Está aquí
Home > Copa - Cosa de Serranos > Toda la acción del Boca, acá

Toda la acción del Boca, acá

La tercera fecha en la calle Belgrano sirvió para ir definiendo los grandes candidatos a la clasificación para la apasionante Cosa de Serranos. Tras que no juegan cracks en la Copa se sumó Maxi Villar (foto 1). Impresionante. «La mano que ladra» (foto 2) tiene carisma.

PES UNITED 2
NIUPPI 3

Niuppi pegó último y mejor

La primera del partido la tuvo Pes, con una doble tapada de Iñaki Santa María. Enseguida respondió Niuppi, con el Alan Ruggiero, que quiso abrir el pié derecho para ponerla al segundo palo y la tiró muy alta. Pes mostraba el juego atildado que puso en la cancha desde que se presentó en este clasificatorio, y Niuppi con un planteo similar, pero más parado de contraataque.
Ruggiero, omnipresente en el ataque de Niuppi, gambeteó a Ezequiel Otero y se quedó sin ángulo para definir. Estaba picante el 7, otro remate suyo se fue cerca del palo izquierdo, y el cerro seguía inmutable.
Diego Rodríguez, de Pes, quedó mano a con Santa María y el 1 volvió a tapar dos veces abajo. Los pibes de blanco ya merecían la ventaja, sobre todo después de que Diego Rodríguez no pudiera definir entrando solo por el segundo palo.
El chiquito Otero se lució otra vez con un tiro a quemarropa del incansable Ruggiero, que enseguida tuvo otra chance, bien definida, pero esta vez fue el palo el que se lo negó.
El partido era movido, muy entretenido, con los dos llegando con muchos jugadores al ataque.
Sobre el final del PT, el Jeronimo Egizi, de Pes, llegó un segundo antes que Santa María y definió de cachetada, haciendo recordar a Maradona contra Italia en el 86. Así se quebró el cero en un partido que merecía más goles.
En el arranque del segundo tiempo a Niuppi lo salvó el palo, tras un fuerte remate de Kevin Grieson. Eso pareció hacerlo reaccionar y se fue arriba con todo. Metió al tanque Garmendia para tratar de aprovechar una chance, pero le costaba generar. El 21 giró perfecto, quedó de frente al arquero pero abrió apenas el remate, anunciando lo que se venía.
Enseguida llegó el empate, cuando Agustín D’Alessandro encontró una pelota boyando en el área y no perdonó.
Los dos siguieron yendo al frente. Niuppi lo dio vuelta con la polenta de Garmendia, que forzó una llegada y le permitió a Facu Prado empujarla sobre la línea.
Pes lo buscó y lo encontró con un cabezazo que dejó sin respuestas a Santa María. El 1 rojo (atajó con la de Independiente, para un equipo vestido de Boca) salvó el 3-2 con una buena atajada ante un remate de Diego Rodríguez, y parecía que el resultado se inclinaba para Pes.
Del otro lado, Garmendia lo tuvo pero respondió muy bien Otero. Sin embargo, el 1 de Pes no pudo hacer nada ante un fuerte remate de Nacho González, para el 3-2. Ruggiero siguió buscando el gol que merecía, pero Otero se lo impidió en la última jugada, dejando el triunfo de Niuppi 3-2.

La figura:
Alan Ruggiero: apareció por todos lados, buscó el gol de todas formas posibles, y se ganó la categoría de figura del partido a pesar de no haber convertido. Cuando ajuste la mira y tenga un poco más de suerte, está para goleador.

FICARDI 5
UNION Y FESTEJO 2

Ficardi se unió y festejó

Duelo entre Argentina (Unión y Festejo) y Francia (Ficardi). Cuando no pasaba nada, un remate se desvió en Mauro Risso para poner el 1-0 de UyF. Ni siquiera había habido tiempo para evaluar merecimientos. El partido era enredado, sin dominador claro. De a poco, Ficardi se fue arrimando. Facundo Althabe sostenía la victoria de UyF con solvencia, ante los remates picantes de les bleus.
Fernández Páez estuvo cerca de un empate merecido a esa altura, con un remate de lejos que besó el palo izquierdo. Y Ramiro André tuvo una chance calcada un minuto después. Ficardi forzaba el desarrollo. Bauti Fernández Michelini intentaba con la individual, limpiaba un par de rivales, pero le costaba progresar entre tantas piernas. Pero el enganche de Ficardi estaba en el lugar justo para aprovechar un error de la defensa unionista, y puso el 1-1 con un remate fuerte.
Enseguida, Federico Simaro le pegó desde su propio campo, Althabe no pudo reaccionar y la pelota se le metió abajo para un 2-1 que era justicia. Ficardi aprovechó los minutos de desconcierto del rival y estuvo a punto de  poner el tercero con un remate de Pitu André que tapó muy bien Athabe.
En el segundo tiempo, Unión salió a buscar el empate. Lo paró como delantero a Jonatan Montero, que era último hombre en la primera parte, y así pretendió forzar más profundidad.
Pero Ficardi seguía siendo mejor, más práctico, y estiró la ventaja tras una buena jugada colectiva que definió cruzado Pitu André.
El partido se empezó a definir con el cuarto gol de Ficardi , que llegó de la mano de Bauti. El mejor por lejos del partido.
Unión era puro desconcertó, y encima Matias Barrientos la tiró por encima en una de la pocas claras que tuvo su equipo en el segundo tiempo. Nico Fernández mandó un centro largo desde la derecha y la pelota se le coló a Althabe, que a esa altura había entrado en el mismo desconcierto de sus compañeros.
Cerca del final llegó el descuento de Barrientos, que sólo decoró el resultado.

La figura:
Bauti Fernández Michelini: buena técnica, habilidad en el uno contra uno, y guapeza para seguir pidiéndola a pesar de alguna entrada fuerte. Hizo el empate y el gol que definió el partido.

