Está aquí
Home > Todo y Nada > Miguelete apuesta a Frolik y Nicolini en las tres listas

Miguelete apuesta a Frolik y Nicolini en las tres listas

El radicalismo apostará a «aplastar» al Pro metiendo todo el peso de los concejales con más renombre como el Flaco Frolik o Nicolini en las listas de Sanz, Macri y Carrió.

La estrategia del lunghismo apunta a arrasar en las PASO de cara a su competidor directo: Claudio Ersinger. El nombre del candidato a intendente Miguel Lunghi irá en las boletas de Sanz, Macri y Carrió. Juan Pablo Frolik será el primer concejal y, probablemente, Marcos Nicolini le siga en una lista que pretende ediles de fuerte trayectoria para enfrentar lo que podría ser una gestión sin mayoría en el legislativo.
 
Las reuniones en el comité radical de calle Mitre no tienen respiro, de cara a lo que para el lunghismo se presenta como un desafío más arduo que las propias elecciones generales de octubre: las PASO. Es que en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias, el lunghismo se juega buena parte de la suerte de un conjetural cuarto mandato. Sin chance de un acuerdo, la decisión tomada por la mesa chica que lidera el jefe de campaña Julio Elichiribehety, el presidente del comité, Matías Civale y el propio Lunghi, es ir a las PASO con la consigna de arrasar al macrismo para lograr un hecho que a priori aparece como difícil: ganar por goleada la interna para que el Pro no consiga la minoría (el 25% de los votos) y la lista sea de punta a punta radical. Lo que le garantizaría al gobierno la posibilidad concreta –según lo marcan todas las encuestas- de ganar la elección de octubre conservando la mayoría, sobre todo si el escenario de polarización se consolida, como así parece que ocurrirá.
 
El lunes, entonces, el comité de la UCR local seguirá los pasos de lo que resuelva la convención provincial, esto es que en cada distrito el candidato local pueda figurar en todas las boletas. No es un dato menor ya que con esta movida –que obviamente perjudica a Ernesto Sanz-, Lunghi fidelizará al máximo su candidatura a fin de evitar la fuga de votos que ocurriría si su nombre no apareciera en la boleta de Mauricio Macri.
 
Por otra parte, ya está plenamente confirmado que Juan Pablo Frolik será el primer candidato a concejal, con todo lo que ello  implica. Y que el lunghismo prefiere abrir el paraguas antes que llueva: potenciará con sus mejores cuadros políticos la lista de concejales por si después del 10 de diciembre aparece el escenario de gestionar un cuarto mandato sin mayoría en el legislativo. Esta instancia –que Lunghi padeció en su primer gobierno- demandará un bloque sólido para enfrentar los ásperos debates políticos del provenir.
 
En esa sintonía trascendió que el actual jefe de gabinete, Marcos Nicolini, es otro de los nombres que suenan inmediatamente después de Frolik. También comenzaron a rodar las versiones sobre funcionarios de primeras y segundas líneas que parecen tener los días contados en la gestión, luego de 12 años en la función pública. Se estima que el jefe comunal, de ganar la elección, formará un nuevo equipo de gobierno en todo el sentido de la palabra: habrá despedidas, enroques, nuevos nombramientos y una reinvención de la mística de la gestión que le permita hacer posible al intendente eso que le confió un hombre de su máxima confianza para lo que debería ser el broche de oro de su último gobierno: “La gloria ya te la ganaste; ahora tenés que ir por la leyenda…”. Primero están las PASO y dicen que Miguel Lunghi, desde hace algunas semanas, comenzó a tocar timbre casa por casa para pedirle el voto al vecino, como si fuera la primera campaña de su vida.

Deja un comentario

Top