Está aquí
Home > Todo y Nada > Ocho Ene

Ocho Ene

-Por Simón Ventos para «Me tomé 5 minutos».

Porque nos interesa la opinión de los jóvenes tandilenses, ayer publicábamos un texto de Viqui Echezarreta, hoy difundimos otras letras de alguien a quien también apreciamos y admiramos, "Saymon". Esto publicó en su blog Simón Ventos sobre el famoso "Ocho Ene".

Hace siete días que el 8N nos persigue. Nos guste o no la movilización es noticia en todos los medios del país, solo la victoria de Obama en Estados Unidos opaco al cacerolazo.

La Nación publicó el 29 de octubre: “Qué dicen los afiches que convocan al cacerolazo del 8N”. El diario dio a conocer los carteles y videos que invitaban a la manifestación en contra del autoritarismo K, la inflación, corrupción e inseguridad. Pocos días después, exactamente el seis de este mes, el Senador Aníbal Fernández aseguró que “la marcha esta financiada por la Fundación Pensar, la Sociedad Rural y otros grupos”. Según el bigoton, Luciano Bugallo (administrador de la página “El Cipayo”); Aníbal Calafell (ex capitán de la Armada y concejal del Pro entre 2005 y 2009); Cecilia Olive (comunicadora social de la UCES) y Agustín Etchevarne (presidente de la Fundación Libertad y Progreso); Yamil Santoro (Fundador del partido Liberal Libertario); Sergio Koltan (fotógrafo de Patricia Bullrich); Eliana Toro (community manager de la página Tribuna de Periodistas); Francisco Cabrera (ministro de Macri y titular de la Fundación Pensar). El ex jefe de Gabinete de la Nación Argentina explicó para Página/12 que: “Por ahí el hombre común no sabe que está siendo involuntariamente arreado por estos tipos”.
 
En la vereda opuesta, Mauricio Macri le brindo todo su apoyo al 8N por “representar al pueblo argentino”. El líder Pro prometió que, hasta el 2015, ira de casa en casa para que la gente pelee por su futuro. La realidad es que, más que golpear puertas, asegura seguir probando con las cadenas caceroleras vía BBM.
 
El 8N fue precedido por todo tipo de indicaciones. Los blogs pro-cacerolazo recomendaron no llevar carteras, relojes u objetos de valor pero sí gas pimienta por el constante ataque de los “pungas k”. Otras de las consignas es “No responder a los Medios de Prensa kks: silencio total” con el fin de “que se vayan todos estos marxistas apátridas y criminales”.
 
El futuro llegó.
 
El calor, que ya es dueño de Callao y Santa fe, vio como sus calles se empezaron a llenar. A eso de las 18: 30 las primeras cacerolas se hicieron sentir. La gente fue cada vez más y para las 19, la procesión empezó a desfilar. Las pancartas, el ruido y los vestidos HolaVerano contrastaron la basura abandonada en la calle desde el lunes.
 
Agustín, de bermudas, remera y con mucha cara de salir a reventar la noche, se separa del grupo de amigos para hablar. Se le confunden un poco las palabras y dice: “Estoy acá porque es un forma de todos juntos poder representarnos”. Mientras su amigo mueve las manos dando a entender que el entrevistado es un charlatán, Agustín agradece la concurrencia de hoy y agrega: “Yo no estoy de acuerdo ni con Magnetto, ni con Clarín, pero a Magnetto yo no lo vote”.  Atrás viene Celina, estudiante de Comunicación Social de la USAL. La morocha carapintada cree que en Argentina la democracia perdió sentido: “En este país no se respetan todos los grupos, las mayorías solo son tenidas en cuenta”.
 
En las puertas de los locales algunos vendedores se suman al reclamo y otros miran con desgano. Algunos manifestantes siguen a rajatabla los consejos virtuales y no hablan con nadie: Dicen que no quieren hablar y siguen haciendo ruido o charlando. Las botellas de agua van de mano en mano, nadie quiere morir en esta lucha.
 
“Saliste divina”, le grita una rubia a otra linda. Muchas amigas se sacan fotos y llaman por celular: “Estoy en la otra cuadra boluda”. Esta lleno de mujeres, esto parece una guerra de mujeres contra una de ellas, una viuda, sin su esposo sojero o católico. Una de esas chicas cuarentona es Eugenia, de vestido largo y sosteniendo una bandera argentina gigante: “Vine porque no puedo creer como nos mienten a todos, no puede ser que no hagan nada”. Los que no hacen nada son los políticos, que además roban. El combo es letal para la madre de Recoleta que no para de pegarle a la cacerola y sigue: “Nosotros no somos los ricos que salimos a putear porque no podemos viajar al exterior, es mentira. Estamos pidiendo seguridad y mucha protección, pero lo que mas me molesta es que nos mientan como unos pelotudos”, a Eugenia le metieron los cuernos.
 
Se hizo de noche y apareció la parodia. La cabina de un camión negro reproduce un video con Guillermo Moreno en su pantalla gigante. Unos huevos cantan, “Huevo que no te rompan más los huevos”, Bomba Stereo llegó al cacerolazo. Los manifestantes cantan, se ríen y bailan. La caminata hacia el Obelisco es bastante tranquila, sin golpes y sin palabras a los medios.
 
Las chicas lindas se quejan porque no quieren ser fanáticas de “Buena Vista Social Club”. Los chicos facheros no quieren comprar regalos made in Argentina. Los señores grandes no soportaran a esta mujer cuatro años más en el poder. Las amas de casa imaginan a Luciano Castro trabajando en la TV Publica y se indignan. Vivimos en una Dictadura donde los dictadores asesinos están presos. Vivimos en un País donde no se puede decir nada pero todos podemos salir a la calle a putear. Vivimos en un lugar donde se puede vivir y se puede crecer.
 
En fin, es todo lo que tienen y es todo lo que hay.

Deja una respuesta

Top