LA MANO QUE LADRA 5
ROSSONERO 3

La mano que ladra y gana

De entrada, Gonzalo Armento no pudo empujarla en el segundo palo, en la primera situación de un partido trabajo, sin concesiones. Rossonero, con uno menos, intentaba emparejar corriendo y metiendo un poco más.
Buena jugada de Ramiro Lopinto, que se lo perdió por poco para La Mano, pero enseguida insistió , habilitó a Santiago Villalba y llegó el primero del partido. Cada contra de la mano era chance clara de gol. Para colmo, un error de Martín Rojas le sirvió el gol a Armento para el 2-0.
Martín Gartner manejaba los hilos y no tardó en llegar el tercero, otra vez Villalba, que definió de taco sobre la línea. Rossonero estaba para el cachetazo. Pero La Mano se relajó un poco, dejó de tener la pelota, aflojó en defensa, y los rossos llegaron al descuento con una definición de Agustin Ferragine. En la siguiente jugada, Cristian Calbo la hizo rebotar en el ángulo de Valentín Fonte. Ni aún con esos llamados de atención se despertó La Mano, y Rosso lo aprovechó, cuando otra vez apareció Ferragine para colgarla de un ángulo y poner el 2-3. La campana del entretiempo pareció salvarlo a los de negro.
En el arranque de la segunda parte, Rosso tuvo el empate en una jugada asociada de sus dos mejores jugadores. Ferragine la cruzó muy bien para Calbo, que cabeceó apenas desviado. Del otro lado, la Mano ganó algo de tranquilidad cuando consiguió el cuarto, con un tanto del recién ingresado Fede Maldonado.
Se hizo enredado en la parte final. Rosso lo fue a buscar con su hombre de menos, poniendo mucha actitud. Marcelo Dadario se multiplicaba para evitar el quinto de La Mano. Se lo tapó muy bien a Gartner, y en el rebote  a Armento le faltó justeza cuando se la tocó por arriba.
Juan Iglesias encontró un nuevo descuento y Rosso creyó definitivamente en el empate.
La Mano tenía llegadas claras, pero fallaba en el último toque. Y Rosso seguía teniendo la chance de empardarlo. Pero la mano por fin la pudo hacer bien: Armento abrió las piernas y lo dejó solo a Gartner, que definió por debajo de Dadario para el 5-3.

La figura:
Agustín Ferragine: fue el motor y generador de juego de Rossonero. Habilidoso y punzante, marcó dos golazos y sostuvo la esperanza del empate hasta último momento.

CHIRIPI 7
LOS LAGARTOS 1

Liberen a Maxi

Un parrido difícil de ver, imposible dar dos pases seguidos, un mar de piernas, poca precisión. Para colmo, Maxi Villar, uno de los pocos jugadores desequilibrantes del partido aparecía de último hombre en Chiripi.  Las intermitencias de  Juan Pablo Puggioni no le alcanzaban a los de verde, y del otro lado costaba distinguir a un jugador capaz de crear algo.
Chiripi plasmó la superioridad que insinuaba con un desborde de Puggioni para Maxi Villar, que apareció en la zona que más conoce y definió cruzado.
Cerca del final de la primera parte, en una jugada aislada, Los Lagartos se encontraron con el empate tras un remate de César Curuchet que encontró una floja respuesta en Franco Puggioni. Y Los Lagartos tuvo el segundo, cuando Santiago Rábago robó una salida, llegó al fondo y lo dejó con todo el arco a Basterrica, que increíblemente la hizo rebotar en el palo. Y la ley se cumplió más que nunca: los goles hechos que se pierden en un arco se hacen en el otro. En la jugada siguiente, Jonathan Martens puso el 2-1, justo antes del silbato que cerró los primeros 25 minutos.
Chiripi, como regulando, seguí teniendo el as de espadas, pero lo jugaba tapado. Maxi Villar seguía en el fondo, aunque de vez en cuando se rebelaba y armaba una jugada, como cuando limpió a dos y sacó un remate fuerte que exigió a Nahuel Flores Medrano.
De todas formas, Chiripi, que encontraba más espacios ante el cansancio que exhibían los físicos grandes de Los Lagartos, encontró el tercero con otra definición de Martens, y al toque aparecieron JP Puggioni para el 4-1, y el Colo Bernazza para el 5-1.
Los Lagartos se cayó a pedazos y Chiripi estiró la goleada. Maxi incursionó de nuevo en campo contrario y puso el 6-1. Y el séptimo fue del Colo Bernazza.

La figura:
Maxi Villar: uno de los jugadores distintos del fútbol tandilense, apareció disimulado en el fondo en un partido al que no se le caía una idea. Un verdadero desperdicio. Por suerte se soltó un par de veces y mostró todo lo que sabe.

SIN TONIFICAR 1
LOS BERRACOS DEL PATRÓN 1

Los goles que no se hacen un arco…

Los Berracos del Patrón y Sin Tonificar se veían las caras en un partido que, desde lo colorido, mostraba un marco genial. Y desde lo futbolístico, las emociones no faltaron. Los primeros minutos mostraron a Los Berracos manejando el partido. Su pieza fundamental era David Barraza, que era el hombre más peligroso en ataque por su habilidad y ambición. La primera emoción no tardó en llegar, porque a los 4 minutos Diego Volantin marcó el primer tanto para Los Berracos con una media vuelta genial que dejó sin chances al arquero Luciano Santos.
Cerca de los 10 minutos el partido seguía favorable a los vestidos de verde y blanco, con mejor manejo de la pelota y chances más claras. Sin Tonificar, por su lado, presionaba a los defensores rivales con sus delanteros para intentar “madrugarlos” y poder llegar al empate. Sin embargo, no les daba resultado. Mauricio Sarghini tuvo el segundo en dos oportunidades, tras buenas jugadas colectivas, en las que la pelota recorrió todos los sectores de la cancha. En respuesta, Menchón tuvo dos veces el empate, pero Aranguren se lo impidió. Una de ellas, con una espectacular salvada tras un buen cabezazo.
Sobre el final de la primera etapa Aranguren se lució una vez más rechazando un tiro libre, y luego Santos le impidió a Denanis que Los Berracos se vayan con diferencia de dos al descanso.
En la segunda etapa, ni bien comenzada, Barraza se volvió a perder el segundo tras desviar un derechazo cerca del ángulo izquierdo del arquero. Posteriormente, el arco de Sin Tonificar seguía con fortuna. Santos era el gran responsable de que el partido siga solo 1 a 0, pero la suerte hacía lo suyo. Tras un remate de Emilio Failla, la pelota se desvió y se fue pegadita al palo, negando una vez más el segundo tanto para Los Berracos. Orfanelli, luego, le dio al palo. Más tarde, Barraza rozó el ángulo. Y como suele pasar en el fútbol, los goles que no se hacen en un arco, se hacen en el otro. Faltando 3 minutos, Fernando Barragán pescó una pelota que salió rebotada hacia el medio y con un derechazo violento estampó el empate para Sin Tonificar y a su vez le tiró un baldazo de agua helada a Los Berracos del Patrón.  Todos los goles que se habían malogrado ahora les pasaban factura.
Sobre la hora, Luciano Santos volvió a salvar a Sin Tonificar. Con una atajada espectacular a puro reflejo fue el máximo responsable de que su equipo se pueda llevar un milagroso empate.

