Está aquí
Home > Todo y Nada > «TANDIL YA NO ES UN LUGAR SOÑADO»

«TANDIL YA NO ES UN LUGAR SOÑADO»

-Comunicado Mesa Política Auza Intendente 2011

 

Nosotros, tandilenses, militantes peronistas y adherentes a la candidatura del doctor Néstor Auza, queremos manifestarle a la sociedad la preocupación que nos genera la inseguridad en Tandil y el escaso compromiso que el Intendente adquiere con el tema.

Días pasados, oímos con consternación a una víctima de un hecho delictivo decir que “Tandil ya no es un lugar soñado”. Desgraciadamente, tenemos que reconocer que este testimonio se ajusta a la realidad. Los episodios que hacen al flagelo son cada vez más frecuentes, más violentos y más inusuales. Y no debemos olvidar que hace unas semanas la inseguridad se llevó a uno de nuestros vecinos.

Nuestros concejales, representantes del PJ-Frente para la Victoria, advirtieron año a año el bajo presupuesto que el Intendente le asigna a lo que fuera la Dirección de Seguridad, hoy llamada Dirección de Prevención Comunitaria para desligar responsabilidades y decir que “la seguridad es un problema de la Provincia”.

Quienes nos representan en el Concejo Deliberante marcaron el crecimiento desmedido en el gasto político de esta gestión. Como ejemplo, vale mencionar que en seis años la Secretaría de Gobierno creció presupuestariamente en un 558 por ciento. Y la Dirección de Prevención Comunitaria, que en 2005 representaba un 2,82 por ciento de esta Secretaría, es hoy apenas un 1,23 por ciento de estos recursos.

Más representativos son los números si comparamos el total del Presupuesto con lo invertido en seguridad. En 2011, sobre 226.093.317 pesos, se destinaron sólo 426.779 pesos; apenas un 0,18 por ciento. Para 2010, la situación fue similar: de 161.138.537 pesos, sólo 456.687 pesos fueron para la Dirección de Prevención Comunitaria (un 0,28 por ciento).

En síntesis: la comuna invierte en seguridad sólo 3,04 pesos anuales por habitante.

Pero la seguridad también es prevención a través de la inclusión social, la generación de empleo y la disminución de las brechas sociales. Sin embargo, desde 2005 a 2011, la Secretaría de Desarrollo Social pasó de representar el 14,9 por ciento del Presupuesto al 9,18 en el último ejercicio presupuestario.

Los datos resultan elocuentes. No se atienden a las prioridades.

Los municipios que redujeron la inseguridad, como Tigre y Ezeiza, lo hicieron con inversión genuina, sin esperar a la Nación y a la Provincia. No tienen que quedar dudas de que un gobierno comunal lo puede hacer.

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires entregará al Municipio 2 millones de pesos para la compra de móviles policiales. Una muestra más de un Estado bonaerense presente, pero sobre todo que asume por completo las responsabilidades que debieran ser compartidas con el Estado comunal, que no reconoce sus obligaciones.

Nosotros somos conscientes que la problemática a resolver debe abordarse en la emergencia y a largo plazo. Que la propuesta a la que adherimos, el Observatorio de Seguridad que lleva en su plataforma el doctor Néstor Auza, no da una solución hoy, pero hace dos años que nuestros concejales lo advierten y el Intendente no da respuestas.

El Municipio debe asumir los problemas estructurales de la sociedad.

Tandil no resuelve su problemática de fondo con 12 cámaras, sino con 500; no con 400 mil pesos de inversión; sino con 40 millones; no con personal de seguridad aislado, sino con personal articulado, capacitado y con una propuesta estratégica para la ciudad.

 

Foto ilustrativa: Tucumanoticias

Deja un comentario

Top