Está aquí
Home > Noches y Espectáculos > MITO: luchando desde Tandil por la Ley Nacional de la Música

MITO: luchando desde Tandil por la Ley Nacional de la Música

El vicepresidente de Músicos Independientes de Tandil Organizados nos explicó la ley, en que beneficiará a los artistas y en que etapa está. MITO será el nexo entre Tandil y el Instituto Nacional.

Desde hace bastante tiempo, muchos músicos vienen peleando para que la Ley Nacional de la Música, se haga efectiva. Desde Tandil, el grupo de autoconvocados que se metió de lleno en esta causa, entre otras, se dio a llamar MITO (Músicos Independientes de Tandil Organizados).

Su vicepresidente, Mauricio Martínez, explicó en “Tarde o Temprano” (lunes a viernes 12 a 13 hs por FM 93.1) explicó un poco de que se trata esta movida que busca beneficiar a los músicos de distintas maneras.

“Es una ley que se inició a través de músicos autoconvocados para genera mejores condiciones para tocar y hacer música. La apoyaron músicos de todos los estilos y de diferentes niveles de masividad. Es una ley que la hicieron músicos no conocidos, pero apoyada por músicos que si lo son. La apoyó Mercedes Sosa, el Flaco Spinetta, Cerati y El Indio, entre muchos otros”, recordó haciendo un poco de historia. También se puede nombrar a otros grosos que se sumaron como León Gieco, Teresa Parodi, Lito Nebbia, Palo Pandolfo, Gustavo Sanatolalla, Adrián Dargelos, Liliana Herrero, Rocambole, Victor Heredia, Miguel Cantilo, Lito Vitale, Peteco Carabajal y La Mona Gimenez.

agregando que “estuvieron   cinco haciéndola. Fue hecha por los músicos”.

Yendo a lo que se busca, explicó que “lo que quiere la ley, en esta primera instancia, es que los músicos tengan donde tocar, la posibilidad de armar un proyecto a través de subsidios. Por ejemplo, si querés grabar un disco, la Ley de la Música a través del Instituto Nacional de la Música, te va a dar una serie de vales para que puedas llegar ese objetivo. Después te va a dar las herramientas para que puedas mostrar ese disco y salir a tocarlo por el país”.

“Lo más complicado fue que la ley llegué a aprobarse, y eso se hizo en el 2012. Con MITO estuvimos presentes, tuvimos la suerte de poder tocar en el escenario frente al Congreso, donde también tocó Lito Nebbia, el Mono de Kapanga, Porchetto, Bersuit, Hilda Lizarazu. Después todos fuimos al Congreso, y ahí se votó la ley”, dijo Martínez.

Ahora se pasó a la etapa de reglamentación, paso que no es simple, teniendo en cuenta que no hay antecedentes en el país e incluso aun se está formando el Instituto: “Esto es algo fundacional, va a funcionar a partir que se genere el Instituto Nacional de la Música, como para con el cine o el teatro. Ahora la ley se está reglamentando, por ejemplo con el tema de los subsidios para los discos, hay que ver como se da, cuales son las condiciones, hay que fabricar hasta los formularios de inscripción”.

Lo primero que van a tener que hacer los músicos, cuando esté el Instituto, será empradonarse. Después, a través de sus sedes en cada región, el músico pueda tramitar todo sin ir a Capital. En Tandil, va a estar MITO, que es una asociación civil sin fines de lucro (una de las condiciones que tiene la ley para ser parte de dicho instituto). Somos los encargados de informar y facilitarles las cosas a los músicos de Tandil. Por ahora nos reunimos en SUTEBA (volverá la actividad marzo los miércoles). Se pueden conectar a través de facebook, está la página y grupo de MITO”, relató acerca de las funciones que tiene este grupo en Tandil.

Y sobre MITO, sumó que “hay mucha gente apoyando el proyecto, pero poca participando activamente. Pasó algo en el medio, que provocó que la gente se acerque. Tuvo que ver con lo que pasó entre SADEM y los boliches, y llegaron a MITO buscando un amparo. Nuestro mensaje fue de tranquilidad, que no iba a pasar nada pues era ilógico, porque nadie nos puede prohibir tocar”. Y para aclarar un poco más sobre esta pequeña confusión que hubo en algún momento, complementó que “SADEM y MITO son dos cosas diferentes. SADEM tiene la figura legal de un sindicato, en tanto que nosotros la de un club. Tenemos una comisión directiva, hay socios que pagan su cuota y se les otorgan beneficios. La función de MITO es unirnos para generar algo. Que a veces se puede y otras no, pero el hecho de juntarnos te da la posibilidad de sentirte mejor”.

“Lo que yo tomo de toda esta historia, es que para hacer música no hace falta ser un consagrado, que es lo que muchos creen. Lo que siempre digo, es que si ves un músico tocando, pagale la entrada, entrá, escuchalo porque te puede sorprender. La ley habla de eso, que el músico pueda mostrar lo que hace”, reflexionó sobre los efectos que puede tener la ley.

Sobre la actualidad y los pasos que se están dando (y se darán), explicó también que “se está laburando muy fuerte con la gente del AFSCA, con lo que es el artículo 65 de la Ley de Medios, que habla sobre la difusión de los músicos independientes, se está generando la manera de hacerlo. En breve les va a llegar a todas las radios el modo de hacerlo. El material va a llegar a través de MITO, se armó el Banco Nacional de Música Independiente”.

Nombrando a otros miembros de la comisión de MITO además del de Mauricio, podemos mencionar a Apolín, Coie Granato, Juan Pablo Sparo, René López, Mauricio Cervone, Sebastián Mansilla, Tony Penduzzo y Pablo Martínez.

Deja un comentario

Top