La figura:
Luciano Santos: mantuvo el 0-1 durante todo el encuentro y sobre la hora salvó el partido con una atajada espectacular.

EL CAMPEÓN DEL AÑO PASADO 1
LOS CUÑADOS DE ROCKY 1

A mano y conformes

El Campeón del año pasado y Los cuñados de Rocky saltaban a la cancha con realidades diferentes: los primeros debían ganar para sumar y escalar posiciones mientras que los restantes defendían la punta de la zona. Los primeros minutos fueron trabados. El juego pasaba por la mitad de la cancha aunque sin tanta claridad. Si bien había aproximaciones, las áreas eran poco pisadas y las situaciones no eran del todo claras. Cerca de los 10 minutos llegó la primera oportunidad clara para Los Cuñados, cuando Diego López Carmelo disparó y la pelota se fue besando el palo izquierdo del arquero. Trevisón e islas también pudieron marcar pero la puntería por el momento no estaba afinada. En respuesta, El Campeón del año pasado, mediante Mariano Britos, tuvo su primera oportunidad con un remate violento que se fue apenas por arriba del travesaño. Sin embargo, la jugada más clara de la primera etapa fue para Los Cuñados cuando “Cocho” López Carmelo estrelló la pelota en el palo e impidió la apertura del marcador. Sobre el final, Gastón Manoli también tuvo su chance para ECDAP, pero desaprovechó que la pelota le quedó picando y tras pegarle no del todo bien el balón se fue desviado.
En la segunda parte el palo le volvió a negar el gol a Los Cuñados. Esta vez el que se quedó con las ganas de gritar el gol fue Trevisón.  Pero, tanto insistir e ir sin cesar, Los Cuñados tuvieron su premio a los 7 minutos, cuando López Carmelo quedó mano a mano con el arquero y tocó con sutileza por un costado. El resultado no estaba mal, si bien el encuentro hasta ese momento era muy parejo, los vestidos de negro eran quienes más habían insinuado.
Sin embargo, 5 minutos después, ECDAP, obligado por el resultado negativo, se adelantó en el campo, pisó el acelerador y llegó al empate. Mariano Britos fue el autor del tanto, con un derechazo cruzado, imposible para el arquero, que hizo vista.
Luego del empate, Los Cuñados volvieron a tomar las riendas del partido e hicieron crecer la figura de Andraca, arquero rival. López Carmelo siguió siendo lo más claro, pero le faltaba compañía para poder concretar las jugadas que él mismo elaboraba. “Novillo” Ciancaglini ingresó para dar referencia en el área y peso en ataque, pero tras pocos minutos en cancha debió salir por molestias en uno de sus tobillos.
Sobre el final se hizo un partido de ida y vuelta, ambos equipos tuvieron chances y así como lo pudieron haber ganado, tranquilamente se podrían haber ido con las manos vacías. Por eso, el empate no parece caer mal y, por lo que fue el encuentro, fue el resultado más justo.

La figura:
Diego López Carmelo: fue la referencia de ataque de Los Cuñados en todo momento. Inquietó con sus gambetas y marcó el único gol de su equipo. Le faltó algo de suerte en la definición.

NATALIA NATALIA 8
NONO’S ROBBENS 2

Goleada con identidad

Natalia Natalia y Nono’s Robbens se enfrentaron en El Club Boca en un partido en el que no faltó el buen juego ni los goles. Desde un principio fue favorable a Natalia Natalia. De la mano de Nicolás Auce, NN creaba juego, generaba situaciones de gol y como si fuera poco, hacía cansar al rival haciéndolo correr de un lado para el otro. La primera parte fue un monólogo, al minuto Auce abrió el marcador con una definición sutil. Luego, Rodrigo Sequeira amplió la diferencia con una media vuelta y derechazo cruzado digno de crack. El arquero nada podía hacer hasta el momento. NN jugaba a gusto y lo demostraba en todo su esplendor. Mariano Disipio marcó el tercer gol, y la curiosidad de este jugador es que en su camiseta tiene el número 18, pero con un detallecito. Entre el 1 y el 8 había un signo más. Es decir, 1+ 8 decía su camiseta. Como el gran goleador Iván Zamorano, que tuvo que ceder su número de la suerte (9) a Ronaldo por una movida de marketing, cuando Nike lanzó el modelo de botines R9 y necesitaba que el astro brasileño use ése dorsal.
Para finalizar una primera etapa soñada, Rodrigo Sequeira y Nicolás Auce volvieron a marcar y se fueron al descanso con una cómoda ventaja de 5 a 0.
En la segunda parte nada cambió. NN siguió manejando el encuentro a su gusto, con Auce y Sequeira como bandera. Ya no importaba hacer los goles, sino que estos fueran lindos, y a eso se dedico el equipo vestido de violeta durante toda la segunda etapa. Cristian Ferragini, Nicolás Castró y Luis Ojeda (le pedían que le dedique el gol a su hijo que está por llegar al mundo) decoraron el resultado. Sobre el final dos goles de Nono’s Robbens le pusieron algo más de color a un partido que fue agradable para aquellos que se acercaron a verlo.

La figura:
Nicolás Auce: volante como pocos. Tiene un exquisito pie derecho con el que juega, hace jugar, asiste y convierte. Si la pelota no pasa por él no vale. Pieza clave de su equipo.

