Está aquí
Home > Anécdotas y Curiosidades > PEREGRINACION POR EL ANGEL INQUIETO QUE SOBREVUELA LA CIUDAD DE LA FURIA

PEREGRINACION POR EL ANGEL INQUIETO QUE SOBREVUELA LA CIUDAD DE LA FURIA

Tandilense peregrinará a Luján por la salud de Gustavo Cerati. Por ABC Hoy

Alejandro García tiene 20 años y una fe inclaudicable. En unos días se subirá a su bicicleta y pondrá proa a la Basílica de Luján, buscando enviar fuerzas al popular músico Gustavo Cerati, en coma desde hace un año y medio y que pueda despertar del letargo. Conozca esta historia de un muchacho que en 2009 realizó una proeza similar por una ex novia.

Alejandro nos llamó y acudimos. Es un pibe simple, de 20 años, que cree en los milagros y que, incluso, procura protagonizarlos. Nuestro interlocutor quería dar a conocer su próxima cruzada de fe, que de salir bien, podría transformarlo en una suerte de héroe de miles de fanáticos de Gustavo Cerati, que esperan lo mismo que él. Que el genial músico se despierte y componga un tremendo disco que debe estar pergeñando en este año y medio de sueño y silencio.

El propio Alejandro aclara que no es fanático de Cerati, pero le gusta. Lo que busca en realidad es el milagro, la manifestación de fe, la conexión (casi) imposible entre un anónimo generoso que emprenderá 800 kilómetros en bicicleta, solo para que un artista célebre salga de un coma que parece haberlo subyugado para siempre.

Nos cuenta este muchacho que conduce un magazine informativo en la 90.3 FM Mágica de lunes a viernes de 15 a 17, que alguna vez ya sintió eso. Que ya hace un tiempo su pedaleo de “promesa religiosa” le dio un resultado óptimo y que espera repetir.

En agosto de 2009, su novia (hoy ex), debía someterse a una compleja operación de columna, que tenía asustados y preocupados a todos. A Alejandro se le ocurrió confiar en su bici y en la Virgen de Luján y allá fue. Durante 53 horas de su vida, entendió que un esfuerzo propio podía redundar en el bienestar de alguien más… y no falló.  “Cuando estaba cubriendo la mitad del recorrido de la promesa me llamó mi ex suegra para decirme que estaban en el hospital Garraham y los estudios le habían salido muy bien, que habían desaparecido las complicaciones, que la operación no iba a ser necesaria. Fue un milagro, la promesa surtió efecto”, dijo, entre nostálgico y místico.

Ahora, el próximo 13 (sí, el 13) de diciembre, volverá hasta Luján y otra vez en su bicicleta. Esta vez, el objetivo de su promesa es alguien más inaccesible que una ex novia y probablemente, con una búsqueda final más ardua.

Alejandro se va y vuelve de la Basílica de Luján, para pedir que Gustavo Cerati vuelva del limbo en el que se encuentra desde mayo de 2010, cuando un ACV lo sorprendió en México.

Motivado por la exitosa experiencia de 2009 e impulsado por sus compañeros y docentes de la Escuela de Música Popular, hizo esta promesa para pedir por la salud del ex líder de Sosa Stereo, a quien no lo une el fanatismo, sino una profunda admiración por su vida y su obra musical.

“Hace unos días se instaló el debate si Gustavo debe o no ser desconectado. Si tiene que vivir o no. Yo considero que necesitamos que siga entre nosotros por eso hice esta promesa”, argumenta, desafiante, a la ciencia, a las secuelas y a quienes se atrevan a tomarlo por un loco.

No pretende estar solo en la travesía. “La idea es ir juntando a los fanáticos a mi paso, camino a Luján, en Rauch, Las Flores, Monte y que se pueda hacer una gran manifestación frente a la Basílica para rezar por su salud”, dice nuestro amigo, ilusionado, dejando una puerta abierta incluso para algún otro serrano Ceratista, que, como Alejandro, vaya en busca de un milagro, una… “Fuerza natural”.

Letra: “Fuerza Natural”, de Gustavo Cerati

Puedo equivocarme

tengo todo por delante

Nunca me sentí tan bien

Viajo sin moverme ( de aquí)

Chicos del espacio

Están jugando en mi jardín

Me dirán el azar con el viento

Fuerza natural

(y me eche a la suerte …)

 

Nena, no volvió el ayer

Me puse delante

De mis ojos para ver

Chispas de oscuridad

No es tan importante

Se que dios es bipolar

Cambiará como el mar lo que siento

(Cada vez más fuerte…)

 

Voy pisando fósiles, no me dejaran caer

un mundo microscópico me sostiene de los pies

Naves como nubes cambian de velocidad

Mis pupilas dilatando otra noche más…

Más azul es la luz

Si me alejo

Fuerza natural

 

Me perdí en el viaje

Nunca me sentí tan bien

Todo por delante

Todo está hablándome

Está cambiando el aire

Nunca me sentí tan bien.

Deja una respuesta

Top