Está aquí
Home > Noches y Espectáculos > Buen Perro, un movimiento que “ladra” fuerte en Tandil

Buen Perro, un movimiento que “ladra” fuerte en Tandil

Una linda notita de Andre Martínez Villada para La Vidriera (suple dominical de El Eco) a nuestros amigos y nos damos el gusto de «reproducirla».

Volver a los shows en vivo, escuchar el sonido de una banda que ruje frente a sus narices, sin televisores ni pantallas de por medio, resulta incomparable. Poder disfrutar en directo y cantar los temas de la banda que uno escuchó cuando era chico es una oportunidad que todos quisieran experimentar. La liturgia del vivo, de eso se trata. Y de eso, seguramente, puedan dar testimonio fiel cualquiera que pasó –al menos una vez- por las instalaciones de La Terraza un sábado por la noche, y pudo disfrutar de algún recital organizado por los chicos de “Buen Perro Produxiones”.

 
Él es Mauricio Cervone, uno de ellos. Nació en Bariloche hace 37 años y llegó cuando tenía sólo 13 a esta ciudad. Transitó un tiempo por Buenos Aires y Mar del Plata, pero hace 10 años que el encanto tandilense lo llamó una vez más “porque esta ciudad me encanta y me parece tranquilo para vivir”, dice.
Es músico, generalmente toca “la viola” pero dice que en todas las bandas también ha cantado. Siempre estuvo apegado al ámbito musical y el crecimiento de este proyecto lo reconforta hasta tal punto de lograr cumplir su sueño: vivir de la música.
A diferencia de su compañero, Beltrán Cesio sí nació acá, un 6 de abril de 1982, donde vivió gran parte de su adolescencia hasta cumplir 17 años, tiempo en el que también probó la vida en “la ciudad de la furia”. Luego viajó a Nueva Zelanda y retornó finalmente a los pagos serranos con la ilusión de formar algo, de crear algo, y así fue. Nada más ni nada menos que una productora: Buen Perro, a la que él define como “un movimiento cultural”.
Ambos organizan durante la semana la única fiesta de semejante magnitud de los sábados por la noche, en La Terraza. Con dos escenarios especialmente preparados, el año pasado pasaron 190 bandas de todo el país y de afuera. Durante Semana Santa, mil personas disfrutaron de los shows en vivo, y van por más. Pero con un principal proyecto: regionalizar la música de Tandil y del resto de la provincia de Buenos Aires. Nada más ni nada menos.
 
Nació el “Perro”
 
-¿Cómo y cuándo surgió la idea de Buen Perro? ¿Con qué objetivo?
Mauricio Cervone: -La persona que tendría que hablar de Buen Perro es Beltrán porque él es el fundador de la marca. Por mi parte, creo que fue una fusión hecha a lo largo de nuestras carreras como productores. Yo hace 20 años que estoy en la música, que toco. A su vez, me empecé a dedicar al contacto con las bandas grandes por intermedio del ambiente y logré a hacer producciones chicas en Tandil. Empecé por la rama del punk rock –porque es lo que me gusta- y así se me fueron abriendo puertas y al mismo tiempo Beltrán venía haciendo sus cosas por otro lado. Nos conocimos el año pasado cuando hacía sus cosas en La Realidad, me hice habitué del lugar, me gustaba la onda y surgió un viaje suyo donde nos pusimos en contacto, él me llamó para que yo siguiera las fiestas Buen Perro originales; pero finalmente se truncó el viaje por las cenizas y empezamos a transitar este camino los dos juntos. Siempre estuve apegado a la música y gracias a Dios -siempre digo- hoy vivo de esto que fue mi meta, y seguir haciéndolo con Beltrán cuando la productora ya tiene un nombre importante y nos están llamando cada vez bandas más grandes, en mi persona me reconforta. Es a donde queríamos llegar, hemos llegado a traer bandas que de chiquito he hecho temas de ellos y hoy me doy el gusto hasta de cantarlos con ellos. Que se yo, como fue el año pasado en el Rocka que trajimos a Dos Minutos, Botafogo, este año Dread Mar I; pero más allá de todo eso –que son bandas grandes- nos gusta laburar mucho con el under, que me parece hermoso, donde la gente es muy cálida, te trata mejor y hay un contacto más humano.
 
