Está aquí
Home > Todo y Nada > Las inmobiliarias serranas “chochas” con Kristina

Las inmobiliarias serranas “chochas” con Kristina

A raíz de los controles al dólar, comenzaron a detenerse los negocios inmobiliarios en Tandil y todos los martilleros de la ciudad se quieren devorar a la Presidentaaaaaa.

El martillero público Osvaldo Terni señaló que el mercado “está bastante parado” y que “la gente está expectante para ver si va a aclarar de alguna forma o hay algún atisbo de solucionarlo”. Su par, Antonio Comiso, coincidió en que las operaciones se aplacaron y que una opción sería la pesificación.

Preocupación, molestia e incertidumbre parecen marcar en estos días al mercado inmobiliario a raíz de los movimientos cambiarios y controles que el Gobierno ejerce sobre el dólar.
Frente a este complejo escenario, El Eco de Tandil convocó a Osvaldo Terni, uno de los martilleros de la ciudad que trazó un panorama sobre lo que sucede en el sector.
“Creo que está bastante parado y se va a parar más todavía”, graficó el profesional, quien expresó que “la gente está expectante para ver si va a aclarar de alguna forma o hay algún atisbo de solucionarlo”.
Aseguró además que “vemos con mucha preocupación, sobre todo en esta ciudad, donde realmente se ha hecho punta en las transacciones inmobiliarias, se ha crecido muy bien, sobre todo en los últimos diez o doce años”.
“La incertidumbre es tan grande que uno está con la angustia permanente de no saber qué hacer. Estamos en un impasse que no sabemos cuánto va a durar”, contextualizó el profesional.
 
Una detención
 
Esta situación, que se inscribe en un contexto de fuertes controles a la divisa norteamericana, toma mayor dimensión en un país que tiene “la economía dolarizada”.
En ese sentido, Terni analizó que la gente se inclina a la compra de dólares porque “simplemente quiere proteger sus ahorros, entonces se refugia en esa moneda”.
La situación entonces se plantea como “muy difícil” a la hora de intentar iniciar una comercialización para la compra de una vivienda, “por eso se están deteniendo las operaciones inmobiliarias”.
Y esta circunstancia no escapa a la realidad en Tandil: “Se está notando y creo que vamos en camino a que se detenga todo porque está todo en dólares”, puesto que “la gente se protege en una moneda que le permita mantener el valor de su propiedad”.
“Como no se pueden comprar dólares se produce esta situación. Si viviéramos en un país con poca inflación podríamos seguir hablando en pesos sin ningún problema”, especuló el martillero.
 
“Panorama sombrío”
 
A su vez, Terni consideró que “algunos dicen que esto va a durar entre 60 y 90 días hasta que se tire un lineamiento”, pero “mientras tanto no hay nada que nos permita esperar con esperanzas un futuro inmediato donde se solucionen estas cosas”.
“Hoy en día el panorama es sombrío y no sé cómo terminará esta situación porque no hay lineamientos que establezcan reglas claras”, expresó el martillero, quien en ese sentido reforzó la idea al indicar que “quien tiene una casa hoy no vende, salvo que tenga una necesidad imperiosa”.
“El que puede esperar se retrae y no vende o compra”, marcó, “y esto lleva a la casi detención del movimiento económico, sobre todo de la compra venta inmobiliaria”.
“Esta incertidumbre, si no se corta a corto plazo, nos lleva a una situación casi de desastre”. 
Por otro lado, y en cuanto a la posibilidad de avanzar hacia la pesificación de las operaciones inmobiliarias, Terni graficó que de concretarse esta iniciativa, “se va a pesificar todo con valores que se mueven constantemente porque va a acompañar la inflación”. 
“Cuando pasaron dos meses sin vender, se van a corregir los precios”, por lo que se transformará “en un mercado “inconstante en cuanto a precios”, cerró. *
 
Foto: urbanres.blogspot.com

Deja un comentario

Top