Está aquí
Home > Deportes > En tiempo de descuento Sportivo Belgrano le quitó el sueño a Santa

En tiempo de descuento Sportivo Belgrano le quitó el sueño a Santa

Cuando se terminaba el partido, «La Pantera» Strada metió un zapatazo para el 1 a 0 y Tandil alucinaba de alegría. Pero a los 46 una mano involuntaria de Bucci fue sancionada como penal y «chau» al anhelo de la B Nacional.

Cuando Santamarina acariciaba el ascenso, llegó el baldazo de agua fría para los tandilenses. Centro cruzado de izquierda a derecha para Sportivo Belgrano, Bucci que salta con las manos extendidas y tras el cabezazo del delantero local, la pelota le da en la mano. A pesar de que no tuvo intención, el árbitro decretó el tiro desde los doce pasos. Y fue el goleador del equipo verde el encargado de cambiarlo por gol.
 
Los minutos restantes -6 que se habían adicionado más otros 4- no le alcanzaron a Santamarina para revertir el golpe.
 
A los 38 minutos del segundo tiempo llegaba la gran alegría para el aurinegro, cuando luego de la salida de un lateral, Michel aguantó el balón dentro del área y habilitó a Román Strada que le pegó seco y bajo. Era el 1 a 0 y el sueño del ascenso a poco más de diez minutos.
 
Pero la alegría se derrumbó con esa mano involuntaria de Bucci.
 
Santamarina, una vez más, quedó a un paso del ascenso, con un equipo que dejó todo en la cancha y luego de una campaña extenuante que lo volvió a tener como protagonista.
 
Las lágrimas de los jugadores que llegaban desde la pantalla de la TV Pública marcaron el corolario de un sueño que casi se hace realidad.

Deja un comentario

En tiempo de descuento Sportivo Belgrano le quitó el sueño a Santa

Cuando se terminaba el partido, «La Pantera» Strada metió un zapatazo para el 1 a 0 y Tandil alucinaba de alegría. Pero a los 46 una mano involuntaria de Bucci fue sancionada como penal y «chau» al anhelo de la B Nacional.

Cuando Santamarina acariciaba el ascenso, llegó el baldazo de agua fría para los tandilenses. Centro cruzado de izquierda a derecha para Sportivo Belgrano, Bucci que salta con las manos extendidas y tras el cabezazo del delantero local, la pelota le da en la mano. A pesar de que no tuvo intención, el árbitro decretó el tiro desde los doce pasos. Y fue el goleador del equipo verde el encargado de cambiarlo por gol.
 
Los minutos restantes -6 que se habían adicionado más otros 4- no le alcanzaron a Santamarina para revertir el golpe.
 
A los 38 minutos del segundo tiempo llegaba la gran alegría para el aurinegro, cuando luego de la salida de un lateral, Michel aguantó el balón dentro del área y habilitó a Román Strada que le pegó seco y bajo. Era el 1 a 0 y el sueño del ascenso a poco más de diez minutos.
 
Pero la alegría se derrumbó con esa mano involuntaria de Bucci.
 
Santamarina, una vez más, quedó a un paso del ascenso, con un equipo que dejó todo en la cancha y luego de una campaña extenuante que lo volvió a tener como protagonista.
 
Las lágrimas de los jugadores que llegaban desde la pantalla de la TV Pública marcaron el corolario de un sueño que casi se hace realidad.

Deja un comentario

En tiempo de descuento Sportivo Belgrano le quitó el sueño a Santa

Cuando se terminaba el partido, «La Pantera» Strada metió un zapatazo para el 1 a 0 y Tandil alucinaba de alegría. Pero a los 46 una mano involuntaria de Bucci fue sancionada como penal y «chau» al anhelo de la B Nacional.

Cuando Santamarina acariciaba el ascenso, llegó el baldazo de agua fría para los tandilenses. Centro cruzado de izquierda a derecha para Sportivo Belgrano, Bucci que salta con las manos extendidas y tras el cabezazo del delantero local, la pelota le da en la mano. A pesar de que no tuvo intención, el árbitro decretó el tiro desde los doce pasos. Y fue el goleador del equipo verde el encargado de cambiarlo por gol.
 
Los minutos restantes -6 que se habían adicionado más otros 4- no le alcanzaron a Santamarina para revertir el golpe.
 
A los 38 minutos del segundo tiempo llegaba la gran alegría para el aurinegro, cuando luego de la salida de un lateral, Michel aguantó el balón dentro del área y habilitó a Román Strada que le pegó seco y bajo. Era el 1 a 0 y el sueño del ascenso a poco más de diez minutos.
 
Pero la alegría se derrumbó con esa mano involuntaria de Bucci.
 
Santamarina, una vez más, quedó a un paso del ascenso, con un equipo que dejó todo en la cancha y luego de una campaña extenuante que lo volvió a tener como protagonista.
 
Las lágrimas de los jugadores que llegaban desde la pantalla de la TV Pública marcaron el corolario de un sueño que casi se hace realidad.

Deja un comentario

Top