Está aquí
Home > Copa - Cosa de Serranos > Una jornada decisiva en el Talleres

Una jornada decisiva en el Talleres

Nueve cotejos en los que se jugaron Promociones, la final de la C, con la consagración de Caravana Mágica, y las semis de la «B» donde El Equipo del Tío (foto) remontó un partido impresionante de la mano de «Cako» Manna.

MATADOR 4
EL POINT 7

Fuera de punto

Como si se tratara de una hazaña, aunque no había mucho en juego, lo que le ocurrió a Matador es una clara muestra de que en esta Copa Cosa De Serranos que está finiquitando, cualquiera le gana a cualquiera. La paridad es tremenda y los equipos dejan todo hasta el final. Matador, luego de unos primeros minutos chatos, supo quebrar la resistencia del Point y ser ampliamente superior. Juan Gómez marcó el primero, gol que sería la llave de una goleada que parecía fulminante. Solo unos minutos más tarde, la aparición de Miguel Vectola le permitió a Matador ponerse arriba por duplicado, y manejar el ritmo de partido a su manera. La diferencia era exagerada, quizás, pero lo cierto es que el conjunto “Verde y Naranja” llegaba y convertía, era punzante y certero en la red. Como si esto fuera poco, con el 2 a 0 arriba, y un Point desaparecido en acción, Juan Bidegain empujo para meter el tercero con el cual se irían al descanso.
Ya iniciada la segunda etapa, y con un margen de tres tantos, Matador se relajó más de la cuenta y le otorgo la tenencia del balón al Point, que si bien a esa altura de la noche era blando y muy tímido, de a poco se animó y lo fue a buscar. Paradójicamente, cuando El Point mejoraba su rendimiento, un nuevo baldazo de agua fría anulaba todos sus deseos de descontar y ponerse otra vez a tiro del encuentro. Nuevamente Vectola conecto para poner el 4 a 0. Determinante, el Matador ya no tenía la posesión de la globa, pero llegaba y marcaba. Por el otro lado, desconcierto total del conjunto “Fucsia y Negro”, que se comía una goleada infernal, pero la paciencia le dio un premio mayor. Rueda fue el encargado de anotar el primer descuento, cuando pensar en un empate era soñar despierto. A segundos del 1-4, emergió la figura del gran “Negro” González, que estuvo anulado el primer tiempo, para de esa forma poner el 2-4. Las cosas habían cambiado, y la preponderancia del Matador ya no era tal, el Point buscaba el milagro e iba a por todo. Con el 2-4 y la confianza del conductor natural del Point, agrandado por haber marcado el segundo, tuvo otra para probar y la mando a guardar, poniendo el 3-4. Con más de 15 minutos por delante, y con un Matador cansado y renunciado a la buena performance que había mostrado el primer tiempo, El Point siguió la línea de la tolerancia, y “Bilo” Ianone fue el encargado de empatar el juego. ¿Milagro?, No, Constancia, insistencia y nunca darse por vencidos, empujando más que generando, pero el Point fue tanto al frente que consiguió el empate transitorio merecido. Martínez fue el nombrado para poner el 5 a 4 y lograr dar vuelta una historia épica. A falta de 5 minutos y ya con el Matador apostado al ataque a recuperar todo lo perdido, los huecos empezaron a aparecer, y Rossi y posteriormente Rueda nuevamente, no perdonaron para colocar el 6to y 7mo gol definitivo para cerrar una historia que había comenzado dificilísima, pero que el premio mayor por constancia y no desesperarse marcaba un tanteador final de 7 a 4 en favor del Point.

La Figura:
Bilo Ianone: Si bien en el primer tiempo el volante estuvo vulnerable, contagiado por su equipo, en la segunda parte resurgió su figura para ser el pulmón, la pausa y la distribución, el pilar elemental para comenzar con una remonda que parecía imposible.