-¿Qué es el Under?
M.C.: -Son las bandas más chicas que no manejan súper estadios. 
Beltrán Cesio: -O el estilo independiente, el que se graban sus propios discos, hacen su propia gira, es decir, aquellas que todavía no están en la masividad. 
 
-Tal vez esta movida se vea más en Capital Federal…
B.C.: -Es que hay pocas ciudades que tienen gran cantidad de público. Así y todo, Mar del Plata si no es en el verano, en el invierno no es tan fuerte.
M.C.: -También creo que es muy rica la parte cultural que le hemos estado brindando a la ciudad porque no creo que nadie se haya jugado en todos estos años como nosotros en traer esta clase de bandas under a la ciudad.
B.C.: -Ahora que estamos en plena regionalización y tratando de tirar el Tandil para afuera, aprovechando a todos los estudiantes que tienen sus cosas acá y tienen sus bandas afuera, estamos viendo de unir las ciudades y en toda esta búsqueda no encontré ninguna que tenga la agenda que está pasando hoy en Tandil. Más allá de Buen Perro –que el año pasado trajimos 190 bandas- el teatro está con todo, la pintura también está en buen nivel.
 
-En su caso, Beltrán ¿cómo se le ocurrió esta movida Buen Perro?
B.C.: -Buen Perro arranca en Buenos Aires cuando vivíamos allá, teníamos una casa que se llamaba El Pulpo donde hacíamos cena show, fiestas de disfraces, la alquilábamos y demás. Empezamos ahí a hacer muchos eventos, estuvimos como dos años haciendo de todo y eso era bien under, por ejemplo, le hacíamos el cumpleaños al Nani Corleto de Los Pumas, traíamos a Las Bandanas, y al otro día alquilábamos a la Juventud Peronista. Era medio como un zoológico El Pulpo. Después hice un festival como a los 20 años en el Anfiteatro y ahí empecé a darme cuenta que era –más allá de lo que más me gustaba- lo mejor que sabía hacer. Igual nunca gané plata hasta el año pasado que empezamos a trabajar en esto de fondo, pero estuve años haciendo cosas por amor y para darle para adelante. En Buenos Aires hicimos muchas fiestas en terrazas, se llamaba Rolando Mota, que fue un ciclo que estuvo muy bueno, y después en la primera vuelta a Tandil hicimos las primeras Buen Perro, de donde salió el nombre de la productora y todo, que fueron en Macoco viejo. Esto fue en 2007-2008, una de las veces que tocaron Los Secuaces, también Os Palmeiras, Toboganes a Marte.
 
-¿Hasta ese momento sólo con bandas locales?
B.C.: -Hasta ese momento estuve en Buenos Aires con Los Umbanda o Los Suspensivos, es decir, con bandas con las que somos amigos más que nada. A mí realmente no me interesa laburar con gente que no viene con onda o ganas de compartir, o sea, el que viene solamente a hacer negocio, no va. 
M.C.: -Ahí es donde hablamos de la parte lo que es el under o lo que son las bandas grandes.
B.C.: -Así que después de esa fiesta yo empecé con el Bazar Creativo en la galería, con la feria americana y estuvimos como dos años ahí. Después me asocié con Pepo en La Realidad y estuve como tres años ahí. Es decir, siempre estuve en contacto con la gente, con las bandas, con los diseñadores y con los artistas.
M.C.: -Cabe destacar que en La Realidad fue una de las primeras veces en las que tocó Onda Vaga. B.C.: -Sí… Bueno, Mauri también tuvo una disquería, veníamos los dos haciendo un camino así. Después de La Realidad –que estuvo re bueno- donde aprendimos a trabajar con un montón de cosas y a brindar un servicio -todo autodidacta lo nuestro- empezaron las fiestas de Buen Perro en La Terraza, que iba a ser un ciclo sólo de un mes que íbamos a hacer con Mariano Bracco, que también es un Buen Perro. En realidad Buen Perro somos muchos, yo soy una especie de motor pero a la vez trabajamos un montón.
 