LA PEÑA ROJA TANDIL 11
MORONDANGA FC 2

El rojo se ilusiona

En el turno de las 19 en cancha de Boca, por la tercera fecha del clasificatorio se enfrentaban La Peña Roja Tandil y Morondanga FC. Los del rojo necesitaban un triunfo para colocarse en las primeras posiciones y seguir soñando con entrar a la Copa, mientras que por el lado de Morondanga querían obtener su primer triunfo, tras dos goleadas en contra.
El marcador se abrió rápidamente a los segundos del encuentro. Manuel Volpi encontró dormida a la defensa de Morondanga y definió para el 1-0. Este gol hizo quedar atrás a los de Morondanga, que no podían agarrar la pelota. El rojo siguió buscando por medio de Mauricio Mur y de Manuel Volpi, que quería el segundo en su cuenta personal. Era muy poco lo de Morondanga, tenía intenciones por medio del volante Cristian Silva, pero era muy complicado crear peligro.
Córner que ejecuta Volpi, y remata el lateral Fernando Collado para estirar el partido a dos de ventaja. El mismo Fernando haría el tercero de La peña con un remate por abajo, al palo izquierdo de Sergio López, el uno de Morondanga.
La DT de los Morondanga empezó a gritar “Tachuela, Tachuela” queriendo mover un poco a su equipo, también mete un cambio. Mandó a la cancha a Marcelo Verdún por Juan López, tratando de buscar más juego de la mitad de cancha para adelante.
Los cambios fueron buenos pero no concretaron, un error en la salida del rojo por parte de  Facundo Echeverría le deja el gol servido a Marco Sola, que no puede definir bien.  El cuarto llegó por medio de Paolo Tomeo, luego de una asistencia de Mauricio Mur.
A los 18 minutos, tras un quite al defensa Cristian Mastromarino, Lionel Mura define muy bien para poner las cosas 5-0.
Morondanga intentaba presionar arriba pero el juego del rojo se hacía pesar y antes de que terminara el primer tiempo, una picona de Tomeo que no logra entrar pero que si la puede empujar Manuel Volpi para irse al descanso con un 6-0.
Los DT daban sus indicaciones, el del Rojo que un poco los verdugeaba en el partido deja todo de lado y los alienta para que sigan jugando como en el primer tiempo. Mientras que por el otro lado mandan a la cancha a Hernán Martínez para lograr el descuento.
Ya en el segundo tiempo, a los 3 minutos por Medio de Manuel Volpi llegaría al 7-0 tras una definición al Angulo.
Las esperanzas para el descuento de Morondanga eran por medio de Silva, que asistía a Germán Rodríguez para que le pegue y la pelota quedaba en las manos del arquero Gastón González. Tiro libre para los de Morondanga, parecía la nueva oportunidad para descontar, le pega Cristian Silva pero pega en la barrera roja. Morondanga era un poquito más pero se perdía su tercera chance de gol tras un tiro desviado de Hernán Martínez.
El DT del rojo manda dos cambios a la cancha: al mediocampista Federico Arredondo y al 9 Cristian Juárez para tratar de estirar la diferencia. Que llegaría tras un pase del “Pipi” Rojas a Manuel Volpi, para hacer el cuarto gol del delantero y el octavo para el equipo.
El descuento llego a los 14 minutos, después de un regalito del arquero González que se la deja a  Marco Sola, este se la pasa a Cristian Silva, que de media vuelta convierte el 9-1.
Cristian Juárez iba a convertir su gol tras un centro atrás de Federico Arredondo para poner las cosas 10-1. Nuevamente Morondanga descuenta a través de Cristian Silva, este gol fue muy festejado por Cristian Mastromarino, que lo grito como si hubiese sido el del empate. Muy buena onda de la hinchada de Morondanga, su equipo gano un córner y lo festejo casi como un gol. Por el otro lado caían los insultos para el “Pipi” que no definió bien de cabeza, la hinchada del rojo se preguntaba si a este jugador había que correrle el arco pero al toque salió su DT a defenderlo diciendo que las tres jugadas de gol que tubo las saco el arquero Sergio López.
El 11-2 llegaría en los últimos minutos por medio de Manuel Volpi tras una gran asociación con Cristian Juárez.

La figura:
Manuel Volpi: otra vez fue clave para el equipo Rojo, juega y hace jugar. Y marcó 6 goles.

DEPORTIVO BALBO 5
ALTAS ALPARGATAS 3

Al Depor casi se le escapa

En el último turno de la cancha de Boca se enfrentaban Deportivo Balbo y Altas Alpargatas. Pese a la  ausencia de Oscar “Amarillo” López, el tricolor quería mantenerse en la punta junto a los Natalia Natalia (que habían ganado su partido anterior) y también seguir invictos, mientras que los de Altas Alpargatas querían prenderse e igualarlos en 6 unidades.
El partido iba a empezar muy bien, los dos equipos cuentan con buen juego y esto se demostró en la cancha. El partido también era muy hablado desde afuera, sus técnicos querían que sus jugadores ganen o ganen.
El primer gol iba a ser del Deportivo Balbo, a los 3 minutos. Lucas Rodríguez no puede darse vuelta entonces se la pasa al 9 Eduardo Díaz, que define fuerte arriba para que Juanma Venancio no pudiera hacer nada.
Los Alpargateros querían salir jugando de atrás pero la presión que ejercía el Deportivo Balbo era muy buena. A los 7 minutos, el arquero Federico Irureta lo ve solo a Díaz, que no logra conectar de cabeza. Era el segundo para el Depor. AA iba a tener una, Facundo Ledesma descarga para Nicolás Bálsamo que le pega pero el balón es atajado por Irureta.
El tricolor iba a tener otra más, un centro de Maxi Fernández para Eduardo Díaz, el 9 prefiere definir con el pie y se va por al lado del palo. Desde la tribuna se escuchaba “De cabeza Edu!”. A los 17 minutos va a tener revancha, y marca el segundo en su cuenta personal y también el de su equipo.
Lucas Rodríguez iba a tener su posibilidad de marcar, pero el tiro se va desviado por muy poco, el mediocampista Zuasnabal pedía por favor que saquen a este jugador, que en la última del primer tiempo le va a tapar la boca marcando el 3-0.
En el segundo tiempo, los de la Uni salieron a jugar y atacar un poco más y propusieron un partido muy parejo. El uno del Depor pedía tranquilidad a sus jugadores.
El descuento de AA llego por medio de Facundo Ledesma, que luego de desmarcarse de Zuasnabal, marca un golazo para el 3-1. Los alpargateros se ilusionaban con buscar otro descuento que los deje a tiro del empate, pero a los 13 minutos del complemento un gol de picadita de Eduardo Díaz vuelve a estirar la diferencia a tres. Desde el banco le avisan que con su Hat-Trick  se ganó la cerveza después del partido.
A los 18 minutos llegaría el 4-2. El defensor Lautaro Colatti intenta jugar atrás con el arquero Irureta, éste la pierde frente a Leiva que marca abajo del arco. Y faltando nada más que 3 minutos, el 10 Facundo Pasarín pone a los AA a tiro del empate. Los jugadores llevan rápido la pelota al medio del campo del juego, se ilusionan con un posible empate que todavía los deje con vida en el Grupo A. 
Las últimas dos van a ser para los alpargateros, un tiro de Leiva al ras del suelo que se va desviado por muy poco y un remate de Valentín Zamolo que se va muy por arriba. El triunfo fue para el Deportivo Balbo 5-3, sufriendo en los últimos momentos del partido pero dejando en claro que este equipo tiene muchas ganas y juego como para entrar a la Copa Cosa de Serranos.

La figura:
Eduardo Díaz: el nueve del Deportivo Balbo hizo 3 goles que fueron vitales para que no se les escape el partido en los últimos minutos.

