Está aquí
Home > Anécdotas y Curiosidades > La histeria y el insomnio de un ganador: Miguelete

La histeria y el insomnio de un ganador: Miguelete

El Intendente de Tandil y esa forma tan hiperquinética de ser.

Cuentan quienes se le pegaron codo a codo por estos días de lógica tensión, suma ansiedad y nerviosismo electoral que Miguelete, el Intendente de la ciudad, la vivió como si fuera él quien iba a ser electo. Es decir, como siempre. Y así debe ser cuando alguien lidera un partido, jugársela por los suyos sintiendo todo en carne propia. Eso lo lleva a ser la persona que es: hiperquinéticamente ganadora. Movedizo, inquieto, rompe-pelotas (en el sentido del laburo, obvio).

Con 7 triunfos en sus espaldas, la mayoría de los votantes o la presunción que se hace es que el arrastre de Miguelete fue fundamental para el triunfo electoral de la lista que encabezó Don Atilio.

Pues, cuestión, una de las personas que secundaron bien de cerca por estos días de campaña a Lunghi nos sopló al oído un detalle, que no deja de ser cuasi insignificante y anecdótico: la ansiedad, los nervios y hasta la histeria del líder local le impidió acostarse antes de las 4 de la matina de ese domingo electoral.

Cuentan que se caminó todo el habitáculo donde pasó las horas previas a la jornada de las PASO. No pudo pegar un ojo ni se lo propuso, caminó sin cesar. Ida y vuelta, pensando, maquinándose con un triunfo. Y se le dio. Una vez más, se le dio.

Deja un comentario

Top