Está aquí
Home > Todo y Nada > La Usina de Tandil apuesta a un proyecto de energía solar

La Usina de Tandil apuesta a un proyecto de energía solar

En el marco del Programa de Responsabilidad Social Empresaria que lleva adelante la Usina de Tandil, se firmó un convenio con la Universidad Nacional de San Martín para la implementación del Proyecto IRESUD, a través del cual se contempla la colocación de cinco sistemas de generación fotovoltaica en distintos edificios de la ciudad, los cuales serán conectados a la red de energía local.

El proyecto -que fue suscripto en los primeros del mes- tiene como objetivo "permitir la investigación y el posterior desarrollo de energías renovables en Tandil" a través del Proyecto IRESUD, una iniciativa nacida en 2011 como propuesta conjunta de la Comisión Nacional de Energía Atómica, la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y cinco empresas privadas (Aldar S.A., Edenor S.A., Eurotec S.R.L., Q-Max S.R.L. y Tyco S.A.) para dar paso a un programa de Interconexión a Red de Energía Solar Urbana Distribuida. 
 
Las actividades del proyecto están parcialmente subsidiadas con Fondos Argentinos Sectoriales (FONARSEC) a través de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT).
 
Entre los objetivos del proyecto, surgen el de "desarrollar la tecnología y el conocimiento local para promover en Argentina la instalación de sistemas fotovoltaicos (de baja tensión) a la red eléctrica pública. De esa manera, la generación de electricidad mediante sistemas solares fotovoltaicos permitirá complementar la energía disponible en el Sistema Interconectado Nacional, contribuyendo paulatinamente a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero".
 
"Los sistemas fotovoltaicos podrían instalarse en cualquier casa o edificio, teniendo en cuenta la orientación y el ángulo de inclinación del panel solar, así como las posibles sombras producidas por objetos circundantes". Aunque todavía no se brindaron mayores precisiones, todo indica que en los próximos días se conocerá el destino de los cinco equipos iniciales para la ciudad
 
Un sistema de energía renovable
 
El sistema interconectado está compuesto fundamentalmente por paneles solares fotovoltaicos y un inversor que transforma la corriente continua en corriente alterna. Así, "sigue el punto de trabajo de máxima generación de los módulos fotovoltaicos, y sincroniza la tensión generada con la proveniente de la red. En el marco del presente proyecto, se analiza la factibilidad de fabricar dichos inversores en el país, que actualmente son importados".
 
SEgún los datos técnicos, el consumo normal de una vivienda unifamiliar puede ser satisfecho por una instalación de aproximadamente 2 kW de potencia pico nominal, potencia que típicamente puede ser provista por 10 paneles estándar de 200 W pico cada uno.
 
Un sistema fotovoltaico interconectado a la red, genera electricidad para alimentar los consumos de una unidad de consumo (vivienda, por ejemplo) y la red funciona como reserva cuando no hay disponibilidad suficiente de energía solar. Por ese motivo, estos sistemas no necesitan acumulación en baterías que harían más costosa la instalación.
 
A nivel internacional, el precio de estas instalaciones —que se pretenden replicar en distintos puntos del país— se estima en tres dólares por cada Watt pico.

Deja un comentario

Top