Está aquí
Home > Deportes > Juan Martín Del Potro cierra la temporada afirmado en lo que tanto se propuso

Juan Martín Del Potro cierra la temporada afirmado en lo que tanto se propuso

El tandilense se consagró por segundo año consecutivo en Basilea tras derrotar a Roger Federer. Por Sebastián Torok | canchallena.com.

La multitud en el St. Jakobshalle de Basilea, cual si fuera una hinchada futbolera, se pone de pie, aplaude, silba, grita durante uno, dos, tres minutos. La ovación no se detiene. Roger Federer, inmóvil en el centro del court, con los ojos humedecidos por el tributo que le están regalando. No es fácil para él este momento; no ha sido fácil todo el año, tan alejado de la gloria que dibujó con el pincel de su mano derecha. Acaba de perder una final en su propia casa, ante los ojos de sus padres, Robert y Lynette, y de su esposa, Mirka. Pero lo miman, le acarician el ánimo, le agradecen por tanto arte. Del reconocimiento al mito viviente participa Juan Martín del Potro, la torre de 25 años que lo acaba de derrumbar a martillazos. Y lo hace con respeto y admiración; casi que le pide disculpas por haberlo dejado sin el que hubiera sido el sexto trofeo para Roger en el Abierto suizo. Pero el argentino se pone de pie, se une a la premiación y también recibe lo suyo por parte de la gente. Es que el tandilense lució personalidad, golpes fulminantes y concentración para conquistar su cuarto trofeo del año, todos de categoría 500, venciendo a la leyenda por 7-6 (3), 2-6 y 6-4, en 2h20m.

Hay logros y logros. Y el de Del Potro en Basilea, sin dudas, atesora una carga emocional distinta. El historial con Federer sigue siendo beneficioso para el ex número 1 (5-13), pero el hincha de Boca se acostumbró a vencerlo: de hecho, lo batió en los últimos tres desafíos, dos de ellos en la definición de Basilea, certamen bajo techo de primer nivel que reparte 1.445.835 euros. Es más, ayer fue, quizás, la primera vez que era favorito ante Roger. Luego de los problemas de salud que no le permitieron participar de Roland Garros y las ventajas que dio despidiéndose muy pronto en el US Open y el Abierto de Australia, el tandilense construye un inspiradísimo cierre de temporada, con dos títulos (además del de ayer, Tokio) sobre tres finales seguidas (en Shanghai, ante Novak Djokovic). Y, después de varias pesadillas, está muy instalado en el sitio que tanto proyectó.

"Fue una final bastante parecida a la del año pasado, intensa, con puntos buenos. Y a Roger lo vi todo el tiempo con muchas ganas y jugando mucho mejor de lo que lo venía haciendo. Incluso, después del partido hablamos de eso, de que se estaba sintiendo mejor. Y el partido quedó de mi lado por muy poco. Es especial haber ganado en su casa, con su gente y a uno de los más grandes de la historia, en una final superimportante para mi carrera", explicó Juan Martín, tras posar para los miles de flashes con uno de los trofeos más bellos circuito ATP.

Más allá de las flaquezas del segundo set, en el que la raqueta local logró el 92% de puntos con el primer servicio, Del Potro dominó, prácticamente, todo el partido ante una versión de Federer más encendida, picante y hasta por momentos crispada. Fue en el último set donde al jugador entrenado por Franco Davin no le tembló el pulso: luego de perder el segundo parcial, no se apesadumbró e inmediatamente le rompió el saque al número 6. Se mantuvo preciso e hiriente con su propio servicio (logró el 94% de puntos con el primer envío) y cerró el partido con un drive invertido que Roger ya no pudo devolver. Así, Del Potro consiguió el 17° título de su carrera y le impidió a Federer clasificarse para el Masters de Londres. Aunque el suizo conseguirá un lugar en el torneo que reúne a los ocho mejores del año si pasado mañana, en la 2a rueda de París Bercy, supera al ganador del sudafricano Kevin Anderson y el ruso Mikhail Youznhy.

Deja un comentario

Top