierte tantas reacciones de cariño, pero este ombú demostró que lo querían, y mucho.  

Deja un comentario

Top