Está aquí
Home > Deportes > Independiente se quedó con la Unión Regional de Ligas por penales

Independiente se quedó con la Unión Regional de Ligas por penales

Se impuso a Ferro 5-4. El Muela Arozarena falló el suyo para el tricolor. ¿La figura? Manzanita Villar. Crónica de Fernando Ariel Izquierdo para El Eco de Tandil.

Tras un emotivo desenlace, Independiente llegó al desahogo consagrándose campeón de la edición 2013 del torneo de primera división de la Unión Regional Deportiva. El dueño del primer puesto en la fase clasificatoria derrotó por 5-4 en la definición por penales a Ferrocarril Sud -vencedor en los play off- luego del 1-1 de los 90 desarrollados en el Agustín F. Berroeta.
El tricolor se vio impedido de alcanzar el tricampeonato, luego de haber traído un gol prácticamente desde los vestuarios. Apenas se habían jugado unos segundos cuando un pique con efecto le jugó una mala pasada a Manuel Aguirre, quien embistió a Pradal en la puerta del área rojinegra y le dejó al rival un inmejorable tiro libre. Damián Villar no desaprovechó y con un notable derechazo por encima de la barrera dejó sin chances a Casas al colocar el balón cercano al ángulo diestro.
La búsqueda del local tuvo como principal argumento la movilidad de Maximiliano Villar, por momentos imparable para la última línea tricolor. La paridad casi llegó de inmediato, cuando “Manzana” generó un descalabro por la derecha y por el segundo palo apareció Camio para sacar un remate que con apremio llegó a repeler Irureta.
Los de la Estación también sufrieron con un disparo de Gorosito a la salida de un tiro libre que, desvío mediante, se perdió junto a un palo.
En la practicidad de Damián Villar y la dinámica de Juan Sánchez, Ferro estuvo a punto de ampliar el margen de su diferencia. El ex Villa Aguirre descargó y fue a buscar la notable devolución de Villar, pero cuando quedó de cara a Casas pateó al bulto y facilitó la intervención del golero.
Así fue planteándose el desarrollo, con Independiente apoderado de la iniciativa, con mucho ímpetu que no siempre se tradujo en claridad, y su rival agazapado a la espera de un estiletazo que pudiera ser casi decisivo. 
Luego de verse sumido en cierta intrascendencia, el rojinegro volvió a asediar a su rival en cercanías del entretiempo. Maxi Villar se llevó la marca a la rastra antes de despachar un furioso derechazo que devolvió Irureta y en otra muy clara el frentazo de Aladro chocó contra el vertical izquierdo.
Su adelantamiento casi vuelve a costarle caro a Independiente, que volvió a depender de una salvada providencial de Casas, esta vez ante Herrera, que definió en primera instancia cuando la gambeta parecía ser la opción más potable.
El dominio territorial de los de Gerardo Villar se acentuó en buena parte del complemento, ante un rival cada vez más replegado, cuya principal amenaza parecía pasar por alguna corrida de Sánchez, quien de hecho protagonizó un par de acciones sobre el área de Casas. Para colmo, los tricolores perdieron apenas pasado el cuarto de hora a uno de sus baluartes hasta allí, Damián Villar, quien abandonó la cancha acalambrado.
Llamativamente mal parado quedó Ferro y casi lo paga caro. La triangulación iniciada por Gorosito y continuada por Villar puso a Aladro de cara a Irureta. Con el arquero adelantado, “Tala” disparó por elevación pero lo hizo con demasiada violencia, despilfarrando una chance más que propicia.
Con el ingreso de Joaquín Hernández, el rojinegro halló un terreno fértil para explotar a espaldas de Filomeni. El volante llegó hasta el fondo en varias ocasiones, aunque su equipo siempre le faltaron “cinco para el peso” para finiquitar la acción.
Pero de tanto ir, Independiente encontraría la merecida igualdad. Justamente Hernández fue protagonista de la maniobra. Asistió a Aguirre, éste llegó hasta la línea de fondo y envió el centro atrás para la llegada de Porta, quien derrotó a Irureta con un remate alto.
El delantero fue amonestado por el festejo y poco después vio la segunda amarilla, condenando a su equipo a disputar los últimos instantes en inferioridad numérica.
Aún así, el local estuvo cerca de ganarlo en otra embestida de Hernández, cuyo remate al primer palo chocó contra la parte externa de la red.
El título quedó supeditado a la definición por penales, donde ambos se mostraron certeros. Arozarena fue el único en fallar y el rojinegro, anotando sus cinco ejecuciones, se regaló la consagración en su casa. 
 
 
INDEPENDIENTE 1 (5)-FERROCARRIL SUD 1 (4)
 
(7) Gonzalo Casas
 
(6) Manuel Aguirre
(6) Laureano Pereyra
(7) Diego Lecuona
(5) Martín Camio
 
(5) Ramiro Arteagaveytía
(5) Agustín Olaechea
(5) Rodrigo Baquero
(5) Nicolás Gorosito
 
(4) Santiago Aladro
(8) Maximiliano Villar
 
Gerardo Villar
 
 
Federico Irureta (7)
 
Matías Méndez (7)
Facundo Franco (5)
Marcos Aberastegui (5)
Damián Filomeni (4)
 
Juan R. Sánchez (7)
Gustavo Arozarena (5)
Rodrigo García  (5)
Gonzalo Herrera (5)
 
Damián Villar (7)
Martín Pradal (5)
 
Lucas Rodríguez
 
Cancha: Independiente. Arbitro: Lucas Novelli (6). Goles: PT: 1’ Villar (FS). ST: 37’ Porta (I). Cambios: En Independiente: ST: 17’ Joaquín Hernández (6) por Aladro, 26’ Lucas Porta por Gorosito y 31’ Nicolás Trasante por Camio. En Ferrocarril Sud: ST: 17’ Pedro Etchegaray (5) por Villar, 29’ Emmanuel Villegas por Herrera y 47’ Nicolás Auce por García. Incidencias: expulsados: ST: 23’ Gerardo Villar (DT, I) y 43’ Porta (I). Definición por penales: Por Independiente convirtieron Pereyra, Aguirre, Arteagaveytía, Trasante y Hernández. Por Ferro anotaron Pradal, Auce, Méndez y Sánchez; mientras que Casas detuvo el penal de Arozarena.  
 
La figura
Maximiliano Villar
Un problema constante para la defensa de Ferro, moviéndose por todo el frente de ataque. Muy cerca del gol en más de una ocasión y muy lúcido a la hora de asistir. Jugó un enorme primer tiempo. 

Deja un comentario

Top