Está aquí
Home > Notas Picantes > Empresas de preservativos acaban en juicio por cantidad de orgasmos

Empresas de preservativos acaban en juicio por cantidad de orgasmos

En Alemania, dos fabricantes de profilácticos se enfrentan en la Justicia por la cantidad de veces que una persona llega al clímax usando sus respectivos productos. Creer o reventar.

La pregunta de cuántos orgasmos aguanta un preservativo es motivo de un insólito juicio entre fabricantes alemanes de profilácticos, que ocupará a un tribunal de la ciudad de Düsseldorf.



La compañía Fair Squared, fabricante desde hace años de condones de producción socialmente justa, demandó a la empresa berlinesa Einhorn, que salió al mercado afirmando ser la primera que produce este tipo de productos de comercio justo, es decir sostenibles y veganos.



"Lo hicieron pese a que se habían reunido antes con nosotros y sabían que existíamos", alega Oliver Gothe, gerente de Fair Squared, con sede en la ciudad de Colonia.



La empresa Einhorn tuvo que admitir posteriormente que no era la primera en ofrecer preservativos socialmente justos. Desde entonces hay guerra entre las dos empresas.



La pelea nació entre dos firmas que elaboran productos sostenibles y veganos enmarcados dentro del llamado "comercio justo". 



La última demanda de Fair Squared será ventilada ante tres juezas. Las magistradas deberán decidir cuántos orgasmos se pueden tener con un preservativo.



Los berlineses prometen en el envoltorio de sus profilácticos que "una bolsa de siete unidades dura hasta 21 orgasmos". "Los condones son un producto médico. El uso tiene que ser bien claro debido a la problemática del sida. Ahí se acaba la diversión", critica Gothe.



¿También los femeninos?

La empresa de Berlín se justifica afirmando que su texto también incluye los orgasmos femeninos. "Para un buen sexo se necesitan dos y ¿por qué la mujer no habría de tener dos orgasmos con el uso de un único preservativo?", se pregunta Adam Riese, gerente de Einhorn. Si se cuentan los orgasmos del hombre, se puede llegar a los 21 pese al uso de una sola funda, argumenta.



El cálculo no ha logrado convencer a las juezas de Düsseldorf, que dictaron una medida cautelar contra esta inscripción. 



Einhorn recurrió la sentencia y se defendió de forma muy mediática con una manifestación "contra la limitación de orgasmos". Y la convocaron junto a la emblemática Puerta de Brandemburgo, en Berlín.



En tanto, el rival Gothe ya prepara otro ataque a la start-up berlinesa: "Sus condones no son de comercio justo, sino que es algo que quieren lograr en el futuro".



"Vamos por buen camino en el campo del comercio justo y sostenible", dijo Riese, pero admitió que aplicar los objetivos en la cadena global de suministro demandará años.

Deja un comentario

Top