Está aquí
Home > Todo y Nada > Unas 2.000 almas coparon el Auto Club para escuchar a Matías De Stéfano

Unas 2.000 almas coparon el Auto Club para escuchar a Matías De Stéfano

El ex niño índigo cautivó la atención de centenares de seguidores en Tandil. La jornada terminó a las 20 en el Puñon Mapuche. Vedaron la entrada a la prensa.

La avenida Don Bosco, a la altura del Tandil Auto Club, se vio convulsionada ayer por una jornada de meditación encabezada por Matías De Stéfano (25), ex niño índigo que eligió a Tandil para explicar los cambios que se vienen en el mundo, en una fecha especial para sus adeptos, el 12-12-12. 

El encuentro místico representó además un gran movimiento turístico, ya que vinieron personas y contingentes de más de 20 países de Latinoamérica y Europa. Además, contó la cobertura del canal porteño TN, que hizo imágenes desde el exterior del predio. 

Los organizadores vedaron el ingreso de la prensa al lugar donde De Stéfano envió su mensaje a la gente. Se arguyeron cuestiones de "respeto a la privacidad" de los participantes. Sin embargo, indicaron a este Diario que con el abono de la entrada se habilitaba el ingreso para sacar fotos y grabar al referente espiritual. 

Se calcula que participaron del encuentro unas 2.000 personas, cada una de las cuales debió pagar una entrada de 150 pesos. Además, lo que ocurrió allí fue transmitido en vivo por Internet. 

Las actividades empezaron cerca de las 8 y culminaron a las 20, en el Puñon Mapuche, frente al Lago del Fuerte. 

Mucho se habló del fin del mundo en 2012. Pero al llegar la fecha indicada, las teorías explican otra historia, e indican que no será el fin de todo sino el comienzo de una Nueva Era. 

Matías De Stefano es un joven de 25 años de la provincia de Santa Fe que desde hace once meses recorre el mundo, dando charlas gratuitas en plazas e instituciones explicando cómo adaptarse siendo conscientes de los cambios. 

Segun él, el momento más importante y más anunciado alrededor del mundo sucedió ayer en Tandil. 

"A lo largo del año 2012, miles de personas en conciencia hemos estado recorriendo el Mundo por sus nodos magnéticos o centros de poder, donde los pueblos de la Historia de la Humanidad se asentaron alguna vez, o sitios que tomaron como sagrados tras miles de generaciones", manifestó De Stéfano. 

Y agregó que "unos pocos, lo hemos hecho físicamente, siguiendo un orden, reconociendo el planeta como un Cuerpo Humano, y viajando por cada uno de sus órganos, reconociendo la conexión de sus historias y la importancia que cada uno tiene para un proceso conjunto de evolución". 

"Las historias nos han mostrado cómo el planeta se mueve en una armonía, llevando la energía (mareas, placas tectónicas, corrientes magnéticas, sucesos históricos), y muchos de esos focos, nos mostraban un territorio sagrado en particular: el Hemisferio Sur de Sudamérica", añadió. 

"Todas las culturas hablan de la Tierra como una Gran Madre, y hace mucho tiempo que la sociedad dejó de lado el sentido de la misma. Esta gran entidad Femenina, nos crea constantemente, y nos pide que nos reconectemos con ella", evaluó De Stéfano. 



¿POR QUE AQUI? 



De Stéfano explicó las razones que pusieron a Tandil en el epicentro. "Buscando la información alrededor del mundo, los mapas nos hablaron de la labor que cada territorio cumple en el mundo, lo cual nos ayudó a crear una red de conexión entre los países, comprendiendo parte de sus propósitos. En estos tiempos de cambios, muchos mensajes e ideologías hablan de un renacer de la Humanidad, de una reconexión con la Madre Tierra… fue por esto que, utilizando el mismo parámetro de los mapas, decidimos buscar qué países nos hablaban de ese sentido de Renacer, de Parir a la Humanidad, de ser la Madre… 

Allí estaba esa mujer embarazada, de perfil, con su gran estómago en Buenos Aires, sus piernas la Patagonia, sus pies la isla de Río Grande, sus brazos y puño, Santa Fe y Misiones, su hombro en Formosa, su cabeza entre Jujuy y Bolivia, su Columna era Chile, los Andes, y su corazón, en Tucumán. Enseguida, el mapa de Argentina nos lo dijo todo. 

Esta Gran Mujer era una tierra de gestación, de germinación de una Nueva Humanidad, su historia y sus tierras nos lo decían, y era momento de reconocerla, activando su cuerpo, preparándolo para una gestación y un Parto Planetario". 

Deja un comentario

Top