REAL COLICOS 8
PASO DE LOS TOROS 3

Borrachos de alegría

Real Colicos y Paso de los toros se vieron las caras en el duelo válido por la promoción entre las categorías C y B. Los de blanco buscaban dar el salto a la segunda división, mientras que los vestidos de azul intentaban mantenerse en la B. Desde el comienzo del partido se vio mejor a Real Colicos. Mejor predispuesto y con la pelota en sus pies. La ventaja no tardó en llegar, ya que a los dos minutos de juego Raúl Rosas estampó un zurdazo al ángulo derecho de Liñeiro para decretar el 1 a 0. Sin embargo, el empate no tardó mucho en llegar. Apenas 120 segundos después, Agustín Ferragine marcó el 1 a 1. Pero el partido no daba respiro, y un instante después, Daniel Ramírez volvió a adelantar a Real Colicos.
El trámite del partido lo seguían manejando los vestidos de blanco. Apostaban por el juego corto y desequilibraban con los hermanos Prezioso. Por su parte, Paso de los toros salía desde el fondo con Santiago López, pero generalmente la jugada terminaba con un pelotazo. Llegando a los 15 minutos, Liñeiro salvó la tercera caída de su equipo luego de una buena atajada a puro reflejo tras un córner. Con el correr de los minutos, Paso de los toros tomó confianza y a través de Ferragine y Frank llevó peligro al arco rival. De todos modos, no encontró la forma de llegar al empate y se fueron al descanso 1-2.
En la segunda etapa, ni bien comenzó, Ferragine tuvo el empate, pero el arquero le negó el grito sagrado. Lo que parecía que iba a ser una asfixia, se terminó cuando a los dos minutos de la parte complementaria Pedro Prezioso puso el 3 a 1 para Real Colicos. Instantáneamente, Real tuvo el cuarto, pero el palo impidió un golazo. De todos modos, rápidamente el partido iba a encaminarse para ellos. Pedro Prezioso volvió a marcar y luego, su hermano Julio hizo lo propio para imponerse por 5 a 1. Facundo Cabrera, una de las mejores cartas del equipo, puso el 6 a 1 pocos minutos después. El partido ya se había abierto y la pelota iba de un área a otra. Paso pudo descontar por medio de Enzo Frank, pero Real Colicos contestó con otro tanto de Raúl Rosas. De penal, Marcos Liñeiro le dio un poco de dignidad al resultado, pero sobre el cierre del encuentro, Raúl Rosas estampó el 8 a 3 final, para que, oficialmente, su equipo sea de la B.

La figura:
Raúl Rosas: No dudó a la hora de definir. Siempre bien ubicado, y con fe ciega, marcó 3 tantos.