-¿Cuándo llegó Buen Perro a La Terraza era también los sábados solamente?
B.C.: -El primer mes iba a ser todos los sábados, se extendió por dos meses y después nos convencieron para que sigamos y ya vamos un año y pico… Ahí sólo fueron 190 bandas y así y todo, los fines de semana que hay menos gente, son 150 personas. Es mucha gente. Estamos tratando de cambiarle la cara a los shows, tengo una teoría yo: en los 80, 90, se encargaron de quemar al rock, a la música y las bandas; ver las bandas significaba droga y descontrol, y creo que estamos ayudando a que un poco se de vuelta eso. Jamás hubo una pelea en el lugar.
M.C.: -La gente va realmente a disfrutar de la banda, además la ciudad es estructurada, ahí no. La gente va y se suelta, está buenísimo porque no se fijan en el status social ni nada. Van, hacen la suya y se divierten.
 
Se alimentó
 
-¿Quiénes organizan Buen Perro hoy?
B.C.: -Mauri y yo, con Mariano Bracco organizamos las primeras ocho; después cuando me iba a ir de viaje arrancó Mauri y cuando volví la seguimos los dos, y Mariano ya estaba en Buenos Aires.
M.C.: -Al final no se fue por las cenizas… En verdad, nosotros nos conocimos en La Realidad con Beltrán. Recuerdo que Julián Pomphile siempre me hablaba de él, creo que el visionario fue él porque siempre me dijo que el día que nos juntáramos Beltrán y yo, íbamos a hacer un desastre, yo me reía porque la verdad es que somos personas muy diferentes. Beltrán es muy humano, yo capaz que me dedico más a las cuentas, peleo las cosas. Tal vez nos juntamos dos o tres veces por semana pero ya sabemos qué tiene que hacer el otro, vamos con cosas muy directas. Yo me encargo más de la parte técnica y Beltrán de llevar a las bandas, cuidarlas; esa es la fusión. Y a su vez, creo que lo que fortaleció la movida es la diferencia de público que manejamos. Yo capaz que me manejo en un ambiente más rockero, más del punk rock, con los heavy me llevo muy bien; y él está más en la parte “hippie”, con la que yo no tengo tanta llegada y eso fue lo que hizo que el grupo se complemente. Ahora a las fiestas va gente de todo tipo de “palos”.
 
-¿Cómo es el proceso de organización de un fin de semana a otro?
B.C.: -Tenemos un esquema con todas las fechas de las bandas de acá a dos meses, más o menos… Tenemos las bandas principales y vamos buscando el DJ y la banda local para la antesala. Preparamos las gráficas que son muy buenas y vemos qué tipo de banda es, qué se necesita. Mauri se encarga de toda la parte del sonido, ver qué es lo que falta… 
M.C.: -Nosotros terminamos el sábado a la noche, a las 6 de la mañana ya está subido el afiche en todos nuestros Facebooks de la semana que viene. Manejamos 4 Facebooks, invitamos a 6 mil personas a todas las fiestas y para ello nos basamos más que nada en esta red social, el Facebook. Nuestra publicidad va por allá.
B.C.: -No podríamos hacer tanto cambio de bandas si no tuviéramos esta comunicación directa.
M.C.: -Igual nos sentimos apoyados también por los medios de Tandil, las radios nos apoyan un ciento por ciento, la gente de Rock de Media Cancha; de Calavera no Chilla, Cosa de Serranos, Radio Comunitaria; entre otras. Están todos interesados y lo bueno es que también está creciendo la audiencia. En Semana Santa pasaron mil personas, nos sorprendió. Nos escribe gente de todos lados de la Argentina, llama mucho la atención Buen Perro. Los crecimientos son lentos pero se va dando. 
 
-¿Cuál es el target de La Terraza?
B.C.: -Mayores de 20 años y fuerte entre 25 y 35. Gente que le gusta leer, que le gusta escuchar música –no porque prende la radio- que se dedica a investigarla. Hay gente que va todos los fines de semana y se sorprende con la puesta en escena, pueden ser más ritmos latinoamericanos, más tambores, más rock, algunas te pueden gustar; otras no. Tenemos dos escenarios que eso es súper groso. Un escenario más tranquilo, acústico y después se abre las puertas al grande. Este fin de semana tocó Zaino Overo y se sumó Martín Van, y adentro se presentó Miss Bolivia –una grosa que ya es re amiga de Buen Perro-.
M.C.: -La otra vez, cuando trajimos por contacto de Beltrán, a Dame Pa´Matala, estuvo increíble la cantidad de gente que fue. Son de Venezuela y que hayan venido para tocar en nuestra fiesta es muy copado.
B.C.: -Son venezolanos grosos, amigos de Chávez, filmaron un video en Tandil que va a ser el segundo tema del corte del segundo disco y va a salir Tandil en el video venezolano, eso es lo que más valoro de todo: Tandil como polo cultural de la provincia de Buenos Aires, donde pasan las cosas, donde tenemos que tener buenos estudios, armar cosas más modernas. Va a ser una cuna de artistas, existen tipos como Fermín Color que llegaron a otros lados, y Buen Perro también.
 
