Está aquí
Home > Anécdotas y Curiosidades > Hazte fama

Hazte fama

-Por Simón Ventos (@elhermanodetato -en twitter-). «Pepo me pide que…»

Lo que voy a escribir, no lo hagan en sus trabajos:

Pepo me pide que escriba de música y periodismo tandilense. No me animo. Me pide que escriba sobre Rafa Nadal. Ya habrá tiempo, pasado Roland Garros. Entonces, voy a escribir sobre lo que tenga ganas.

Ahora sí.

Se conocieron con 17, 16 o 15 años. El estaba en su último año del polimodal. Ella en el anteúltimo. El no tenía planes para este año, estaba por febrero y no quería pensar en su futuro académico. Ella disfrutaba, porque le salía de adentro, de donde tienen que salir esas ganas de vivir. Fueron chicos.

Entre tanta playa, carpas, noches, tardes y autos pasaron su enero. Separado, sin que nada ni nadie los cruce en sus vidas. Eran tiempos de Fotolog’s y Msn, épocas de chupines de colores, flequillos y zapatillas retro. Mucha remera escote en v.

El febrero tandilense es fuerte y ellos no pensaban perdérselo. Los amigos de el, ya planeaban viajes a Bariloche, farándulas y egresos. Se sentían más unidos que nunca, indirectamente, empezaba esa gran despedida. Eran lindos, las chicas hablaban de ellos y conocían de memoria los pasitos de los Chicos de la Vía Loca.

Ellas tomaban sol, jugaban al Teg y se organizaban mejor. Los chicos del pueblo les mandaban Sms, les pedían que vayan a sus baticuevas, que ellos pagaban la previa. El gancia que ellas tomaban no era caro, menos si asomaba un Manon. No se sentían envidiadas.

Todo esto sopla en su memoria cada vez que la noche los vuelve a cruzar.

Durante ese Febrero, mezcla de destino y SMS, se conocieron. Nadie sabe si fue un miércoles, jueves, viernes o sábado. Otro día no, en Tandil, ellos no salían si no era algunos de esos días.

Un tema de Miranda fue el himno del futuro.

Duró lo que tuvo que durar, no lo que soñaron durante todas esas tardes que pasaron juntos. No hubo casamiento, ni hijos. No hubo auto, ni casa. No hubo viajes, ni peleas por dinero. Lo vivieron como si todo eso hubiese existido en esa relación.

 Los mato la ansiedad.

Deja un comentario

Top