MAÑANA TE DIGO 4
SPORTING CREMASTER 3

Sporting Cremater ascendió en un partido dramático

En una ideal tarde para jugar al fútbol se disputaba la vuelta de la promoción entre Mañana Te Digo (buscaba mantener su lugar en la Categoría D) y Sporting Cremaster (quería ascender de la E a la D). Antes de meternos de lleno en el partido, aclaremos que la ida fue con victoria 2-0 para Sporting Cremaster que hasta perdiendo por un gol, ascendía de categoría. Con la bola ya rodando, Sporting salió más concentrado y en tan sólo dos minutos de juego se encontraba arriba en el marcador gracias a un derechazo goleador de Gonzalo “Pocho” Franco que le daba tranquilidad a su equipo. Apechaga estuvo cerca de poner el tempranero empate pero su remate fue ancho. Emiliano Lucio con un potente tiro libre pudo aumentar la brecha entre ambos equipos pero su remate fue bien tapado por Corradi, que le daba vida a Mañana. A los siete minutos, Grigera quedó cara a cara con Fantaguzzi (tras una gran jugada de Porcetta) y su remate impactó primero en el travesaño, entró y salió por lo que igualó el partido. A partir de allí, Mañana se dio cuenta que estaba con vida y tenía chances de ponerse en ventaja pero los remates de Torrado y Grigera eran ineficaces. Sporting, por su parte tenía una clarita en los pies de Franco que tras madrugar en la salida a Zepeda estuvo a centímetros de poner el 2-1. Un minuto más tarde, Grigera y Porcetta armaron una linda pared y este último (aprovechando la mala salida de Fantaguzzi) remató de zurda y puso el 2-1 para MTD. Poco más que una tapada de Corradi a Franco y un intento de taco fallido de E. Lucio pasarían en esta primera parte y con el 3-2 global en favor de los Cremaster se iban al descanso. En el complemento, los de la “E” salieron con la pelota en su dominio y rematando de afuera buscaban el 2-2 que aún se hacía desear. Esta igualdad llegaría de la mano de Emiliano Lucio que dejó en el camino a Martínez con una hermosa pisada, pasó en velocidad a Porcetta y con un zurdazo bajo, arrinconó la pelota contra el palo izquierdo de Corradi y puso el empate. A los cinco minutos, Torrado armó una gran jugada sobre la izquierda y dejó con el arco vacío a Grigera para que esta vuelva a poner arriba en el marcador a Mañana Te Digo. A los trece minutos, Fantaguzzi salvó a Sporting que en el rebote recibió la séptima falta y tenía un penal a su favor. El capitán, Agustín Lucio, se hizo cargo de la ejecución pero su remate se fue por arriba del travesaño y no pudo poner el empate. Al minuto de esa jugada, Rodri Porcetta tomó un rebote en tres-cuartos de cancha y tras pararla de pecho y sacar un zurdazo bajo puso el 4-2 con el que Mañana Te Digo se mantenía en la D, hasta el momento. Los arananjados pudieron liquidar la historia pero Agustín Fantaguzzi se adueño del arco y tapó dos remates que pudieron convertirse en el quinto de Mañana. El partido era muy dinámico porque los dos equipos buscaban el arco rival incansablemente y se lastimaban en busca de esa plaza en la categoría D del próximo torneo. Sobre los 17 minutos, Gonzalo Franco ejecutó un gran tiro libre que pegó en el travesaño y pese a que muchos gritaron el gol (reclamando que el balón pegó en el palo de adentro del arco) la pelota no había ingresado y evitaba la victoria global de Sp. Cremaster. Treinta segundos más tarde, E. Lucio recibió un centro desde la izquierda y con un cabezazo certero puso el 4-3 con el que su equipo ascendía de categoría. ¿Todo cocinado?. Para nada. Menos de un minuto después Mañana Te Digo recibió la séptima infracción y tenía la posibilidad de marcar y quedarse en la D. Fantaguzzi adivinó las intenciones de Porcetta y sin siquiera dar rebote contuvo el remate y apagó el grito de gol. En los cinco minutos finales, Mañana fue con todo por el gol que no lo haga descender pero no tuvo ninguna más clara y sufrió un par de contras que Sporting no pudo concretar. Sin nada más por jugar, Moreno pitó el final y pese a que Sporting Cremaster perdió 4-3 el partido, ascendió de categoría ya que había ganado la ida por dos tantos contra cero.

La figura:
Emiliano Lucio: el 10 rosonero estuvo fastidioso en el primer tiempo porque no le salían las cosas pero en la segunda etapa hizo un golazo de zurda y otro bueno de cabeza para que su equipo pueda ascender de categoría.

