Está aquí
Home > Todo y Nada > Un gran gesto de Trapito

Un gran gesto de Trapito

Barovero visitó a un pequeño de Olavarría que padece una grave enfermedad y que lo admira con sus 4 años. La fuerza de las redes sociales propició el emotivo encuentro

La magia de las redes sociales hace milagros. Como el que le sucedió a Valentino Galbarino, el pequeño gigante de cuatro años que vive con su familia (papá Gastón hincha de Boca, mamá Danisa fanática de River) en Olavarría, aunque tiene que trasladarse continuamente a La Plata, al Hospital de Niños Sor María Ludovica, para tratarse por un linfoma linfoblástico detectado "hace siete meses y que ataca a los ganglios". El martes 5, previo a la goleada de River a The Strongest por la Libertadores, se produjo el encuentro de Vale y su ídolo: "Trapito", quien le regaló sus guantes. Cuenta su papá Gastón: "No sabemos cómo nació la admiración por Barovero. Vale conoce a todos los jugadores de River, pero siempre nombra a Trapito. Trapito de acá, Trapito de allá… Hasta le puso Trapito al perrito que le regaló su abuela Mónica. El encuentro fue mágico".

La historia se remonta al 31 de octubre, cuando Valentino cumplió años y Gastón (hincha de Boca) quiso sorprender a su hijo regalándole un video con el saludo de su ídolo Barovero. Pero no lo consiguió… "Se me ocurrió subir una foto del nene con la camiseta verde de Barovero (que le regaló el tío Ulises) y Brenda, una amiga de mi mujer Dani de toda la vida, la compartió. Eso fue un lunes a las 8 de la noche. A la hora y pico ya teníamos contactos de todos lados: socios de River, jugadores del club de otros deportes, periodistas… ¡Se viralizó! Y así fue como llegó a una amiga de la mujer de Marcelo".

Rápidamente llegó la conexión a través del dirigente Eduardo Simonian y la Peña de Olavarría ayudó con el traslado, que se concretó en plena cancha del estadio Monumental, después del entrenamiento previo al encuentro con los bolivianos. "Cuando íbamos recorriendo la oficina donde están las copas (las réplicas de la Sudamericana, la Recopa y la Libertadores) Vale era una bola de nervios. Y nunca lo vi tan emocionado como cuando apareció Barovero. No puedo describirlo… Pegó un grito tremendo. Fue toda una sorpresa", contó Gastón por teléfono. El y Danisa lo dejaron ir a su encuentro, que fue muy íntimo "entre ellos dos, nadie más. Marcelo se tomó su tiempo. Charlaron. Hubo mimos y mucho afecto. Nosotros estábamos a dos metros", reveló el papá.

Sólo les dijo que "estaba feliz, pero no nos contó nada más. Se sacó fotos con Trapito, con Piscu, con Mora… Vio a Gallardo y a Francescoli. Se llevó los guantes que no se los saca por nada del mundo y otros regalitos de River. Fue un disfrute único para él y un nudo en la garganta de todos nosotros".

Vale recibe quimioterapia para curarse y está en la parte más intensiva del tratamiento hasta fin mes. Después, "lo invitó a ir a ver un partido a la cancha de River". Seguro que volverá a a gritar: "¡Trapito, Trapito, Trapito"…

Deja un comentario

Top