-¿Los músicos llevan sus instrumentos?
M.C.: -Algunos sí pero nosotros tenemos nuestras cositas, nuestra batería, luces; pero tratamos de poner todo, cosa que él músico vaya, enchufe y salga a probar. Tratamos de ser así con una producción grande, a su vez, pero con un corazón de barrio.
B.C.: -No existe que nosotros no le paguemos al músico y jamás lo vamos a hacer. Puede ser que a veces traigamos una banda que no se conoce de Buenos Aires, nos gastemos 2 mil pesos en traerlos y no se lleven nada por los gastos; pero ellos abren nuevo público y le damos la posibilidad para mostrar lo suyo, y viabilidad para venir; pero de onda no. 
M.C.: -Quiero aclarar que en Tandil jamás en la vida una banda pagó para tocar en un lugar. El músico tiene que cobrar pero el arreglo lo tiene que hacer la banda. 
 
Ladró rock y música 
 
-¿Cuáles fueron las bandas más importantes que pasaron por Buen Perro hasta ahora?
B.C.: -Los Suspensivos Inflamables y Los Umbanda -que son bandas de Buenos Aires- es gente que admiro muchísimo y prefiero ponerlos a ellos antes que cualquier otra banda famosa. De bandas locales Los Sedientos Surfistas o Mario Be, que hizo el año pasado un laburo increíble.
M.C.: -Los Sedientos Surfistas en muy poco tiempo fue increíble lo que creció.
B.C.: -Yo le estoy haciendo la gira por la provincia, hacemos Rauch, Necochea, van a salir también Luján y Mar del Plata. El 12 presentamos el disco. Los Salvatore también hicieron un buen cambio; Os Palmeiras siempre fueron unos grosos que se mantienen, que ya la tienen re clara en cómo trabajar. 
 
-¿Bandas famosas que hayan traído?
B.C.: -Dread Mar I, Zona Ganjah, Mal Momento, El Otro Yo, Loquero, Violadores, Miss Bolivia…
 
-Y hay diferencia en trabajar con una banda de ese porte a una más under…
M.C.: -La diferencia es el trato. Con las bandas grandes nos ponemos más a prueba nosotros mismos. Con Dread Mar vi mucho derroche de dinero innecesario, más allá que los chicos son divinos. Nosotros le armamos un living copadísimo. El trato es fundamental, con la gente de El Otro Yo, si no estaba Beltrán ese día, yo me peleaba. Vienen con unas altanerías que yo no me banco… Eso para mí es exclusivamente trabajo.
B.C.: -La música tiene eso negativo del ego y del pibe maravilla, si así fuese en todos los rubros sería insoportable. Así y todo hay gente muy humilde.
M.C.: -Cuando trajimos a Botafogo fue buenísimo, la humildad de ese hombre es impresionante.
B.C.: -Piltrafa también, Violadores, súper cálidos. Nosotros decimos siempre que la noche de Buen Perro es una fiesta, no es que toca tal banda, es una propuesta donde nadie tiene estrellato, la noche es la noche.
 
