Está aquí
Home > Todo y Nada > Puente a la ciencia

Puente a la ciencia

Cómo funciona la Central Meteorológica inaugurada en la Escuela Nº 5 de Vela.

No se trata de un entusiasmo que nace impulsivo, desordenado y, como tal, se pierde con la hojarasca del primer otoño. El respaldo incondicional que encontrara desde hace dos años el grupo joven del programa de la Unicen Barriadas en la comunidad de la Escuela Secundaria número 5 “Sargento Cabral” en la localidad de María Ignacia (Vela), fue y sigue siendo tan consecuente como maduro.

De ahí que uno de los ejes de la acción solidaria del proyecto, el dirigido a la alfabetización digital y el apoyo a las instituciones, haya colaborado con creces en la lograda habilitación oficial de una Estación Meteorológica, según se difundiera en estos días.
 
La Central, de características únicas en el ámbito educacional del Distrito, funciona en el museo y archivo histórico “Doctor Aurelio De Luzarreta”, lindante con la Escuela. Allí, escolares y voluntarios de Barriadas trabajaron en su montaje dirigidos por Laura Bigeon, profesora de Matemática y Física, labor consagrada por un subsidio nacional a modo de premiación del conocido proyecto “Puente a la ciencia” que presentara el programa social Barriadas.
 
MONTAJE Y CARACTERISTICAS
 
“La armamos con un grupo de chicos en el 2000 comenzando por un hidrómetro “de cabello”, de construcción bien casera, que registraba los cambios de humedad”, recordó la docente.
 
“Después pasamos a un termo hidrómetro digital, pasando antes por dos relojes analógicos que compramos con una rifa y se nos rompieron demasiado temprano”. Dicho aparato “mide la humedad y la temperatura. Eso sí, hay que recetearlo todos los días para que el registro permanezca durante 24 horas. Diariamente tenemos que venir a medirlo. Antes hacíamos esto con un curso de alumnos de cuarto año de la Escuela, los que se dividían en comisiones para encargarse de esta exigente tarea, pero siempre se perdía algún dato debido a días feriados y vacaciones. Así, era imposible cubrir el registro los 365 días del año”.
 
“Más adelante – recordó Laura – pasamos a la estación digital que se compró con el proyecto joven “Puente a la ciencia” y finalmente, a través de Barriadas, se gestionó un nuevo fondo ministerial para obtener el instrumental digital recién inaugurado”.
 
“Al mismo le adaptamos una netboock que toma en forma automática e imprime la totalidad del registro que, cada tres minutos, envían los censores especiales”, colocados éstos en el borde superior de la pared que bordea el patio de luz del Museo.
 
A los datos sobre humedad ambiente que aporta tal digitalización se añaden la dirección y velocidad del viento, la presión atmosférica, la humedad y demás detalles. “Todo esto lo capta y se lo envía a la computadora que informa acerca de las evoluciones registradas durante el día, la semana, el mes y el año, índices que vamos descargando y trabajando con ellos”, completó la profesora con inocultable satisfacción.
 
UNICA DE SU TIPO
 
Vale mencionar que excepto la estación dependiente del Servicio Meteorológico Nacional que funciona en la Sexta Brigada Aérea, la manejada por la escuela velense “Sargento Cabral” con auxilio del programa universitario reúne características exclusivas en el Partido de Tandil.
 
De esta manera se ha constituido en un servicio de gran valor comunitario, en especial  para ell ámbito empresarial agropecuario de Vela y la zona de influencia.
 
Foto ilustrativa: blogs.comunitatvalenciana.com

Deja una respuesta

Top