CENTRO DE REHABILITACIÓN 11
ATLÉTICO EN REPOSO 3

Otra goleada ascendió a Centro

Por la vuelta de una de las promociones E-D y con la serie en un 99% definida (la ida fue con goleada 9-0 para Centro) salían a la cancha Centro de Rehabilitación y Atlético En Reposo. Atlético salió con el volante Damián Otranto al arco y con solo seis jugadores de campo (a los diez minutos completó equipo). La primera clara del juego la tuvo Ignacio Delorenzo pero su remate impactó en el poste y se fue afuera. A los dos minutos, el 11 tuvo revancha y empujando un tiro libre de Fernández puso el 1-0 para Centro. Atlético respondió con un derechazo y un cabezazo de Matías Gabastou pero ambos remates fueron débiles y fácilmente contenidos por Nahuel Roncoli. A los cinco minutos de juego, Delorenzo puso el 2-0 con un zurdazo que decretaba su doblete personal. Al instante, Mariano Fonzo recibió de Echeverria y con un fuerte derechazo puso el 2-1. En los minutos posteriores Otranto tuvo dos buenas intervenciones, primero tapando un tiro libre de Zuzulich y luego un derechazo de Delorenzo que casi llega al hat-trick. Zuzulich armó una buena jugada sobre la izquierda y dejó con el arco libre a Santiago Fernández para que este ponga el 3-1. Pietrocola tuvo una clarísima para Atlético pero solo frente al arco desaprovechó increíblemente la oportunidad de poner el 3-2. Martínez respondió con un zurdazo alto que impedía que se aumente la ventaja de dos goles entre ambos. Así se fueron al entretiempo. A los quince segundos del segundo tiempo, Fonzo con un derechazo extraordinario puso el 3-2 con el Atlético se ilusionaba con al menos no perder en la vuelta. A su favor, tenía un penal para igualar las acciones pero Matías Gabastou la tiró a las nubes y no pudo poner el empate. De ahí en más, Centro de Rehabilitación disputó el partido con mucha seriedad y dio lugar a una nueva goleada. Damián Gómez recibió dos asistencias de Martínez y en ambas oportunidades infló la red marcando el cuarto y quinto gol de su equipo. Más tarde, Martínez con dos potentes remates venció a Otranto que estaba abatido tras recibir los siete goles. Jonathan Giménez, remató de zurda y con violencia y con ayuda de un rebote descontó para Atlético En Reposo, poniendo el 7-3. Faltando diez minutos, Iván Zuzulich puso el 8-3 de penal y Marcelo Martínez de cabeza hizo el noveno y llegó a su tercero personal. El 10 pudo hacer alguno más pero el palo y el travesaño le impedieron volver a convertir. Atlético ya no tuvo respuesta y dejando muchos huecos atrás recibió dos goles más. El primero tras un penal de Nicolás Brittes que puso el 10-3 y el segundo gracias a un delicado remate de Santiago Fernández que decretó el 11-3 final con el que Centro de Rehabilitación ascendió a la D, ganando la serie con un grosero resultado global de ¡20-3!.

La figura:
Marcelo Martínez: El delantero de Centro, no sólo fue el goleador de la tarde con tres goles sino que se lo vio solidario y comprometido con el equipo al ordenar y ayudar a sus compañeros a hacer las cosas bien en todo momento.