-¿Se podría hacer una jornada diaria de Buen Perro?
B.C.: -Es lo que más quiero en la vida.
M.C.: Ese proyecto ya está hablado…
B.C.: -8 y 9 de diciembre queremos hacer en el Anfiteatro algo con las bandas regionales y está toda la mejor para poder hacerlo. Me encantaría hacer teatros, lugares más chicos más temprano, que sean lugares sólo para ir y escuchar la música, no mezclado con el alcohol. También hicimos videos y estamos ayudando a grabar bandas, ese es el trabajo que tiene Buen Perro.
M.C.: -Venimos haciendo de todo, lo que pasa es que hoy estamos más abocados a la música pero si hay que hacer teatro, se hace teatro…
 
Quedó quieto pero inquieto
 
-¿Cuál creen que es el secreto de este posicionamiento que se han ganado?
B.C.: -Meterle para adelante, cuando mejor aguantás las bajas es cuando más crecés. Si ya en las bajas te caés, se va pinchando todo. Hay temporadas que son más bajas que otras, pero no nos pinchamos en nuestro ánimo.
M.C.: -No siempre la hemos pasado bien…
B.C.: -No tenemos sueldo fijo y a veces sale, otras no.
M.C.: -Hay noches que nos hemos llevado 5 pesos cada uno y hemos hecho una producción excelente. Pero en estos meses lo que vimos fue el crecimiento que nosotros hoy en día no llamamos a las bandas, Dread Mar I nos llamó. Me pongo muy contento, como la Masacre que le hacemos la producción en Tandil, a Dos Minutos, Carajo, El Otro Yo, Loquero; y más allá de que se haga o no, que nos llamen para que traigamos a uno de Los Ramones va a ser un logro, ojalá que se dé, quedan dos viudos en todo el mundo y que Tandil reciba a uno de nuestra mano, esas son las cosas que te hacen decir valió la pena laburar tanto. Ya somos reconocidos…
 
-Es una marca registrada ya Buen Perro…
M.C.: -Sí, igual más allá de las marcas, las personas. Nosotros como personas hemos laburado tan bien que la gente nos ha tenido un cariño, no sé cómo definirlo… O hemos apoyado tanto a la música local que también te sentís reconocido por el músico. 
 
-¿Qué anécdotas recuerdan?
M.C.: -Pueden ser cosas gratificantes como las que le contaba hoy. Las mías cuando era chico, 17 o 18 años, me cansé de hacer temas de Dos Minutos y en el Anfiteatro cuando tocaron me invitaron ellos a cantar un tema. Esas cosas son súper gratificantes. 
B.C.: -Más allá de la noche Buen Perro, las anécdotas que puedo llegar a tener con la música son del viaje que hice con Mario Be, que fue zarpado. Vendíamos CD de él y de Buen Perro, habíamos juntado a músicos que no se conocían y en un día tenían que inventar un tema, y salieron cuatro. Fue un súper experimento. Y otros videos. Vendíamos además parches, pins, salimos en un programa de televisión en Bolivia, en todas las radios, fuimos a un festival de reggae en Tilcara.
M.C.: ¿Te acordás la noche que tocó Zona Sur? Hicimos un recital en la Buen Perro y nos llaman abajo y nos dicen que estaban los de La Mancha de Rolando que querían subir para ver cómo era la onda. Los hicimos subir, eran 20. En un momento me dicen los tipos, “ahora vamos a tocar”. Y fue muy loco, tocaron de onda, no lo podíamos creer. Le hemos armado livings a No te va a Gustar, Almafuerte…
 
Y quiere crecer
 
-Más allá de la noche Buen Perro, ¿filmaron algunos pilotos para un futuro programa televisivo de Buen Perro? ¿Cómo fue la experiencia?
B.C.: -Sí, ahora está medio truncado porque salió mucho trabajo al principio pero Buen Perro TV es parte del proyecto. Estos son todos pilotos los que hicimos hasta ahora, hay que practicar porque no es sólo dejarse guiar por la emoción. Justamente hoy estaba mirando el Canal de la Música y me imaginaba hacer un programa de música de la provincia de Buenos Aires, regional, que dure media hora de videos. Estaba mirando que estaban pasando el Top 10 de bandas y 3 de ellas las trajimos.
 
-¿Consideran que la gente que va a Buen Perro encuentra además un lugar cultural a través de la música?
M.C.: -Sí, va porque esa es la noche realmente diferente de Tandil. Nuestra diferencia es que valoramos mucho la parte humana, más allá que también vemos el negocio porque tenemos que vivir.
 
