Está aquí
Home > Deportes > DICEN QUE SUCEDERA A DELPO…

DICEN QUE SUCEDERA A DELPO…

Tandil es la cuna del tenis argentino por excelencia y mucho tuvo que ver Marcelo Gómez en lograr ese reconocimiento.

Aquellos que conocen al "Negro" dicen que, a su enorme capacidad para enseñar, se le suma su gran facilidad para detectar futuros talentos. Así, bajo sus órdenes, estuvieron Mariano Zabaleta, Juan Ignacio Mónaco, Máximo González, Diego Junqueira y Juan Martín del Potro, a quien reconoce como “su joya”. Y ahora entrena a quien podría ser el sucesor natural de Delpo.

Es que Marcelo ahora trabaja con Lautaro Pane, un joven oriundo de Puerto Madryn, quien a sus escasos 15 años ya cosecha elogios de compañeros y de toda la prensa. Hasta lo llaman el “nuevo Del Potro”, algo que Gómez prefiere evitar “para quitarle un poco de presión”.

El "Negro", quien pasa muchas horas “puliendo” el juego de Lautaro, habló con A24.com y pidió que “se eviten las comparaciones entre Juan Martín y Lau, ya que es muy chico y como formador no quiero que se la crea. No le hacen bien esos rótulos”, dice y agrega: "Los únicos puntos que podrían encontrárseles a los dos es que “sacaron un punto de ATP a la misma edad (la misma que Rafael Nadal) y que entrenaron en el mismo club y con el mismo profesor”.

Además, explicó cómo es un día en la vida de este chico que viaja varias veces a la semana a Capital Federal para practicar en el Cenard. “Tenísticamente es un jugador con mucho futuro, que le pega bien a la pelota, es ofensivo, y a pesar de su altura (mide 1,86 metros) le encanta ir mucho a la red”, dice Marcelo quien con la experiencia de quien conoce cómo tratar con jóvenes promesas, trazó los objetivos del chubutense.

“Nuestro objetivo es alcanzar al top 20 en unos años, pero creo que si llega a estar entre los 50 o 100 sería genial. Siempre le digo que Juan Martín hay uno sólo (llegó a ser 3° del ranking ATP) y que él debe forjarse su propio camino. Yo estoy para aconsejarlo como un padre y lo lindo es que escucha todo. Eso me pone muy contento. Ahora debe jugar Futures, torneo que tiene el próximo fin de semana y así seguir sumando experiencia”, cerró el entrenador.

Lautaro, la nueva promesa
Pane nació en Chubut en 1996 y cuando tenía apenas cuatro años empezó a escribir su futuro en el deporte. Fue cuando tomó por primera vez una raqueta y hasta hoy no la soltó. Pero el año pasado decidió "pulir" su juego. Dejó atrás a su familia y se mudó solo a Tandil en busca de la institución que vio nacer a los grandes del tenis argentino, la Escuela de Tenis del club Independiente.

"Esta es una gran academia, con Marcelo y los demás profes uno se siente apoyado y tiene arriba a muchos ídolos". Para algunos, eso podría provocar una gran presión, pero el adolescente lo ve distinto. "Para mí es un privilegio estar acá y un gran halago que me comparen con Juan Martín", dice seguro.

"Sé que sólo tengo 15 años y mucho por recorrer. Por suerte ya conseguí mi primer punto en el ATP y ahora quiero poder seguir compitiendo a nivel nacional y después planificar mi carrera de acuerdo a los resultados", asegura Lautaro quien con su juego agresivo ya siente en la piel el rigor del profesionalismo: "Entreno siete horas por día, empiezo gimansio a las 8 de la mañana, después voy a la cancha hasta las 12 y continúo con entrenamiento y tenis hasta las seis o siete de la tarde".

"Juan Martín es un referente, también fue alumno de Marcelo y sé que tengo características físicas similares y por eso quiero tomarlo como modelo, ser agresivo con el saque y aprovechar mi altura", dice mientras su maestro reconoce la trayectoria e historia de la academia de Tandil.

"Acá hay mucho trabajo y dedicación. Tenemos un método y lo implementamos", cuenta el Negro quien consultado sobre la cantidad de estrellas que salieron de sus manos, agrega: "Hace 15 años que trabajamos con mucha responsabilidad y logramos tener muchos jugadores que estuvieron muy arriba en el ATP, por eso creo que Lautaro puede sentirse respaldado por esta trayectoria.

La Copa Davis y Del Potro
El último fin de semana, el equipo argentino de Copa Davis consiguió en tierras serbias el pase a la final. Pero el hecho más resonante fue el triunfo del Delpo ante el número uno del mundo, Novak Djokovic. “La verdad que creo y creí en él, siempre lo hago. Como lo conozco, sé que podía ganarle, sé cómo piensa y a todo al que tenga enfrente siempre le quiere ganar”, afirmó.

“Pero lo más importante es que hubo unión de equipo. Cuando se trabaja en serio, los resultados se dan y eso está a la vista. Y ahora, para la final estamos cien por ciento con los muchachos”, concluyó.

Fuente: A24

Deja un comentario

Top