JUANITO ALCACHOFA 3
NEROAZZURRO 5

Ascenso Neroazzurro

Por una de las promociones entre la “B” y la “C” Juanito Alcachofa, con ventaja deportiva por pertenecer a la categoría más alta, y Neroazzurro definían sus destinos en un solo partido. Muy lejos de especular con el empate, Juanito salió decidido a presionar bien arriba. Un córner conseguido en los primeros movimientos del encuentro devino en un cabezazo de Pedro Etchegaray que se convertiría en el 1 a 0 para los Alcachofas. Agobiado por la intensidad rival, Omar Giunta, el arquero Neroazzurro tomó con sus manos un pase de uno de sus compañeros y le concedió a Juanito un tiro libre indirecto dentro del área. Etchegaray se paró a un costado de la pelota, amagó a tocar para su izquierda y, pisándola, la movió hacia la derecha para que Fernando González definiera mediante un remate raso que se filtraría por debajo de la barrera y superaría a Giunta. En tres minutos de juego, Juanito Alcachofa superaba por 2 goles contra 0 a Neroazzurro, que estaba obligado a convertir 3 si pretendía subir de categoría. El primer ataque Azzurro llegó cuando Ezequiel Pogorzelsky remató desviado un córner enviado al área. En la siguiente, la aguantó con oficio y descargó para la llegada de Agustín Sassou, quien de frente al arco la clavó fuerte y al ras junto al palo izquierdo de Fermín Sánchez, el arquero Alcachofa. Con el Azzurro a tiro del empate, Juanito debió sustituir a Nicolás Vigilianchino, volante ofensivo que sufrió un corte por una acción peligrosa de “Hugol” Boyer, el 9 adversario. Etchegaray estuvo a punto de restituir la ventaja de dos goles con un remate cruzado que se fue cerca. Como respuesta, Pogorzelsky culminó una contra Azurra con un tiro que dio en el palo antes de perderse tras la línea de fondo. Una buena jugada colectiva de Alcachofa dejó a Etchegaray en posición de definir, pero su disparo se fue por arriba del travesaño. A esa altura, Etchegaray y Pogorzelsky, el primero distribuyendo juego para la Alcachofa, el segundo aguantando arriba y acercando al Azzurro al empate, se repartían todo el protagonismo. Sin embargo, los espectadores que se habían acercado a Talleres les daban la espalda a ellos y a lo que sucedía dentro del terreno de juego. Todos, salvo raras excepciones, se habían dado vuelta en dirección a la cantina para mirar los penales entre Grecia y Costa Rica por los octavos de final del mundial de Brasil. Así, ante la indiferencia generalizada, concluiría un muy entretenido primer tiempo.
El complemento inició con un penal para el Azzurro por una falta cometida dentro del área. César Arrúa asumió la responsabilidad y convirtió el empate rematando fuerte y al medio. Otra vez en el campo, Vigilianchino recibió un pase de nuca de Etchegaray y la empalmó de primera, pero le erró al arco por muy pocos centímetros. La paridad no duraría demasiado, porque Etchegaray volvería a poner en ventaja a Juanito al ejecutar un penal sancionado por acumulación de faltas. Giunta eligió bien el costado, pero la pelota entró pegada al palo, haciendo que su estirada fuera inútil. Tras el gol, los Alcachofas recuperaron el dominio del principio del primer tiempo. El Azzurro, que necesitaba dar vuelta el resultado para lograr el ascenso, se tuvo que resignar a pararse de contra. Pogorzelsky bajó un envío largo para Boyer, y “Hugol” perdió en el mano a mano con Fermín Sánchez. El 9 del Neroazzurro se tomaría revancha al convertir en el empate parcial un penal sancionado contra Juanito por acumulación de faltas y pondría en ventaja a los suyos al aguantar la pelota de espaldas, girar y definir mediante un zurdazo cruzado que se clavó junto al palo y significó el 4 a 3 que hizo estallar en un grito de desahogo al DT de su equipo. En cuestión de minutos, Juanito Alcachofa había pasado de tener dos goles de gracia a necesitar uno para salvar la categoría. Augusto Ruíz, con un tiro de cara interna que se fue junto al palo izquierdo del arco defendido por Giunta, y Etchegaray, dejando a dos rivales en el camino y sacando un zurdazo que Giunta, con gran esfuerzo, desviaría a córner, estuvieron cerca de lograr el empate. Neroazzurro defendía muy cerca de su arquero. Rápido de reflejos, el DT pidió minuto. El tiempo muerto llevó tranquilidad a los Azurros e incrementó el nerviosismo de los jugadores de Juanito Alcachofa. El árbitro reanudó el juego. Restaban seis minutos de pura emoción. “Hugol” estuvo a punto de definirlo, pero Fermín Sánchez le ahogó el festejó gracias a una volada espectacular, a media altura, sobre su palo izquierdo. Cerca del final, la impotencia llevó a Fernando González a golpear con la mano un centro demasiado alto. La acción le costaría su segunda amarilla. Con un hombre menos, Juanito apeló al orgullo para acorralar a su rival. En uno de sus tantos avances por la banda derecha, Vigilianchino llegó hasta el fondo y remató con poco ángulo. Bien plantado sobre el primer palo, Giunta despejó a córner con sus manos. Las esperanzas se extinguieron cuando Arrúa puso, otra vez de penal, el 5 a 3 definitivo. No hubo tiempo para más. La victoria le dio el ascenso a Neroazzurro en una promoción que tuvo los condimentos propios de las grandes finales.