Deja una respuesta

Toda la acción del Boca, acá

La tercera fecha en la calle Belgrano sirvió para ir definiendo los grandes candidatos a la clasificación para la apasionante Cosa de Serranos. Tras que no juegan cracks en la Copa se sumó Maxi Villar (foto 1). Impresionante. «La mano que ladra» (foto 2) tiene carisma.

PES UNITED 2
NIUPPI 3

Niuppi pegó último y mejor

La primera del partido la tuvo Pes, con una doble tapada de Iñaki Santa María. Enseguida respondió Niuppi, con el Alan Ruggiero, que quiso abrir el pié derecho para ponerla al segundo palo y la tiró muy alta. Pes mostraba el juego atildado que puso en la cancha desde que se presentó en este clasificatorio, y Niuppi con un planteo similar, pero más parado de contraataque.
Ruggiero, omnipresente en el ataque de Niuppi, gambeteó a Ezequiel Otero y se quedó sin ángulo para definir. Estaba picante el 7, otro remate suyo se fue cerca del palo izquierdo, y el cerro seguía inmutable.
Diego Rodríguez, de Pes, quedó mano a con Santa María y el 1 volvió a tapar dos veces abajo. Los pibes de blanco ya merecían la ventaja, sobre todo después de que Diego Rodríguez no pudiera definir entrando solo por el segundo palo.
El chiquito Otero se lució otra vez con un tiro a quemarropa del incansable Ruggiero, que enseguida tuvo otra chance, bien definida, pero esta vez fue el palo el que se lo negó.
El partido era movido, muy entretenido, con los dos llegando con muchos jugadores al ataque.
Sobre el final del PT, el Jeronimo Egizi, de Pes, llegó un segundo antes que Santa María y definió de cachetada, haciendo recordar a Maradona contra Italia en el 86. Así se quebró el cero en un partido que merecía más goles.
En el arranque del segundo tiempo a Niuppi lo salvó el palo, tras un fuerte remate de Kevin Grieson. Eso pareció hacerlo reaccionar y se fue arriba con todo. Metió al tanque Garmendia para tratar de aprovechar una chance, pero le costaba generar. El 21 giró perfecto, quedó de frente al arquero pero abrió apenas el remate, anunciando lo que se venía.
Enseguida llegó el empate, cuando Agustín D’Alessandro encontró una pelota boyando en el área y no perdonó.
Los dos siguieron yendo al frente. Niuppi lo dio vuelta con la polenta de Garmendia, que forzó una llegada y le permitió a Facu Prado empujarla sobre la línea.
Pes lo buscó y lo encontró con un cabezazo que dejó sin respuestas a Santa María. El 1 rojo (atajó con la de Independiente, para un equipo vestido de Boca) salvó el 3-2 con una buena atajada ante un remate de Diego Rodríguez, y parecía que el resultado se inclinaba para Pes.
Del otro lado, Garmendia lo tuvo pero respondió muy bien Otero. Sin embargo, el 1 de Pes no pudo hacer nada ante un fuerte remate de Nacho González, para el 3-2. Ruggiero siguió buscando el gol que merecía, pero Otero se lo impidió en la última jugada, dejando el triunfo de Niuppi 3-2.

La figura:
Alan Ruggiero: apareció por todos lados, buscó el gol de todas formas posibles, y se ganó la categoría de figura del partido a pesar de no haber convertido. Cuando ajuste la mira y tenga un poco más de suerte, está para goleador.

FICARDI 5
UNION Y FESTEJO 2

Ficardi se unió y festejó

Duelo entre Argentina (Unión y Festejo) y Francia (Ficardi). Cuando no pasaba nada, un remate se desvió en Mauro Risso para poner el 1-0 de UyF. Ni siquiera había habido tiempo para evaluar merecimientos. El partido era enredado, sin dominador claro. De a poco, Ficardi se fue arrimando. Facundo Althabe sostenía la victoria de UyF con solvencia, ante los remates picantes de les bleus.
Fernández Páez estuvo cerca de un empate merecido a esa altura, con un remate de lejos que besó el palo izquierdo. Y Ramiro André tuvo una chance calcada un minuto después. Ficardi forzaba el desarrollo. Bauti Fernández Michelini intentaba con la individual, limpiaba un par de rivales, pero le costaba progresar entre tantas piernas. Pero el enganche de Ficardi estaba en el lugar justo para aprovechar un error de la defensa unionista, y puso el 1-1 con un remate fuerte.
Enseguida, Federico Simaro le pegó desde su propio campo, Althabe no pudo reaccionar y la pelota se le metió abajo para un 2-1 que era justicia. Ficardi aprovechó los minutos de desconcierto del rival y estuvo a punto de  poner el tercero con un remate de Pitu André que tapó muy bien Athabe.
En el segundo tiempo, Unión salió a buscar el empate. Lo paró como delantero a Jonatan Montero, que era último hombre en la primera parte, y así pretendió forzar más profundidad.
Pero Ficardi seguía siendo mejor, más práctico, y estiró la ventaja tras una buena jugada colectiva que definió cruzado Pitu André.
El partido se empezó a definir con el cuarto gol de Ficardi , que llegó de la mano de Bauti. El mejor por lejos del partido.
Unión era puro desconcertó, y encima Matias Barrientos la tiró por encima en una de la pocas claras que tuvo su equipo en el segundo tiempo. Nico Fernández mandó un centro largo desde la derecha y la pelota se le coló a Althabe, que a esa altura había entrado en el mismo desconcierto de sus compañeros.
Cerca del final llegó el descuento de Barrientos, que sólo decoró el resultado.

La figura:
Bauti Fernández Michelini: buena técnica, habilidad en el uno contra uno, y guapeza para seguir pidiéndola a pesar de alguna entrada fuerte. Hizo el empate y el gol que definió el partido.

