Está aquí
Home > Copa - Cosa de Serranos > El espectacular equipo ideal

El espectacular equipo ideal

Una vez más, la Copa Cosa de Serranos sorprende con un diseño único para halagar a sus figuras en la última edición. Mirá cómo quedó el banner made in Termopol Producciones y quiénes son los protagonistas. (Pronto se vendrá el del Campeonato de Ascenso).

Felicitaciones a todos los que compitieron porque esto se hace gracias al aporte de todos, a los que quedaron a un pelito de ser seleccionados como los mejores, a los que van al banco, a los que arbitran y a los que conducen a todos los equipos. Las “estrellas” surgen como destacados entre tantos, pero nosotros valoramos a todos y a cualquiera, uno por uno. A los que entran y a los que se quedan con ganas para la próxima competencia. En fin, esto del equipo ideal es algo absolutamente discutible, subjetivo y si se quiere polémico y/o arbitrario pero que nunca dejará de ser pintoresco y enriquecerá la competencia. Muchos se quejarán y dirán “¡cómo no estuvo éste o aquél acá!”, otro reirán, otros suspirarán y por dentro desearán estar en el próximo. En fin, si bien se hace con la mejor de las intenciones y tratando de ser lo más justos posibles, basándonos en el puntaje y las menciones que nuestros veedores hacen domingo a domingo y también por el criterio de los propios jugadores que armaron sus equipos del Supergol considerando a los mejores, no deja de ser anecdótico y simbólico. Inflará un poquito el ego de algunos y quedará para el recuerdo mediante un cuadro o un banner gigante. En otras palabras, no deja de ser un mimo y lo hacemos con cariño. No más que eso. No es para que ninguno se lo tome a pecho o se ofusque por no haber pertenecido.

Hecha esta aclaración, vamos con los nombres y las justificaciones:

Andrés Cabrera (Materiales Tandil). Arquerazo, fue como mínimo figura en la mitad de los partidos. El ex Gimnasia demostró reflejos, sapiencia para regular los tiempos en un equipo que se vio varias veces superado en el trámite del juego y las acciones por sus rivales de turno pero que en infinidad de ocasiones zafó de los sofocones por obra y mérito de Cabrera. Cuando recibió el trofeo al mejor golero agradeció con toda humildad, y dijo: “Estas cosas motivan mucho”. Gracias a vos, capo. En el Juego Supergol rindió muchísimo.

Esteban Iriart (Manchester Matambre). Él y Facu Prioletto fueron las claves defensivas del campeón. Todo el mundo lo reconoce, no hay nadie que no lo respete y tiene cualidades de gran mariscal. Resuelve todo con inteligencia y motiva muchísimo a sus compañeros. Contagia y despierta a los suyos y siempre con alegría y picardía. Un genio con todas las letras.

Andrés Barriola (CQC). Tiene la guapeza de su hermano, esa fiereza que lo convierte en un tipo luchador y ganador y, quizás, con más técnica que el Toro Neri. Dueño de un golazo agónico (video) ante, ni más ni menos, que el campeón. Si CQC estuvo ahí de consagrarse, en gran parte fue por la entereza que él le otorgó desde la cueva. Aparte, más allá de alguna expulsión –lógica por su función de defensor-, siempre se comportó como un caballero y eso suma mucho también a la hora de nuestra consideración.

Rusito Delahorca (Pinocho F.C). Bueno, si hablamos de respeto: lo quieren y lo admiran todos. Humilde, sencillo y de intentar predicar con el ejemplo, otro que se maneja como un caballero en cuanto a comportamiento. Ah, mirá que nos íbamos a olvidar de su principal virtud: dueño de una pegada mágica y, además, goza de la picardía y la sapiencia para saber aprovechar ciertos pasajes o baches del rival y sentenciar. Pinocho llegó a ser por momentos invencible, era el rival a vencer por todos y él se bancó esa presión como si nada. Un crack que se retira con una particularidad: es el primer torneo televisamos que hacemos en el que no salió campeón.