-La gente que nunca fue… ¿con qué se va a encontrar en Buen Perro?
M.C.: -Con mucha buena onda.
B.C.: -A mí me gusta invitar al que le gusta la música, que es un espacio re lindo, que te das cuenta que está armado con muchas ganas, con detalles, cuidamos mucho los escenarios. Se escucha música local en la antesala y ahora estamos cerrando también con El Chávez, el que hizo la música de El Puntero, un tipo que viene laburando con muchas bandas. Hay una cartelera que es digna de mirar, si se ve para adelante y para atrás las bandas que hubo son de muy buen nivel.
M.C.: -Una banda que también me copó mucho que hemos traído fue El Ritual del Cajón.
B.C.: -También hay cosas raras, estos del cajón tocan el cajón peruano y hacen música electrónica con eso. 
M.C.: El Método también hemos traído que hacen tango fusión.
B.C.: -Parche Solución también que es un grupo de tambores; los Coya Boyz que hacen cumbia electrónica. 
 
-¿Algo bizarro?
B.C.: -Sí, Los Lenguas. Es un sonido low-fi, muy ruidoso, él toca en cuero con cara de limado y ella es una loca bárbara.
M.C.: -Con mucha onda, a la gente le gustó. Los Tormentos también la reventaron esa noche.
 
-¿Cuáles son los proyectos de Buen Perro?
B.C.: -La explosión, la regionalización. Yo estoy metido fundamentalmente en eso, en tratar de darle un poco más de brillo a las cosas. Me di cuenta que las bandas que vienen de afuera no es sólo un músico sino que son un equipo. Es trabajar con las bandas de acá y de Necochea, por ejemplo, que algunas están zarpadas. 
 
-Además hacen conocer a Tandil fuera de la ciudad…
B.C.: -Con Disco de Piedra ya hay como 15 discos que tenemos en catálogo y estamos armando una pequeña caja para venderlos en lugares de productos regionales, que se venda como un salamín. Que sea un producto regional, cultura regional, buscarle así el slogan, pero que se venda la música como si fuese cualquier producto regional. Regalar música está buenísimo así que si lo hacemos bien va a estar bueno.
M.C.: -Seguir creciendo en lo personal, musicalmente y como productores. Creo que nosotros somos como unos guías de algunas bandas, a las que les estamos enseñando cómo manejarse. Hay muchas que necesitan que alguien les diga cómo es la movida. Les abrimos un abanico de cómo se labura, en motivarlos, en cómo tenés que hacer una producción; y en lo que yo en lo personal me siento muy agradecido con los músicos.
 
-¿Están produciendo en otras ciudades también?
B.C.: -Sí, en Necochea hicimos algo…
M.C.: -Ahora también nos están pidiendo para vender shows afuera. Ojalá podamos llegar a hacer una gira con alguien, aunque sea de 3 o 4 días, debe ser lindo.
 
-Entonces, a invitar a la gente a Buen Perro…
B.C.: -Sí, los invitamos a que nos conozcan, ahora estamos armando la página.
M.C.: -Las bandas que quieran contactarse con nosotros lo pueden hacer a través del Facebook Buen Perro Produxiones.*
 