La figura:
Ezequiel Pogorzelsky: Un delantero de oficio y sacrificio. No fue recompensado con un gol, pero su movilidad, su buen juego aéreo y su pericia a la hora de aguantar la pelota de espaldas complicaron a la defensa rival durante los 50 minutos.

KAKAROTOS 2
LA CARAVANA MÁGICA 4

Noches Mágicas

A pesar del frío, el público se acercó en gran número a presenciar el enfrentamiento entre Kakarotos y La Caravana Mágica por el título de la “C”. A poco del comienzo, Lucas Porta sorprendió a propios y extraños poniendo el 1 a 0 para La Caravana Mágica al cabecear por encima del arquero David García un pelotazo muy largo. Luego de un comienzo tímido, Kakarotos (que sufría varias bajas sensibles entre las que se destacaba la de una de sus figuras, el gran Ezequiel Jaca) merodeó el empate mediante dos remates lejanos de Facundo Herbón. Ambos se irían ligeramente desviados. Aquellos dos acercamientos fueron un paréntesis dentro del dominio de la Caravana, que se extendería a lo largo de todo el primer tiempo. Un remate lejano de Mauricio Roldán encontró bien plantado a David García, que se luciría volando abajo, contra su palo izquierdo, para desviar a córner una media vuelta de Kevin Milán. Otra respuesta brillante del 1 Kakaroto impidió que un remate peligrosísimo de Rodrigo García ampliara la ventaja para la Caravana, que de tanto insistir llegaría al segundo, otra vez por intermedio de Lucas Porta. Golpeado tanto por la desventaja como por la lesión de Pablo Díaz, Kakarotos intentaba reagruparse en torno a Facundo Herbón, su mejor jugador, un mediocampista central al que le queda muy bien el traje de centrodelantero, pero la superioridad rival era tan marcada que se veían desbordados por todos los frentes. Kevin Milán complicaba avanzando insistentemente por derecha. Antes de que finalizara la primera etapa, un nuevo tirazo, fuerte y colocado, de Rodrigo García estremeció el travesaño. La misma suerte corrió un remate de Mauricio Roldán, que le dio de primera a una pelota cedida por Lucas Porta. La llegada del entretiempo alivió a Kakarotos, que podría haberse ido al descanso perdiendo por más de dos goles. Estaban mucho más lejos en el juego que en el resultado.
Kakarotos afrontó el complemento con otra actitud. Desde el comienzo plantaron el equipo unos metros más adelante para acercarse al descuento y alejar el trámite del área de David García. Facundo Herbón recibió la pelota en la salida de un córner y reventó el palo de Ignacio Triviño. El 1 Mágico aún no había sido exigido en lo que iba de la final, en parte gracias al acierto con el que sus compañeros alternaban pases cortos con pelotas largas. En la que sería una nueva llegada franca para Kakarotos, Pablo Cocola encontró espacio para avanzar por el centro del ataque, pero su remate se perdió por encima del travesaño. Se jugaba una final y así lo entendían todos los protagonistas. Si no, pregúntenle a Pablo Díaz por qué volvió a entrar, renqueante y con su equipo perdiendo por dos goles, luego de haber salido lesionado durante la primera etapa. Su ingreso contagió a sus compañeros. Su arquero, David García, sacó a córner un tiro con cara interna de Federico Arbert y Facundo Herbón, convertido a esa altura en un segundo nueve, aprovechó un penal con barrera en el borde del área mágica y puso las cosas 1 a 2. Con más ímpetu que juego, Kakarotos se lanzó en busca del empate. La Caravana ya no controlaba el trámite del encuentro y los nervios comenzaban a condicionar el perfecto funcionamiento que habían demostrado a lo largo de todo el campeonato. Sin embargo, tanto Arbert como Roldán estuvieron cerca de estirar la ventaja con sendos remates lejanos. En un nuevo intento Mágico, Julián Palmieri surcó la banda derecha con pelota dominada y cruzó un disparo que se fue por muy poco. Llegaría, entonces, la polémica de la noche. Los jugadores de Kakarotos se distrajeron en el reclamo de una mano y, en el desenlace de esa misma jugada, Lucas Porta marcó el tercero para su equipo, que era también el tercero en su cuenta personal, con una definición medida que se metería junto al palo izquierdo de David García. Un nuevo descuento de Facundo Herbón reavivó las esperanzas, pero la ilusión no duró demasiado, porque Lucas Porta ganó de cabeza en el área Kakarota y Kevin Milán volvió a cabecear para marcar el definitivo 4 a 2. Con la final sentenciada, Facundo Herbón descargaría tensiones en una falta que le valdría la tarjeta roja. Una expulsión justa y un injusto final para el gran torneo realizado por este grandísimo jugador. El pitido final desató los festejos de La Caravana Mágica, que se baña de gloria e inscribe su nombre junto al de los demás campeones del “Moncho Monzón”.