Ema Morondo (CAVI). Se nota que El Uru tiene ojo de técnico. Se le cayó El Flaco Meilán y trajo a éste que es un animal. En cancha sintética, al Ema no lo teníamos y demostró los mismos atributos que en fútbol de 11: calidad técnica, panorama, pegada, buen tino para elegir cada jugada y personalidad de líder. Un tipo híper activo y ganador. Completito, su gran tarde de lluvia copiosa ante Manchester será inolvidable: vacunó por 3 y CAVI ganó uno de los partidos más emotivos y memorables del torneo (Mirá el video). Primer tiempo y segundo tiempo.

Cristian Pérez (CQC). Se retiró de la Copa Cosa de Serranos por fuerza mayor: fichó para Santamarina y jugará en el Argentino A. Un crack con todas las letras que potenció a CQC a un nivel sencillamente atractivo y, por momentos, abusivo de su rival de turno. Siempre que pisó la cancha o fue figura absoluta o estuvo en el podio. Es imposible que en un partido en el que haya estado él, la pelota no haya rondado mayormente sus pies. 100% destreza y técnica. Metió golazos de todos los colores e hizo hacer otros tantos. Cuando le entregamos el premio cómplices del momento le preguntaron: “¿Qué te dieron?”. “El premio al más burro del torneo”, dijo con una sonrisa sincera y valorando el gesto. Aunque debe tener un placard entero de pergaminos y reliquias. Además, ante Pinocho, demostró ser un caudillo ejemplar cuando ante la expulsión de un compañero se plantó de líbero. Nos sacamos el sombrero y ojalá se dé una vueltita por las canchas cuando tenga ganas y tiempo. Lo vamos a extrañar.

Martín “Narigón” Luque (Manchester Matambre). La otra gran figura del certamen, muchos nos retaron porque al tratarse del astro del campeón, consideraban que debía haber sido designado como el mejor. Y por supuesto que, en parte, tienen razón pero como El Narigón arrancó de menor a mayor, quizás por ese comienzo un tanto distraído fue que nos inclinamos levemente por Cristian siendo, insistimos, ambos indiscutidos. Luque es de esos tipos que te enamora en una finta, con un gesto técnico, un genio que se ilumina de a momentos pero que en esos arrebatos de inspiración se la pica a Locura Villafaña con una maestría de no creer (ver dicho gol en este compacto) o enarbola una cadena de enganches sucesivos para ir peinando rivales y acariciar la bola junto a un palo en un tanto que iba a ser maradoniano y en un partido trascendental del Campeonato. Lástima que, por amor al fútbol, la caprichosa no haya entrado (video). 

Rompió el cero ante Pinocho en la final anticipada gambeteando a defensor y golero en una sola maniobra y de pisada. En fin, tenemos cientos de jugadas registradas en las pupilas pero, resumiendo, es un genio y contrario a lo que muchos le critican, de desaparecer en las difíciles, en el Apertura la descosió cuando su equipo más lo necesitó. Alfombra roja para El Gaudio del fútbol sintético. Él, individualmente, de por vida no pagará inscripción por la admiración y el aprecio que le tenemos.

Juan Kwist (Manchester Matambre). “El titiritero”, qué bien lo describió Pavita Schwindt. El jugador más funcional de todos los que hemos visto en el certamen, hace las veces de volante central que muerde o de centrodelantero que te abrocha en la primera de cambio, puede jugar por afuera y desborda como pocos. Es decir, es el mejor comodín, porque por donde ande, se destaca. Pero creemos que cuando mueve los hilos y se asocia con Luque surge su mejor versión. Pareciera que nacieron para jugar juntos éstos dos. Kwist, siempre hace lo que la jugada demanda, tiene un mapa de la cancha en su sabia. Sin ir más lejos, miren cómo salta para cabecear y cederle el tanto a Pavita en la semi de Mar del Plata (video). Salió campeón con Manchester y se lo notó el tipo más feliz de todos, la rompe en Gimnasia en cancha 11 (vayan a verlo jugar cualquier día porque no los va a defraudar) y también consagró a Barsinlona, con su enjundia, en el certamen de fút-sal de la Unicén. Eso habla de su versatilidad. Un tipo 200% competidor. Nunca olvidaremos (ni nos perdonaremos) su carita de fastidio por haberle fallado a él y a los suyos en Mardel. Él quería jugarla más que nadie. Y por eso juega como juega.

