Está aquí
Home > Deportes > Woycik y Plaza jugaron el partido del año

Woycik y Plaza jugaron el partido del año

«Iván el imbatible» metió en la final a su equipo con un partido para el recuerdo. Es el tipo más copero que se haya visto en el Circuito (por encima de Nalbandian), jugó un partido memorable de 3 horas y 42 minutos ante un tremendo José Plaza (5-7; 6-2 y 7-6 -5-) y colocó a su team “Te lo juro por las nenas” en la final. ¿Qué tal?

Para ganar este divertido torneo nocturno por equipos tenés que tener estrategia y garra. Estrategia para idear un plan que incomode las armas de tu rival, y agallas para llevarlo a cabo. Iván Woycik, el jugador que no perdió ni un solo set en todo 2014 en la categoría SEGUNDA del Circuito Match Point Serrano, piensa como gran capitán copero que es (no por nada es el dos veces campeón de este certamen -2012 y 2013-) pero además defiende con una entrega absoluta su punto de la serie. Ayer, su encuentro ante José Plaza comenzó a la misma hora que el de Nico Pirovani y Román Cuervo. Y mientras Pirovani despachaba con un doble 6-2 a Román y a continuación la dupla Cuervo-Giudici hacían lo propio con el dobles del “Tenis ShampooAguerre-Rodríguez para que la serie quedara igualada, Woycik y Plaza seguían sacándose chispas. Dejaron la piel en la cancha. La primera manga se la adueñó José a puro tesón y gritó. Jugó muy inteligentemente el profe de tenis, porque lo buscó y le bancó mucho el peloteo por el lado del revés y definía los puntos por el “punto débil” de Iván: el drive. Para colmo, el copero no arriesgaba tanto, jugó con mucho margen el dos veces campeón y estando fino José, lo pagó. Además, fue impresionante lo que ligó Plaza, algo que desorientó en cierta forma a Woycik, porque debe haberse visto afortunado en no menos de 4 o 5 fajas y 3 o 4 malos piques. Uno de ésos, incluso, en el set point.

Ya en la segunda manga, Iván empezó a pensar más las jugadas, se tomó su tiempo entre punto y punto y llevó el juego hacia el terreno que más le convenía. Y para eso necesitaba afinar su mejor arma: el revés. Y así fue: 6-2. Con una yapa no menor: a puro reflejo e instinto metió una gran willy de película para que La Cabaña sea un solo aplauso.

Todos lo daban como ganador a Iván con semejante envión, de hecho picó en punta 5-2, pero José entró a la cancha este viernes con una predisposición ganadora, se le notaba en la actitud corporal que no iba a ser un partido así nomás, que había ido convencido de dar el batacazo. Y de un momento a otro hizo un clic, y volvió a ser el que mandaba. Se puso 5-5 levantando pelotas increíbles y con puntos en la red de gran muñeca. Ese 5-5 debe haber durado 15 minutos, mínimo. Cómo serán de testarudos que pasaron del ventaja al saque o al resto como 5 veces. Realmente dieron cátedra de tenis y de aguante físico. Habían transcurrido más de 3 horas de un juego muy intenso, y seguían corriendo como unos campeones. El orgullo de querer ganar se imponía en la balanza por sobre el cansancio corporal y mental. Y así llegaron al tie break. Ya con José rengo, porque había sentido un pinchazo aparentemente en el femoral, y con Iván acalambrado, el partido tomó un tono dramático todavía más emotivo. “Este partido se gana con huevos. Si Iván lo gana lo idolatraré por siempre”, dijo su compañero Nico Giudici. Y fue ahí cuando Woycik sacó lo mejor de sí, arriesgó winners y tomó el match por las riendas. Aún así, rengo y todo, Plaza niveló a 5. Román Cuervo se puso a filmarlo porque este match tenía más rating que “Las mil y una noches”. Y con dos estocadas, Woycik demostró porque es un gran campeón. Arriesgó y ganó.

Les tenemos que agradecer a ambos públicamente la entrega y el espectáculo. Realmente conmovieron reflejando lo que es el sentido del deporte amateur en su esencia. Jugaron con un amor propio increíble y fomentaron a todos los presentes a que empuñen sus raquetas intentando emularlos. Será una noche para el recuerdo. Woycik-Plaza, los dos mejores jugadores individuales del torneo nocturno –junto con Prado- disputaron sin dudas el duelo del año.

 

 

Cosas que sucedieron mientras se jugaba el duelo Woycik-Plaza:

Muchas cosas pueden suceder en 3 horas y 42 minutos. Fue tan extenso y emotivo el encuentro que:

-Los espectadores, que eran muchos, tomaron una cerveza afuera, luego cenaron dentro de la Cabaña y luego volvieron a salir afuera para ver el desenlace.

-Ladilla Mansilla afilió, en el transcurso del encuentro, a 5 nuevas raquetas.

-Algunas de esas raquetas, flamantes afiliadas, al ver semejante match, se quedaron a cenar y ver el duelo hasta el final.

-Jorge Garza Garzón, sin creer que este match sería tan extenso y atractivo, se fue a su casa, preparó el fuego, hizo un asado, se tomó un buen vino, cuando ya no daba más su “zapán” se deglutió un postre (así está también…), mientras miraba una película y cuando terminó de divisar la misma mensajeó a su pupilo Mansilla para saber qué ocurría que no le llegaba el resultado final del encuentro, a lo que Ramita –con su ternura habitual- contestó: “Aunque no lo creas estos héores de la raqueta siguen jugando”. Y Blatter quedó azorado.

-Emilio Juan Pardo estaba en un asado cuando se enteró de la tremenda disputa y se mandó a La Cabaña.

-La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner ensayó su próximo discurso dos veces y lo terminó antes de que Iván ganase.

Deja un comentario

Top