Está aquí
Home > Copa - Cosa de Serranos > «No alcanzó la mula es una banda hermosa que, de verdad, tiene pasión por el fútbol»

«No alcanzó la mula es una banda hermosa que, de verdad, tiene pasión por el fútbol»

Sebastián «Bocha» Orfanelli es un atorrante de esos que anima el grupo, lo llaman “Irizar” porque rompe el hielo como nadie. Entrevista de Cosa de Serranos al simpático refuerzo del equipo que va por el Ascenso.

-¿Por qué te sumás a No Alcanzó la Mula?

-Me sumo porque me invitó Matías Farinelli. Estaba a cargo de la lista de buena fe y creo que habían quedado un par de lugares libres. Como nos conocemos por la Facultad y juego con ellos en otro torneo, me invitaron y obviamente acepté.

-Ahora que vos te sumás, ¿pensás que a la Mula le va a alcanzar? Je.

-Me parece que a la Mula siempre le alcanzó, los chicos hicieron un buen torneo el año pasado y les faltó muy poco para ascender. Está claro que no soy “la novela” del invierno en el mercado de pases, no soy Messi ni Neymar, pero ojalá pueda aportar algo para que a fin de año podamos gritar “¡campeón!”.

-Fuera de las canchas, ¿quién es el talentoso del equipo?

-Hay varios con talento fuera de la cancha, pero no terminaría más. Voy a decirte los que, a mi criterio, tienen talento artístico. Los hermanos Gómez son excelentes violeros los dos. Y el talento con las mujeres te lo debo porque tengo claro quiénes lo tienen pero tengo miedo de meter la pata (risas).

-¿Cuánto hace que conocés a los chicos?

-Algunos de los chicos son compañeros de la Facultad desde hace tiempo. A otros los conozco del torneo de fútbol 11 que organiza la UNICEN y también participamos. La verdad que más allá del fútbol, pudimos crear un vínculo entre todos que claramente sirve en los equipos para lograr los objetivos más fácil. Se puede decir que hice amigos en estos años.

-¿Tu fuerte cuál vendría a ser dentro del grupo?

-Es difícil hablar de uno mismo sin pecar de soberbia. Si bien jugué desde chico en algunos clubes de Olavarría, me parece que mi fuerte no pasa tanto por lo futbolístico estrictamente. Si fueran un crack estaría jugando en Boca (risas). Soy el que actúa de mediador cuando hay roce con los rivales o rispidez con el árbitro si no sanciona alguna falta. Trato siempre de motivar a mis compañeros y soy muy positivo.

-Me comentan que sos un atorrante importante, ¿te hacés cargo de ese mote?, ¿lo reconocés?

-Jajaja… Puede ser… Tengo 25 años y creo que tengo una vida acorde a esa edad. Soy soltero y no tengo ninguna traba al momento de divertirme. Quizás soy muy espontáneo y entrador. Mis amigos me dicen el “Irizar” (haciendo alusión al conocido buque “rompehielos” de la Armada). Lo que pasa es que en la Mula, hay varios de novio u otros que son tímidos y entonces yo resalto.  

-¿Cuál es el objetivo de No Alcanzó la Mula para esta temporada?

-El objetivo de la Mula este año es salir campeón y ascender, eso está clarísimo. Ahora te confieso que ese objetivo, que también lo considero como propio, se potenció desde un primer momento cuando me comentaron que de premio había un viaje o algo así (risas).  

-¿Te imaginás celebrando el ascenso o tomándote un whisky con Pagani en la fiesta de fin de año?

-Jajaja… Me imagino en el Casino de Mar del Plata jugando a la ruleta pero tomando champagne porque el whisky no me gusta. Y a Pagani lo respeto mucho, pero preferiría que mi acompañante sea Guillermo Coppola o Jacobo Winograd (risas).

-¿Qué es lo mejor que tiene No Alcanzó la Mula?

-Que nadie se cree más que el de al lado, que siempre nos divertimos a pesar de que no siempre se puede ganar y que somos una banda hermosa que juega porque de verdad tiene pasión por el fútbol.

Deja un comentario

Top