Suplentes:

-Hernán Sassou (Fonavi). Una de las claves de la revelación del Apertura. No de casualidad fue de los más elegidos y los que más rindió en el Supergol. Un campeonato para recordar en lo individual. Es un sagaz de la valla.

-“Pete Grondona (Pinocho). Cuando te tiene que hablar, te charla. Cuando te tiene que “tocar”, roza. Cuando tiene que hacerse el sota, lo hace. Y cuando tiene que salir jugando, también lo hace bárbaro. Es un fenómeno del fondo. En el mano a mano, nadie quita como él. Venía haciendo un certamen para el cuadrito lástima que Pinocho se cayó en la recta final. Y sí, es verdad, ante Manchester no jugó y eso influyó.

-Carlitos Romano (Intocables). Qué defensor picante, por Dios. Va en todas las que puede, polifuncional, pasa al ataque cuando menos te lo esperás y puede clavarte un sablazo desde cualquier ángulo. Ponete a correr un día a la par de él y llevate los pulmones en una cajita de regalo después. Te come el hígado este muchacho. Tuvo un cierre de campeonato para el cuadro. Ante Paco Construcciones demostró sus dones (video). Acá tiene otro de sus latigazos (video).

Nico Roldán (Constructora de la Sierra). Lea Velázquez, Checho Elizari y Dieguito Sosa pudieron estar en esta selección pero no jugaron la mayoría del certamen. El que sí compitió y en todos los partidos se destacó como una fiera fue Nico. Parecía una puma defendiendo a sus crías cada vez que atacaban a Constructora. Realmente tuvo un nivel sobresaliente, sanguíneo, luchador de cada bola como si fuera la última.

“Pavita” Schwindt (Manchester Matambre). Juanchi Rubio, en la otra banda, también merecería una mención aunque Marcos se quedó con este subrayado por ser el goleador del campeón y porque realmente hizo un Apertura excepcional. El tipo te garantizaba un gol por partido, mínimo. Siempre cumplidor, siempre sacrificado, es un técnico dentro de la cancha. No te falla nunca, prolijo, de saber leer la jugada y atacar o defender cuando las circunstancias lo demandan. Si no fuera por su expulsión a pocas fechas del final, iba de titular en este team ideal.

Jonatan Muriel (CAVI). No nos sorprendería que el día de mañana esté en el Argentino A con Santamarina. Es un tipo muy vivo y esa inteligencia la sabe usufructuar con sus piernas. Puede ser el delantero más certero o un volante que genere juego.

José “Kaká” Madrid (Anónimo). Delantero como de play station, que siempre va a intentar hacer una jugada de manual, que se luzca, y muchas veces le sale bien. Otro cumplidor, vaya sino, terminó siendo el máximo artillero del Torneo de Primera.

“Negrito” Poggi (CQC). No jugó tanto porque el DT que él mismo llevó a CQC apostó por otros delanteros y se la bancó como un duque porque sus rodillas no le permiten estar en su esplendor pero cuando le tocó entrar, evidenció una vez más su eficacia. Aparte en cuestión de metros cuadrados define como nadie. Acá va una muestra vs. CAVI (video) y ante Manchester no lo vimos pero también, dicen, definió exquisito.

“Cako” Manna (CAVI). Escurridizo, pícaro, penetrante y, por momentos, imparable. Técnicamente, también impecable. Miren el golazo que hizo de tiro libre a lo Chelo Delgado vs. El 25 (video). Sí, la noche que Pablito Ithurralde clavó una chilena a lo Lagarto Fleita otro que también se merecía esta ubicación.

El mejor delegado: Emi Miguel (Pinocho). Ya fundamentado en esta nota. Y el mejor árbitro, elegido por los propios jugadores, pavada de mérito, Lucas Novelli. Un orgullo para él y su viejo.

PD: Felicitar al genio de Seba Nieto por su calidad artística para diseñar semejante imagen. Grosso, te apreciamos y te admiramos. Sos el Verón de Termopol.

Deja un comentario

Top