Está aquí
Home > Todo y Nada > El vicepresidente Boudou inauguró la Biblioteca Central de la Unicén ante muchísimo público

El vicepresidente Boudou inauguró la Biblioteca Central de la Unicén ante muchísimo público

Gran presentación gran. Se trata de 65.000 libros. Un lujo para la región y yace en Tandil.

Al encabezar esta tarde en Tandil el acto de inauguración de la nueva biblioteca de la Universidad Nacional del Centro de la provincia de Buenos Aires, Boudou dijo que "en otras épocas las universidades eran con cupos e inclusive se trabajó para que no fueran gratuitas", y señaló que "decían que el silencio es salud, pero si el silencio es salud el país se enferma, la sociedad se enferma".
Recordó que en 2005 en la Cumbre de las Américas en Mar del Plata "un grupo de líderes como Néstor Kirchner, Lula y Hugo Chávez le dijeron no al ALCA, que era una idea de dominación", y expresó que "en ese momento había argentinos y sudamericanos que desafiaron lo establecido".
Remarcó además que "sin redistribución del ingreso es imposible tener un mercado interno dinámico" y puntualizó: "Para nosotros es importante la redistribución del ingreso y las políticas centrales están basadas en mantener las fuentes de trabajo".
Sobre el Alca, el vicepresidente señaló que "cuando le dijeron No al Alca pudimos seguir creciendo", y destacó que "lo importante es que los gobiernos se ocupen de todos, como se ocupa Cristina, de los que piensan igual y los que piensan distinto".
"Para nosotros es importante la redistribución del ingreso y las políticas centrales están basadas en mantener las fuentes de trabajo" En esa línea, sostuvo que "aquellos que reclaman el libre comercio no lo aplican en sus países pero quieren que lo apliquemos nosotros".
El vicepresidente también advirtió que "siempre que hay procesos nacionales y populares hay un fuerte impulso a la educación pública", y expresó que "vale la pena hoy recordar que aquí en Tandil en 1988 se inauguró la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad del Centro y vino el presidente Raúl Alfonsín".
Destacó que tomó "tres años de trabajo a esta universidad tener esta biblioteca" y reflexionó:; "A veces vale la pena recordar los cuatro que tomó que se pudiera poner en vigencia la ley de Medios y en ese tiempo se pudo hacer esta biblioteca, por eso no hay que aflojar ningún día".
Hizo hincapié en que "todo el mobiliario es muy moderno -contiene 65.000 libros- y está hecho por manos y sueños de Tandil por una firma que había cerrado en su momento porque no había trabajo y, sin embargo, se sobrepusieron".
Al respecto, Boudou puntualizó que "cuando la Argentina no funcionaba tampoco funcionaba Tandil y uno de cada cuatro de nuestros papás, mamás, hermanos, perdía su trabajo" por lo que insistió en " tener en claro de dónde venimos para comprender a dónde estamos y hacia dónde vamos".
Elogió las políticas en las que "se cuida en las fronteras y se hace un comercio administrado para que no entren todos los productos al país", porque sino ello significaría que los trabajadores "pierdan su puesto de trabajo".
En otro tramo de su discurso, Boudou dijo que "necesariamente la universidad tiene que ser un factor de redistribución del ingreso" y mencionó el hecho de que hay muchas universidades en las cuales  hay "alumnos que sus papás o mamás no tienen título universitario; este es el mejor camino para el sistema universitario", donde haya "herramientas de generación de nuevas ideas pero también de redistribución del ingreso".
 
"Sin redistribución del ingreso es imposible mantener el mercado vivo y dinámico, y cuando un país no tiene un mercado interno vivo y dinámico no puede ser sustentable en el tiempo, depende de lo que pase afuera", aseguró el vicepresidente.
En ese sentido, recordó que "por la década del `90 cuando alguien estornudaba en México se venía una crisis que se llamó efecto Tequila y aquí se perdían los puestos de trabajo" y lo mismo ocurrió cuando "alguien estornudaba en Rusia" y se venía el "efecto Vodka".
Insistió en que "no había políticas para revertir eso, y el resultado fue que se perdieron los puestos de trabajo, se perdieron las fábricas, se perdió la posibilidad de consumo de la población y finalmente nos quedamos sin país; cinco presidentes en una semana".
En esa dirección, enfatizó desde 2003 "en Argentina hemos atravesado crisis y con políticas no se han perdido puestos, sino que se han creado nuevos puestos de trabajo y esa es la política que tenemos que continuar".
Asimismo, Boudou resaltó que "en Argentina hasta 2003 el país utilizaba el 2 por ciento del producto bruto para el sistema educativo y el 5 por ciento del producto bruto para pagar la deuda externa, esa era la realidad y la deuda interna crecía".
"Sin redistribución del ingreso es imposible mantener el mercado vivo y dinámico" Recordó que se quiso frenar eso "con políticas como el megacanje, el blindaje, todos esos artilugios para no poner la cara y poner a la Argentina donde hay que ponerla, adelante de los más poderosos".
A su vez, también ponderó "cuando Néstor Kirchner llevó a cabo el primer canje, cuando le pagó al Fondo Monetario Internacional y le dijo `chau FMI`, cuando sacó el canje en 2010, cuando la Presidenta recuperó la soberanía previsional terminando con la estafa de las AFJP, todo eso sirvió para encauzar nuevas políticas".
"Es por eso y no por casualidad que hoy podemos decir que Argentina utiliza el 2 por ciento del producto bruto para pagar deuda externa y el 6,5 para el sistema educativo".
"Es por eso -reiteró el vicepresidente- que podemos decir con orgullo que hasta 2003 los chicos tenían 6 vacunas y hoy tienen 16 vacunas gratuitas y obligatorias", finalizó.
Boudou inauguró esta tarde la biblioteca de la Universidad Nacional del Centro de la provincia de Buenos Aires en Tandil, cuya construcción demandó 14 millones de pesos, financiados a través del programa Universidades de la Secretaría de Obras Públicas.
El vicepresidente estuvo acompañado por el titular de la Anses, Diego Bossio -quien firmó convenios con la universidad- y el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, entre otros funcionarios.
Bossio dijo que está "muy orgulloso de formar parte de este proyecto" que tuvo como misión "recuperar la esperanzas de los argentinos" con el ex presidente Néstor Kirchner desde el 2003 y ahora con Cristina Fernández de Kirchner.
A su vez, el rector de la Universidad, Roberto Tassara, celebró la "clara recuperación de la educación pública en Argentina y, en particular, de la universidad" durante esta gestión.
 
 
Además, Tassara elogió al Ministerio de Ciencia y Tecnología "por la repatriación de científicos, muchos de los cuales están en nuestra universidad" y recordó a Kirchner porque "creó el programa de Infraestructura Universitaria que hoy nos permitió inaugurar esta biblioteca".

Deja un comentario

Top