LA MANO QUE LADRA 5
ROSSONERO 3

La mano que ladra y gana

De entrada, Gonzalo Armento no pudo empujarla en el segundo palo, en la primera situación de un partido trabajo, sin concesiones. Rossonero, con uno menos, intentaba emparejar corriendo y metiendo un poco más.
Buena jugada de Ramiro Lopinto, que se lo perdió por poco para La Mano, pero enseguida insistió , habilitó a Santiago Villalba y llegó el primero del partido. Cada contra de la mano era chance clara de gol. Para colmo, un error de Martín Rojas le sirvió el gol a Armento para el 2-0.
Martín Gartner manejaba los hilos y no tardó en llegar el tercero, otra vez Villalba, que definió de taco sobre la línea. Rossonero estaba para el cachetazo. Pero La Mano se relajó un poco, dejó de tener la pelota, aflojó en defensa, y los rossos llegaron al descuento con una definición de Agustin Ferragine. En la siguiente jugada, Cristian Calbo la hizo rebotar en el ángulo de Valentín Fonte. Ni aún con esos llamados de atención se despertó La Mano, y Rosso lo aprovechó, cuando otra vez apareció Ferragine para colgarla de un ángulo y poner el 2-3. La campana del entretiempo pareció salvarlo a los de negro.
En el arranque de la segunda parte, Rosso tuvo el empate en una jugada asociada de sus dos mejores jugadores. Ferragine la cruzó muy bien para Calbo, que cabeceó apenas desviado. Del otro lado, la Mano ganó algo de tranquilidad cuando consiguió el cuarto, con un tanto del recién ingresado Fede Maldonado.
Se hizo enredado en la parte final. Rosso lo fue a buscar con su hombre de menos, poniendo mucha actitud. Marcelo Dadario se multiplicaba para evitar el quinto de La Mano. Se lo tapó muy bien a Gartner, y en el rebote  a Armento le faltó justeza cuando se la tocó por arriba.
Juan Iglesias encontró un nuevo descuento y Rosso creyó definitivamente en el empate.
La Mano tenía llegadas claras, pero fallaba en el último toque. Y Rosso seguía teniendo la chance de empardarlo. Pero la mano por fin la pudo hacer bien: Armento abrió las piernas y lo dejó solo a Gartner, que definió por debajo de Dadario para el 5-3.

La figura:
Agustín Ferragine: fue el motor y generador de juego de Rossonero. Habilidoso y punzante, marcó dos golazos y sostuvo la esperanza del empate hasta último momento.

CHIRIPI 7
LOS LAGARTOS 1

Liberen a Maxi

Un parrido difícil de ver, imposible dar dos pases seguidos, un mar de piernas, poca precisión. Para colmo, Maxi Villar, uno de los pocos jugadores desequilibrantes del partido aparecía de último hombre en Chiripi.  Las intermitencias de  Juan Pablo Puggioni no le alcanzaban a los de verde, y del otro lado costaba distinguir a un jugador capaz de crear algo.
Chiripi plasmó la superioridad que insinuaba con un desborde de Puggioni para Maxi Villar, que apareció en la zona que más conoce y definió cruzado.
Cerca del final de la primera parte, en una jugada aislada, Los Lagartos se encontraron con el empate tras un remate de César Curuchet que encontró una floja respuesta en Franco Puggioni. Y Los Lagartos tuvo el segundo, cuando Santiago Rábago robó una salida, llegó al fondo y lo dejó con todo el arco a Basterrica, que increíblemente la hizo rebotar en el palo. Y la ley se cumplió más que nunca: los goles hechos que se pierden en un arco se hacen en el otro. En la jugada siguiente, Jonathan Martens puso el 2-1, justo antes del silbato que cerró los primeros 25 minutos.
Chiripi, como regulando, seguí teniendo el as de espadas, pero lo jugaba tapado. Maxi Villar seguía en el fondo, aunque de vez en cuando se rebelaba y armaba una jugada, como cuando limpió a dos y sacó un remate fuerte que exigió a Nahuel Flores Medrano.
De todas formas, Chiripi, que encontraba más espacios ante el cansancio que exhibían los físicos grandes de Los Lagartos, encontró el tercero con otra definición de Martens, y al toque aparecieron JP Puggioni para el 4-1, y el Colo Bernazza para el 5-1.
Los Lagartos se cayó a pedazos y Chiripi estiró la goleada. Maxi incursionó de nuevo en campo contrario y puso el 6-1. Y el séptimo fue del Colo Bernazza.

La figura:
Maxi Villar: uno de los jugadores distintos del fútbol tandilense, apareció disimulado en el fondo en un partido al que no se le caía una idea. Un verdadero desperdicio. Por suerte se soltó un par de veces y mostró todo lo que sabe.

SIN TONIFICAR 1
LOS BERRACOS DEL PATRÓN 1

Los goles que no se hacen un arco…

Los Berracos del Patrón y Sin Tonificar se veían las caras en un partido que, desde lo colorido, mostraba un marco genial. Y desde lo futbolístico, las emociones no faltaron. Los primeros minutos mostraron a Los Berracos manejando el partido. Su pieza fundamental era David Barraza, que era el hombre más peligroso en ataque por su habilidad y ambición. La primera emoción no tardó en llegar, porque a los 4 minutos Diego Volantin marcó el primer tanto para Los Berracos con una media vuelta genial que dejó sin chances al arquero Luciano Santos.
Cerca de los 10 minutos el partido seguía favorable a los vestidos de verde y blanco, con mejor manejo de la pelota y chances más claras. Sin Tonificar, por su lado, presionaba a los defensores rivales con sus delanteros para intentar “madrugarlos” y poder llegar al empate. Sin embargo, no les daba resultado. Mauricio Sarghini tuvo el segundo en dos oportunidades, tras buenas jugadas colectivas, en las que la pelota recorrió todos los sectores de la cancha. En respuesta, Menchón tuvo dos veces el empate, pero Aranguren se lo impidió. Una de ellas, con una espectacular salvada tras un buen cabezazo.
Sobre el final de la primera etapa Aranguren se lució una vez más rechazando un tiro libre, y luego Santos le impidió a Denanis que Los Berracos se vayan con diferencia de dos al descanso.
En la segunda etapa, ni bien comenzada, Barraza se volvió a perder el segundo tras desviar un derechazo cerca del ángulo izquierdo del arquero. Posteriormente, el arco de Sin Tonificar seguía con fortuna. Santos era el gran responsable de que el partido siga solo 1 a 0, pero la suerte hacía lo suyo. Tras un remate de Emilio Failla, la pelota se desvió y se fue pegadita al palo, negando una vez más el segundo tanto para Los Berracos. Orfanelli, luego, le dio al palo. Más tarde, Barraza rozó el ángulo. Y como suele pasar en el fútbol, los goles que no se hacen en un arco, se hacen en el otro. Faltando 3 minutos, Fernando Barragán pescó una pelota que salió rebotada hacia el medio y con un derechazo violento estampó el empate para Sin Tonificar y a su vez le tiró un baldazo de agua helada a Los Berracos del Patrón.  Todos los goles que se habían malogrado ahora les pasaban factura.
Sobre la hora, Luciano Santos volvió a salvar a Sin Tonificar. Con una atajada espectacular a puro reflejo fue el máximo responsable de que su equipo se pueda llevar un milagroso empate.