La figura:
Lucas Porta: Tres goles y una asistencia en una final cerrada. Destruyó el ánimo del rival golpeando siempre en el momento oportuno.

EL EQUIPO DEL TÍO 3
LOS ECLÉCTICOS 2

Mana talento

Por la segunda semifinal de la “B”, en busca de un rival para La Colada Loca en la gran final del próximo domingo, El Equipo del Tío y Los Eclécticos medían sus fuerzas. La cantidad de seguidores que se habían acercado a Talleres hacían pensar que los del Tío eran locales. Su arranque, tratando de tocar la pelota desde abajo, reforzaba esa impresión. Los Eclécticos, por su parte, esperaban bien parados presionando en mitad de cancha. Tras unos primeros minutos de mutua evaluación durante los cuales no hubo llegadas que comportaran peligro, una buena jugada colectiva de Los Eclécticos concluyó en un remate de Mauro Zarini que murió en las manos de Javier Rossi. El Equipo del Tío respondió con un remate de Martín Luque que se desvió en un defensor rival y sorprendió a contrapiernas a Sebastián Espada. El 1 Ecléctico reaccionaría a tiempo. Poco a poco los del Tío iban adelantándose. La presión alta ejercida por Juan Pablo Gamalero rindió sus frutos cuando en una salida en falso de la defensa Ecléctica su asedio permitió que la pelota cayera en los pies de “Cako” Mana. Tras tocar con Gamalero y buscar la devolución, el 10 Tío sacó un remate sencillo para Sebastián Espada. En la siguiente Martín Luque, que a fuerza de buen juego y gambetas cortas se había adueñado del mediocampo, recibió la pelota en la salida de un córner y buscó el ángulo más lejano con un disparo colocado que se estrelló contra el travesaño impidiendo lo que hubiera sido un verdadero golazo. En el mejor momento de los del Tío, un envío lejano de Matías Trevolazavala se desvió en la pierna de Federico Carbonetti. El defensor Tío tuvo la desgracia de abrir el marcador en contra de su propia meta. “Cako” Mena tuvo en sus pies la chance de igualar el resultado, pero su tiro fue repelido entre Espada y el palo. Martín Luque todavía estaba maldiciendo la suerte de los suyos cuando, en la otra área, un remate de Luciano TreGOLazavala dio también en el palo tras ser desviado por Javier Rossi. Luque, de gran primer tiempo, tocó y buscó la devolución en el centro del campo, avanzó dejando a dos rivales en el camino y fue derribado en el borde del área. El “Narigón” se hizo cargo de la ejecución. Su remate superó la barrera, en la que se amuchaban seis jugadores rivales, pero no consiguió hacer lo mismo con Sebastián Espada, que contuvo abajo, sobre su costado izquierdo. Juan Franco Picchioni respondió para Los Eclécticos con un disparo de media vuelta que se fue rozando el palo y Ezequiel “Pelé” Rodriguez puso el 2 a 0 al cabecear un córner enviado al área desde la esquina derecha. Los Eclécticos podrían haber ampliado aun más la ventaja antes del descanso, primero en una contra en la que le faltó precisión a la definición de Picchioni y más tarde mediante un remate de Matías Trevolazavala que tenía destino de ángulo y fue desviado a córner por Javier Rossi, el arquero del Tío.
