Está aquí
Home > Notas Picantes > DENUNCIA DE EDUARDO «PETETE» BRUNI AL REPRE DE CHAYANNE

DENUNCIA DE EDUARDO «PETETE» BRUNI AL REPRE DE CHAYANNE

Mientras Chayanne se prepara para cantar en Buenos Aires, Eduardo Bruni, promotor del show que el artista dio en nuestra ciudad en 2010 le reclama a su representante que aclare los números facturados en la presentación del año pasado.

Tal como se estipuló por contrato, Eduardo Bruni –el promotor– acordó con Juan Manuel López –representante de Chayanne– la función que el cantante daría el 17 de septiembre en Tandil. Al momento de la firma, Bruni pagó un adelanto de US$ 50 mil a López. “Allí también estimamos los gastos que deberíamos afrontar, y de las utilidades, la ganancia se dividiría en un 80% para el representante y el artista y el 20% restante para mi cliente”, detalla el abogado.

La liquidación fue hecha por la gente de Chayanne. “Al show fueron 9.500 personas”, aclara el letrado. El monto total fue girado a la cuenta del representante, encargado de presentar la rendición total. Al momento de la repartición, el representante alegó que los gastos –que incluyen logística, promoción, emisión de pases al VIP, tarjetas, bebidas, viáticos y hasta el cachet de Chayanne, estipulado en US$ 250 mil– se habían duplicado y que, por eso, el show había dado pérdida; por ende, no había ingresos para dividir.

Cuando el promotor pidió que se revisaran los números, quedaron en que lo harían, pero el representante cortó vínculo. “La punta que nosotros tenemos para saber que se hizo algo mal es que ‘en los papeles’ figura que se le pagaron US$ 250 mil a Chayanne, pero solo aparecen comprobantes por US$ 130 mil, es decir que faltan comprobantes por US$ 120 mil. Cuando le preguntamos al representante, dijo que lo que no está con comprobante, se pagó en negro”, explica D’Alessandro.

El problema entonces está en que “o pagaron US$ 130 mil y dijeron a Bruni que desembolsaron US$ 250 mil para inflar los gastos, o en efecto abonaron un cuarto de millón, pero solo US$ 130 en blanco para dejar el resto – US$ 120 mil– en negro y no pagar impuestos en Estados Unidos. En este último caso, el supuesto es muy grave, porque estarían perjudicando a mi cliente haciéndolo partícipe de una evasión tributaria al fisco norteamericano”, detalla el abogado. Aunque no tiene aún un estimativo de cuánto debería abonarle López a su cliente, este sabe que “por las entradas facturaron más de $ 1.200.000”.

Fuente exitoina y Libre.

Deja un comentario

Top