La figura:
Luciano Santos: mantuvo el 0-1 durante todo el encuentro y sobre la hora salvó el partido con una atajada espectacular.

EL CAMPEÓN DEL AÑO PASADO 1
LOS CUÑADOS DE ROCKY 1

A mano y conformes

El Campeón del año pasado y Los cuñados de Rocky saltaban a la cancha con realidades diferentes: los primeros debían ganar para sumar y escalar posiciones mientras que los restantes defendían la punta de la zona. Los primeros minutos fueron trabados. El juego pasaba por la mitad de la cancha aunque sin tanta claridad. Si bien había aproximaciones, las áreas eran poco pisadas y las situaciones no eran del todo claras. Cerca de los 10 minutos llegó la primera oportunidad clara para Los Cuñados, cuando Diego López Carmelo disparó y la pelota se fue besando el palo izquierdo del arquero. Trevisón e islas también pudieron marcar pero la puntería por el momento no estaba afinada. En respuesta, El Campeón del año pasado, mediante Mariano Britos, tuvo su primera oportunidad con un remate violento que se fue apenas por arriba del travesaño. Sin embargo, la jugada más clara de la primera etapa fue para Los Cuñados cuando “Cocho” López Carmelo estrelló la pelota en el palo e impidió la apertura del marcador. Sobre el final, Gastón Manoli también tuvo su chance para ECDAP, pero desaprovechó que la pelota le quedó picando y tras pegarle no del todo bien el balón se fue desviado.
En la segunda parte el palo le volvió a negar el gol a Los Cuñados. Esta vez el que se quedó con las ganas de gritar el gol fue Trevisón.  Pero, tanto insistir e ir sin cesar, Los Cuñados tuvieron su premio a los 7 minutos, cuando López Carmelo quedó mano a mano con el arquero y tocó con sutileza por un costado. El resultado no estaba mal, si bien el encuentro hasta ese momento era muy parejo, los vestidos de negro eran quienes más habían insinuado.
Sin embargo, 5 minutos después, ECDAP, obligado por el resultado negativo, se adelantó en el campo, pisó el acelerador y llegó al empate. Mariano Britos fue el autor del tanto, con un derechazo cruzado, imposible para el arquero, que hizo vista.
Luego del empate, Los Cuñados volvieron a tomar las riendas del partido e hicieron crecer la figura de Andraca, arquero rival. López Carmelo siguió siendo lo más claro, pero le faltaba compañía para poder concretar las jugadas que él mismo elaboraba. “Novillo” Ciancaglini ingresó para dar referencia en el área y peso en ataque, pero tras pocos minutos en cancha debió salir por molestias en uno de sus tobillos.
Sobre el final se hizo un partido de ida y vuelta, ambos equipos tuvieron chances y así como lo pudieron haber ganado, tranquilamente se podrían haber ido con las manos vacías. Por eso, el empate no parece caer mal y, por lo que fue el encuentro, fue el resultado más justo.

La figura:
Diego López Carmelo: fue la referencia de ataque de Los Cuñados en todo momento. Inquietó con sus gambetas y marcó el único gol de su equipo. Le faltó algo de suerte en la definición.

NATALIA NATALIA 8
NONO’S ROBBENS 2

Goleada con identidad

Natalia Natalia y Nono’s Robbens se enfrentaron en El Club Boca en un partido en el que no faltó el buen juego ni los goles. Desde un principio fue favorable a Natalia Natalia. De la mano de Nicolás Auce, NN creaba juego, generaba situaciones de gol y como si fuera poco, hacía cansar al rival haciéndolo correr de un lado para el otro. La primera parte fue un monólogo, al minuto Auce abrió el marcador con una definición sutil. Luego, Rodrigo Sequeira amplió la diferencia con una media vuelta y derechazo cruzado digno de crack. El arquero nada podía hacer hasta el momento. NN jugaba a gusto y lo demostraba en todo su esplendor. Mariano Disipio marcó el tercer gol, y la curiosidad de este jugador es que en su camiseta tiene el número 18, pero con un detallecito. Entre el 1 y el 8 había un signo más. Es decir, 1+ 8 decía su camiseta. Como el gran goleador Iván Zamorano, que tuvo que ceder su número de la suerte (9) a Ronaldo por una movida de marketing, cuando Nike lanzó el modelo de botines R9 y necesitaba que el astro brasileño use ése dorsal.
Para finalizar una primera etapa soñada, Rodrigo Sequeira y Nicolás Auce volvieron a marcar y se fueron al descanso con una cómoda ventaja de 5 a 0.
En la segunda parte nada cambió. NN siguió manejando el encuentro a su gusto, con Auce y Sequeira como bandera. Ya no importaba hacer los goles, sino que estos fueran lindos, y a eso se dedico el equipo vestido de violeta durante toda la segunda etapa. Cristian Ferragini, Nicolás Castró y Luis Ojeda (le pedían que le dedique el gol a su hijo que está por llegar al mundo) decoraron el resultado. Sobre el final dos goles de Nono’s Robbens le pusieron algo más de color a un partido que fue agradable para aquellos que se acercaron a verlo.

La figura:
Nicolás Auce: volante como pocos. Tiene un exquisito pie derecho con el que juega, hace jugar, asiste y convierte. Si la pelota no pasa por él no vale. Pieza clave de su equipo.