Al inicio del complemento Gamalero estuvo a punto de descontar al ejecutar un tiro libre, pero su disparo se fue muy cerca del palo. Acto seguido, Matías Trevolazavala volvió a hacer gala de su exquisita pegada y, tomándola de aire desde la banda derecha, puso en apuros a Rossi. En pleno golpe por golpe, Espada sacó a córner un tiro libre de Luque que de todas formas se iba a ir por arriba. Franco Xodo logró lo que nadie había conseguido hasta ese momento: le robó la pelota a Luque en plena gambeta y, con los del Tío mal parados, tocó rápido para Picchioni, que perdió el mano a mano ante Javier Rossi. Finalmente, Gamalero consiguió el descuento desde el punto penal. El gol envalentonaría a los del Tío, que saldrían a buscar el empate con decisión. Un remate de Iván Palacio en una contra conducida por “Cako” Mana fue contenido por Espada. En la siguiente, el palo le dijo que no al “Narigón” Luque, que volvió a insultar al aire por la mala suerte que los perseguía. Su fastidio aumentó cuando, en el momento de mayor dominio Tío, creyó que desde afuera alguno de sus compañeros había pedido minuto. En realidad, el minuto había sido pedido por el banco Ecléctico, que veía a su equipo muy metido atrás. Tras la reanudación, Luciano TreGOLazavala le ganó en velocidad a su marcador y la punteó para cerrar el pasaje a la final, pero su tiro se fue rozando el palo. En el área de enfrente, una media chilena de “Cako” Mana se fue cerca, muy cerca, por sobre el travesaño. Pocos segundos después, el 10 Tío volvió a controlar la pelota sobre la banda izquierda. Tapado por sus defensores, el 1 Ecléctico gritó “¡No veo, no veo!”. Aprovechando esta circunstancia, “Cako” sacó un disparo cruzado que pegó en el palo antes de convertirse en el empate a 2. Con sus compañeros todavía relajados por la igualdad recientemente conseguida, Rossi tuvo una intervención providencial para evitar que un tiro de Picchioni volviera a poner en ventaja a Los Eclécticos. Como tantas veces en la noche, Martín Luque rompió filas enemigas gambeteando por el centro del campo, cedió en diagonal para Gamalero, que se la devolvió de taco, y definió con precisión exigiendo al máximo a Sebastián Espada. El rebote sorprendió a Ricardo Tasín, que no tuvo tiempo de acomodarse para darle destino de gol a su cabezazo. Luego de esa salvada milagrosa, con la figura de Espada creciendo tras cada intervención, todo parecía indicar que el partido se definiría desde el punto penal. Sin embargo, tras una jugada confusa, el remate de “Cako” Mana se desvió en un defensor y la pelota le quedó servida a Gamalero. El 9 no desaprovechó la oportunidad y la empujó hacia la red para el 3 a 2 que significaba el pase a la final para El Equipo del Tío. El triunfo fue festejado como un campeonato. No era para menos. Ambos equipos nos regalaron un partidazo. Y todavía falta lo mejor…

La figura:
“Cako” Mana: Hizo el gol más importante, el que más les costó, el del 2 a 2, y fue el más decisivo entre varios jugadores con un nivel muy alto.

Deja un comentario

Top