Está aquí
Home > Deportes > El rojinegro “sospecha” del árbitro

El rojinegro “sospecha” del árbitro

Tras la polémica eliminación del Federal C, el presidente de Independiente habló de cosas extrañas que pasaron en Santa Rosa, donde se produjo la derrota por penales.

Esta es la nota del portal de fútbol DDL Bonaerense.

Osvaldo Dadiego es el Presidente de Independiente de Tandil, equipo que quedó eliminado en La Pampa ante All Boys, en la definición por penales en los cuartos de final del Torneo Federal C. Franco Morón, árbitro del encuentro, está en el ojo de todos por cobrar dos penales en favor del local. El Rojo no es la primera vez que lo sufre, ya que el año pasado, en La Plata, quedó eliminado en un partido que luego se enteraron que "los árbitros estaban arreglados". El Consejo brilla por su ausencia.

Los 559 kilómetros de distancia entre Santa Rosa de La Pampa y Tandil fueron un lamento para la delegación de Independiente. El Rojo quedó eliminado ante All Boys, en los cuartos de final del Torneo Federal C. Si bien perdieron en la definición por penales, el árbitro tuvo mucho que ver y es el apuntado de la definición que los dejó afuera del certamen.

La historia de los cuartos de final no comenzó bien para el elenco tandilense. En el encuentro de ida, donde fue local, empató 1 a 1 y este resultado lo obligó a ir a buscar la clasificación a Santa Rosa. Pero en la semana la designación de un árbitro de Pico (localidad cercana) generó sorpresa. El final fue el menos esperado.

Independiente ganaba el encuentro 1 a 0, con el gol de Matías Gutiérrez a los 24 minutos del primer tiempo. Pero antes de irse al descanso Franco Morón marcó penal para el local y Lucas Del Río puso el 1 a 1. Tres minutos más tarde, Laureano Pereyra volvió a darle la ventaja a la visita.

En el complemento llegaron las polémicas. Cada pelota dividida era en favor del local, que a los 24 minutos se encontró con un regalo del árbitro, y nuevamente Lucas Del Río puso el empate transitorio para que el local vuelva a estar a tono de la definición. El encuentro terminó igualado, y en la definición desde el punto penal, All Boys se quedó con la definición.

Si bien Independiente falló desde los doce pasos, los protagonistas de elenco visitante le apuntan al árbitro de General Pico, una localidad muy cercana a Santa Rosa, donde se disputó el partido. Uno de los dirigentes que acompañó a la delegación, y que vio el partido en el estadio, fue Osvaldo Dadiego, Presidente del club.

En diálogo con DDL Deportivo, el Presidente reconoció que “En el segundo hubo muchos fallos, que desde afuera no lo pudimos ver, pero desde adentro los jugadores si y veían que iba llevando el juego para un solo lado. El penal fue dudoso. No estoy reclamando, sabemos que ellos nos ganaron en los penales”.

Al ser consultado por el arbitraje de Franco Morón, Dadiego fue contundente: “Nos queda el sabor amargo. Nos pareció rara la designación de un árbitro de General Pico. En el partido que fuimos locales no designaron una terna que vino desde La Plata”.

Y agregó: “No es la primera vez que nos pasa. El año pasado lo sufrimos cuando en La Plata, cuando jugamos ante Villa Montoro en la cancha de Everton ante Villa Montoro. Después del partido nos enteramos que los árbitros estaban arreglados”.

En la semana este medio publicó una nota sobre el nivel de los árbitros en los Torneos Federales y la falta de voluntad del Consejo Federal para solucionar un problema crónico que genera el fastidio de los clubes que son perjudicados. Ahora lo sufrió Independiente de Tandil.

“No hay buen diálogo y buena llegada. Desde la Liga de Tandil no somos escuchados. Quizás sea desde arriba o por culpa nuestra. Es parte de una dirigencia deportiva. El tema de los arbitrajes, sumado a las distancias que tuvimos que recorrer en esta instancia, hace que la participación sea difícil. Esto limita mucho la posibilidad de poder competir”, sentenció el Presidente del elenco tandilense.

Deja un comentario

Top