LA PEÑA ROJA TANDIL 11
MORONDANGA FC 2

El rojo se ilusiona

En el turno de las 19 en cancha de Boca, por la tercera fecha del clasificatorio se enfrentaban La Peña Roja Tandil y Morondanga FC. Los del rojo necesitaban un triunfo para colocarse en las primeras posiciones y seguir soñando con entrar a la Copa, mientras que por el lado de Morondanga querían obtener su primer triunfo, tras dos goleadas en contra.
El marcador se abrió rápidamente a los segundos del encuentro. Manuel Volpi encontró dormida a la defensa de Morondanga y definió para el 1-0. Este gol hizo quedar atrás a los de Morondanga, que no podían agarrar la pelota. El rojo siguió buscando por medio de Mauricio Mur y de Manuel Volpi, que quería el segundo en su cuenta personal. Era muy poco lo de Morondanga, tenía intenciones por medio del volante Cristian Silva, pero era muy complicado crear peligro.
Córner que ejecuta Volpi, y remata el lateral Fernando Collado para estirar el partido a dos de ventaja. El mismo Fernando haría el tercero de La peña con un remate por abajo, al palo izquierdo de Sergio López, el uno de Morondanga.
La DT de los Morondanga empezó a gritar “Tachuela, Tachuela” queriendo mover un poco a su equipo, también mete un cambio. Mandó a la cancha a Marcelo Verdún por Juan López, tratando de buscar más juego de la mitad de cancha para adelante.
Los cambios fueron buenos pero no concretaron, un error en la salida del rojo por parte de  Facundo Echeverría le deja el gol servido a Marco Sola, que no puede definir bien.  El cuarto llegó por medio de Paolo Tomeo, luego de una asistencia de Mauricio Mur.
A los 18 minutos, tras un quite al defensa Cristian Mastromarino, Lionel Mura define muy bien para poner las cosas 5-0.
Morondanga intentaba presionar arriba pero el juego del rojo se hacía pesar y antes de que terminara el primer tiempo, una picona de Tomeo que no logra entrar pero que si la puede empujar Manuel Volpi para irse al descanso con un 6-0.
Los DT daban sus indicaciones, el del Rojo que un poco los verdugeaba en el partido deja todo de lado y los alienta para que sigan jugando como en el primer tiempo. Mientras que por el otro lado mandan a la cancha a Hernán Martínez para lograr el descuento.
Ya en el segundo tiempo, a los 3 minutos por Medio de Manuel Volpi llegaría al 7-0 tras una definición al Angulo.
Las esperanzas para el descuento de Morondanga eran por medio de Silva, que asistía a Germán Rodríguez para que le pegue y la pelota quedaba en las manos del arquero Gastón González. Tiro libre para los de Morondanga, parecía la nueva oportunidad para descontar, le pega Cristian Silva pero pega en la barrera roja. Morondanga era un poquito más pero se perdía su tercera chance de gol tras un tiro desviado de Hernán Martínez.
El DT del rojo manda dos cambios a la cancha: al mediocampista Federico Arredondo y al 9 Cristian Juárez para tratar de estirar la diferencia. Que llegaría tras un pase del “Pipi” Rojas a Manuel Volpi, para hacer el cuarto gol del delantero y el octavo para el equipo.
El descuento llego a los 14 minutos, después de un regalito del arquero González que se la deja a  Marco Sola, este se la pasa a Cristian Silva, que de media vuelta convierte el 9-1.
Cristian Juárez iba a convertir su gol tras un centro atrás de Federico Arredondo para poner las cosas 10-1. Nuevamente Morondanga descuenta a través de Cristian Silva, este gol fue muy festejado por Cristian Mastromarino, que lo grito como si hubiese sido el del empate. Muy buena onda de la hinchada de Morondanga, su equipo gano un córner y lo festejo casi como un gol. Por el otro lado caían los insultos para el “Pipi” que no definió bien de cabeza, la hinchada del rojo se preguntaba si a este jugador había que correrle el arco pero al toque salió su DT a defenderlo diciendo que las tres jugadas de gol que tubo las saco el arquero Sergio López.
El 11-2 llegaría en los últimos minutos por medio de Manuel Volpi tras una gran asociación con Cristian Juárez.

La figura:
Manuel Volpi: otra vez fue clave para el equipo Rojo, juega y hace jugar. Y marcó 6 goles.

DEPORTIVO BALBO 5
ALTAS ALPARGATAS 3

Al Depor casi se le escapa

En el último turno de la cancha de Boca se enfrentaban Deportivo Balbo y Altas Alpargatas. Pese a la  ausencia de Oscar “Amarillo” López, el tricolor quería mantenerse en la punta junto a los Natalia Natalia (que habían ganado su partido anterior) y también seguir invictos, mientras que los de Altas Alpargatas querían prenderse e igualarlos en 6 unidades.
El partido iba a empezar muy bien, los dos equipos cuentan con buen juego y esto se demostró en la cancha. El partido también era muy hablado desde afuera, sus técnicos querían que sus jugadores ganen o ganen.
El primer gol iba a ser del Deportivo Balbo, a los 3 minutos. Lucas Rodríguez no puede darse vuelta entonces se la pasa al 9 Eduardo Díaz, que define fuerte arriba para que Juanma Venancio no pudiera hacer nada.
Los Alpargateros querían salir jugando de atrás pero la presión que ejercía el Deportivo Balbo era muy buena. A los 7 minutos, el arquero Federico Irureta lo ve solo a Díaz, que no logra conectar de cabeza. Era el segundo para el Depor. AA iba a tener una, Facundo Ledesma descarga para Nicolás Bálsamo que le pega pero el balón es atajado por Irureta.
El tricolor iba a tener otra más, un centro de Maxi Fernández para Eduardo Díaz, el 9 prefiere definir con el pie y se va por al lado del palo. Desde la tribuna se escuchaba “De cabeza Edu!”. A los 17 minutos va a tener revancha, y marca el segundo en su cuenta personal y también el de su equipo.
Lucas Rodríguez iba a tener su posibilidad de marcar, pero el tiro se va desviado por muy poco, el mediocampista Zuasnabal pedía por favor que saquen a este jugador, que en la última del primer tiempo le va a tapar la boca marcando el 3-0.
En el segundo tiempo, los de la Uni salieron a jugar y atacar un poco más y propusieron un partido muy parejo. El uno del Depor pedía tranquilidad a sus jugadores.
El descuento de AA llego por medio de Facundo Ledesma, que luego de desmarcarse de Zuasnabal, marca un golazo para el 3-1. Los alpargateros se ilusionaban con buscar otro descuento que los deje a tiro del empate, pero a los 13 minutos del complemento un gol de picadita de Eduardo Díaz vuelve a estirar la diferencia a tres. Desde el banco le avisan que con su Hat-Trick  se ganó la cerveza después del partido.
A los 18 minutos llegaría el 4-2. El defensor Lautaro Colatti intenta jugar atrás con el arquero Irureta, éste la pierde frente a Leiva que marca abajo del arco. Y faltando nada más que 3 minutos, el 10 Facundo Pasarín pone a los AA a tiro del empate. Los jugadores llevan rápido la pelota al medio del campo del juego, se ilusionan con un posible empate que todavía los deje con vida en el Grupo A. 
Las últimas dos van a ser para los alpargateros, un tiro de Leiva al ras del suelo que se va desviado por muy poco y un remate de Valentín Zamolo que se va muy por arriba. El triunfo fue para el Deportivo Balbo 5-3, sufriendo en los últimos momentos del partido pero dejando en claro que este equipo tiene muchas ganas y juego como para entrar a la Copa Cosa de Serranos.

La figura:
Eduardo Díaz: el nueve del Deportivo Balbo hizo 3 goles que fueron vitales para que no se les escape el partido en los últimos minutos.

Deja una respuesta

Top