Está aquí
Home > Deportes > El lunes podremos ver, en Tandil, a Agus Domenez

El lunes podremos ver, en Tandil, a Agus Domenez

El zurdo tandilense que integró selecciones juveniles y debutó en la primera división del fútbol argentino se enfrentará a Santamarina.

La vida de un futbolista puede ser indescifrable, bah, como la vida misma en realidad.

Agustín Domenez, en edad de séptima categoría y representando a Gimnasia y Esgrima de La Plata, fue la gran figura de un plantel de inferiores que tras muchos años de sequía lograba darle un título a la institución. Figura y goleador. Era una de las joyitas del Lobo entre las promesas. Recordamos aquella nota en ESPN Report donde sus compañeritos decían que él era el mejor. Impulsado a La Plata por el gran Raúl Galitiello, vale la pena aclararlo. Se bancó emigrar desde muy pequeño y cambiaba lágrimas entre semana por extrañar a su familia por goles el fin de semana.
 
Luego jugó en un seleccionado juvenil nacional (sub 20) y despidió a la selección argentina en el Monumental de cara al Mundial de Alemania 2006. Debutó en primera de la mano de Pedro Troglio y cuando se fue “Peter” dejó de tener oportunidades. Así fue que pasó posteriormente por Almagro, Nueva Chicago, Villa San Carlos y Sportivo Belgrano. Luego, en 2013, la pelota lo depositó en Entre Ríos. Sí, a Gimnasia de Concepción del Uruguay -el próximo rival de Ramón Santamarina (el lunes en el estadio Gral. San Martín)-. Si mal no recordamos, Santa lo fue a buscar cuando él arreglaba con Chicago y por ese entonces consideró –de seguro con razón- que estando en la B Metropolitana tendría una mayor vidriera. Hoy las vueltas del fútbol lo traen justito a la ciudad que lo parió: Tandil. Y será un placer volverlo a ver. Debutó, si no nos datearon mal, hace 3 encuentros, para el Lobo entrerriano siempre como volante por izquierda y el fin de semana pasado estuvo a punto de mojar frente a Unión de Mar del Plata pero la terminó empujando un compañero. Lo mejor para Agus, es un tipazo y un gran jugador. Y por todo su esfuerzo se merece ser lo que es: un jugador profesional que vive de lo que más ama. Y eso no tiene precio. Estés en la categoría que estés.

Deja un comentario

Top