La música en Tandil, nuevos talentos y más
 
En el ámbito local, las bandas de música son cada vez más heterogéneas, el abanico de estilos se abre continuamente, surgen nuevos artistas y talentos, destacados no sólo en Tandil sino en el resto del país. 
-¿Qué bandas locales ven que están en pleno crecimiento musical?
M.C.: -Los Sedientos Surfistas creo que son la revelación. Mario B también son distintos, hacen una música distinta. 
B.C.: -Julieta de la Canal también hace buenos trabajos. Cultura Serrana también me encanta.
M.C.: -Gastón Gauna, Los Desiertos también es muy buena banda.
-¿Hay buenos músicos en Tandil?
M.C.: -Sí.
B.C.: -Tandil está a punto de provocar ese cambio de dejar el formato básico de batería, guitarra, bajo y voz a empezar a implementar otras cosas, viento, falta más incursión y experimentación en la música, que Os Palmeiras hicieron mucho de eso. Cultura Serrana es una escuela directamente, han creado una parte fundamental de los raperos muy groso.
M.C.: -En una etapa de Tandil fue muy Katarro Vandáliko la ciudad, surgieron muchas bandas y tenías que hacer punk rock. Cuando viene una banda de este estilo, tiene una audiencia copada. Creo que se basó todo en eso y ahora viene el cambio, como dice Beltrán. 
B.C.: -Los chicos de Fané también están haciendo un muy buen trabajo y están con muchas ganas de laburar. Y Fisión que está con otro mambo, otra historia; pero admiro mucho la forma de laburar que tienen. 
M.C.: -El abanico se abrió para todos los gustos en la ciudad, las bandas heavy…
B.C.: -Sí, son bastantes pero no hay una conciencia de querer llegar más allá con un proyecto. 
M.C.: -También fíjese hasta dónde llega la movida que en Tandil se viene organizando El Plaza Metal -que lo organiza el Municipio- y este año tenemos la posibilidad de organizarlo nosotros con el apoyo de ellos. Le cambiamos el nombre, a Sierras de Metal. Es muy valorable que el Municipio de tu ciudad te llame para laburar con vos, eso habla de un crecimiento nuestro.
B.C.: -Nos rompemos el lomo laburando…
M.C.: -Hubo días que hemos entrado a las 14 y nos hemos ido a las 22.
-¿Nacen buenas bandas a nivel local?
B.C.: -Sí, y muchos solistas. 
M.C.: Que a su vez tienen sus bandas cada uno como El Indiscutible, el “Negrito” Pugliese, Paula Bidegain…
B.C.: -Es una cantante que no lo puedo creer, es zarpada. Ahora ya se terminó el recelo entre las bandas, ahora se hacen el aguante entre todos, se prestan los equipos, está bueno.
M.C.: -Antes, lo que yo veía, era mucha envidia. Las mismas bandas no iban a ver a las bandas, esa época fue muy fea me acuerdo.
-¿Cambió la mentalidad del tandilense en este sentido?
B.C.: -Sí, se hizo todo mucho más grande.
M.C: -Aprendió cada uno a tener su propia personalidad.
B.C.: -Esto se debe también al recambio, hay movimiento.* 
 
Buen Perro, según sus organizadores
 
-¿Cómo definirían a Buen Perro?
B.C.: -Es un movimiento de cultura activa, una cosa así, va por ese lado. Por hacerlo necesitamos ganar plata porque si no nos tenemos que dedicar a cualquier otra cosa. El lado comercial por un lado y por el otro el apoyo que les damos a todos los que laburan con nosotros en esto.
M.C.: -Lo que quiero destacar es que nosotros valoramos a las bandas, valoramos a toda la gente que labura ahí porque no somos solamente nosotros dos. Como decís, valoramos al artista pagándole que eso acá en Tandil no lo vi tampoco nunca, que todos los sábados vayas, toques, te sientas bien atendido.
B.C.: -Cuidarlo en el escenario.
M.C.: -Mimarlo, al igual que un artista grande.
B.C.:- Más vale que con una puesta de luces gigante se pueden hacer muchas cosas pero es difícil así que con lo que tenemos trabajamos muy bien.*
 
Lo que recomiendan escuchar
 
Entre las bandas recomendadas mencionaron a Moretons, Los Sedientos Surfistas, Mario Be, Piltrafa y sus Galeras, Zaino Overo, Los Desiertos, Joystick, The Nylons, Kultura Xerrana, Salvatores, Fané, Leandro Pugliese, Juan Ache, Os Palmeiras, Logan, Próspero Raúl, Petrol Jazz, 3 de Abril, Paula Bidegain, Los Hurones, Nuestros Restos, Mix Serranos, El Indiscutible, Monstruo del Bazar, La Reventada, y todo el mundo Metal, el catálogo de Dios de Piedra, y “de todos los que no estamos acordándonos en este momento”.
A todas estas bandas y muchas otras, “les decimos que la estamos rompiendo, que saquemos más material, que hagamos videos por lo menos caseros; pero que tengamos el ojo en los profesionales del sonido e imagen. Que difundamos por las ciudades vecinas porque lo que está pasando en Tandil no pasa en muchos lugares y todo gracias a todos los que suman”, expresaron los chicos de la productora.
Este crecimiento –según confesaron- es posible sábado tras sábado gracias al equipo que los acompaña. Agradecieron a Mariano Capelutti y Nicolás Malinarich, encargados del sonido; a Pablo Pérez y Rockkor Fotografía, en fotos; a Guillermo Abelleira, encargado del diseño y afiches; y en viajes, videos e ideas Buen Perro Produxiones, a Mariano Bracco.

Deja un comentario

Top