Está aquí
Home > Deportes > La Fundación Fangio honró a Delpo

La Fundación Fangio honró a Delpo

El tenista tandilense participó ayer de una ceremonia en el hotel Panamericano de Buenos Aires, en la que también fueron galardonados Hugo Porta, Juan Esteban Curuchet, Guillermo Ortelli y Roberto De Vicenzo.

"Para mí es un gran orgullo recibir un reconocimiento como este, es algo que cuando era chico, ahora me siento grande, ni siquiera había soñado", confesó el tenista tandilense Juan Martín del Potro al recibir el Premio Valores para Triunfar que entregó ayer, por primera vez, la Fundación Juan Manuel Fangio, en un acto realizado en el hotel Panamericano de Buenos Aires.

 Del Potro, fiel a su estilo austero y humilde, habló poco, posó para los fotógrafos y se prodigó a la gente que, desde que lo vio en el amplio salón donde se llevó a cabo la ceremonia, no paró de pedirle que le firmara autógrafos, donde desea en una servilleta de papel o en una tarjeta de presentación, y se sacara fotos, a lo que accedió gentilmente y siempre con una sonrisa.
 
El primero en ser distinguido fue Hugo Porta, una leyenda del rugby que desde su retiro preside una fundación que brinda ayuda a deportistas que buscan abrirse camino en sus carreras. "Es una caricia en el alma que la gente todavía se acuerde de lo que he hecho en la cancha", comentó el histórico medio apertura de Los Pumas, luego de recibir su galardón.
 
Porta recibió el primer Flecha de Plata de la noche, el premio que inspirado en los veloces coches que condujo Fangio fue diseñado por el artistas rosarino Esteban Celacio. "Trabajamos para que el deporte sea un motivo de cambio social", comentó Porta, acerca de la labor que lleva adelante en la actualidad, y añadió:  "La juventud deba disfrutar los valores del deporte".
 
La velada, que se llevó adelante en los coquetos salones del hotel Panamericano, en el corazón del centro porteño, a metros del Obelisco, contó con la presencia de numerosos invitados especiales, entre los que se destacó Andrea Vianini, el destacado piloto de carreras que, tal como comentó, no quiso por nada del mundo perderse la primera entrega de los premios Valores para Triunfar.
 
La ceremonia se realizó en el marco de la muestra dedicada a Juan Manuel Fangio, una gentileza del museo dedicado al gran campeón de automovilismo argentino que se encuentra en la ciudad de Balcarce, que se inauguró en el hotel y en la que se pueden ver varios de los autos de carrera históricos, como así también el Mercedez Benz convertible que Fangio usaba como auto de paseo y despertó admiración.
 
También fue premiado el piloto del TC 2000 Guillermo Ortelli, quien como todo gran campeón agradeció su premio con humildad y recordó: "Todos los que nos dedicamos al deporte motor tenemos como ejemplo, como guía, a Juan Manuel Fangio, no sólo porque fue un hombre exitoso en las pistas sino también, y sobre todo, porque fue un hombre de valores en la vida".
 
Juan Esteban Curuchet, el ciclista ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, también evocó al quíntuple campeón de la Fórmula Uno: "Estábamos corriendo las 896 horas de Zurich, una carrera en la que cada año es largada por una personalidad importante del deporte, cuando anuncian a Fangio, la gente, 15 mil personas, explotó".
 
"Cuando terminamos la primera prueba y nos fuimos al vestuario a cambiarnos, de pronto apareció Fangio a saludarnos, nos quedamos charlando un rato, nos felicitó por nuestro desempeñó y viendo que éramos jóvenes, que recién estábamos iniciando nuestro camino en el deporte, nos dijo: 'Ahora hagan unos pestiños y guardemos bien", sonrió Curuchet.
 
Finalmente, se anunció el premio a Roberto De Vicenzo, quien no pudo ser de la partida. El golfista, de 89 años, sufrió una leve indisposición que le impidió participar del encuentro. Tanto los premiados como los invitados especiales al encuentro lamentaron su ausencia por la admiración que despierta su figura sino también porque querían compartir su homenaje.

Fuente: Lacapital.com.ar

Deja un comentario

Top