Está aquí
Home > Deportes > Entrevista Delpo: «Se dijeron cosas que no salieron de mí»

Entrevista Delpo: «Se dijeron cosas que no salieron de mí»

Habló de todo con el diario El País.

Hace un año, en este mismo lugar, hablábamos de un año difícil, en el que había que recuperarse y volver a empezar. Este año es diferente, ya que está consolidado top 10. ¿Qué expectativas le genera volver a ese lugar?

Año a año todo cambia. La carrera del tenista se va muy rápido porque suceden tantas cosas en tan poco tiempo que hay que aprender a disfrutar y aprovechar los buenos momentos. Este 2013 lo empiezo dentro de los 10 mejores del mundo, esa es una gran diferencia respecto al año pasado, ya que no estaba en ese grupo. Además terminé un gran año 2012, llegando a semifinales del Masters, jugando ante los mejores del mundo y en buena forma. Esto me llenó de energía y fuerza para plantearme desafíos realmente difíciles para este año pero a mi edad tengo la ilusión de concretarlos.

A veces cuando se repasa tu carrera, se notan muchos buenos y también muchos malos momentos, y no parece que tuvieras sólo 24 años. ¿Te sucede a vos también?

Es cierto eso. He pasado muchas buenas y muchas malas y sigo teniendo 24 años. Ya no me siento dentro del circuito en el grupo de los tenistas más chicos, porque hay varios que tienen entre 20 y 22 años que son los jóvenes de hoy día. Son quienes estarán en un futuro peleando los primeros lugares. Sin embargo tampoco me siento de los más grandes, sino en un término medio y en un momento que me ubica en un grupo de los que podemos ir a pelear los primeros puestos. Estoy entre los que podemos ir a acortar diferencia ante los grandes jugadores. Es hora de dar todo por ese objetivo. Lo que he vivido con el tenis nadie lo sabe más que yo. He pasado por buenas y malas y hay que saber aprovechar estas oportunidades.

Desde su posición de siete del mundo actual, y de top ten consolidado, ¿se ven más cercanos los cuatro primeros del mundo? Porque antes parecían inalcanzables Federer, Nadal y Djokovic.

Para llegar a esos primeros puestos te tiene que ir bien en los torneos de Grand Slam y los Masters 1000. Hay que  mantener una regularidad importante. Si bien ellos tienen diferencias respecto al resto de los top ten, también hay momentos en los que pueden perder. Si lográs que pierdan en los Grand Slam o los Masters 1000 y te sentís jugando cada vez mejor, tarde o temprano vas a llegar a esos puestos. Pero hace muchos años que ellos siempre están ahí y son mucho más regulares que nosotros.  Además de jugar bien, marcan la diferencia en ese aspecto.

Uruguay siempre le ha traído buenos recuerdos, desde aquel primer triunfo en 2005, ¿no?

Este país me encanta. Siempre me tratan muy bien y está cerca de Argentina. Además este ese recuerdo de mi primer triunfo en un torneo challenger, que fue en 2005 en Montevideo. Eso queda para siempre en toda mi carrera. También se suma que conozco a Pablo Cuevas desde muy chico, al igual que a otros tenistas de aquel momento que ya no juegan más y deben estar trabajando en alguna otra cosa.

¿Había algún duelo con alguno en particular?

Básicamente con Pablo Cuevas. El es un poco más grande que yo pero siempre estábamos en los mismos torneos. De hecho cuando yo tenía 12 o 14 años él era uno de los mejores tenistas de Sudamérica, junto con algún chileno o brasilero. Tengo muy lindos recuerdos de uruguayos. Incluso hay muy buenas comodidades para entrenar tanto en Punta del Este como en Montevideo.

Parece muy complicado ser top 10 y ser tenista de Argentina. Como que todo se critica y poco se acepta.

Así somos los argentinos. Trato de tomarlo por la positiva, de que siempre me van a exigir un poco más porque seguramente creen en que puedo dar más. Trato de que no me afecten las cosas malas que se dicen. Muchas son mentiras o inventos que no vale la pena comentar. Hay momentos en los que sí duelen esos comentarios porque no se sabe el esfuerzo que uno hace para estar en la posición en la que está. Hoy estoy top 10 y seguramente salgan a buscarme otro objetivo, y cuando vaya en busca de ese dirán por qué no estoy top 10. Siempre se le busca el punto débil a cualquier persona. Así somos nosotros y seguiremos siéndolo. Lo importante es mantenerse tranquilo. Yo confío 100 por ciento en mi equipo de trabajo y a eso me limito.

¿Te duele todo lo que se genera cuando no jugás la Davis por Argentina?

Sí, pero es por nuestra forma de ser. Cuando hablé de este tema hace un par de días fui muy claro con Martín Jaite, el capitán, y con Mariano Zabaleta, el vice, que son las únicas dos personas que tienen que saber del tema. Se dijo mucho que te llamé y que no. Cosas que se hicieron públicas pero que no salieron de mí. No perder de vista mis objetivos, que son diferentes, hace que mi decisión se vuelque para otro lado.

Seguramente nos crucemos a mita de año en París o a fin de año en una nueva exhibición en Punta del Este. ¿Qué objetivos cumplidos le dejarían satisfecho en esas etapas del calendario?

Mantenerme dentro de este grupo de privilegiados es uno. Son los que siempre marcan la historia del tenis, porque definen Grand Slams, Masters 1000, que pelean las primeras posiciones. Ser parte de este grupo es muy importante, pero también mejorar los aspectos que me faltan en el tenis. Cuanto antes las mejore, más rápido llegare a mayores objetivos en el tenis.

Deja un comentario

Top