Está aquí
Home > Deportes > SANTAMARINA Y UNA CABEZA

SANTAMARINA Y UNA CABEZA

En su debut oficial Martín Michel la rompió. Por él, el aurinegro tuvo estocadas letales y luego, por penales, avanzó a otra ronda de la Copa Argentina.

Viendo las formaciones de los partidos anteriores, al no estar tan al tanto del comienzo de esta era aurinegra, me preguntaba por qué era que no entraba Michel. ¿Viniendo de donde viene, no tiene nivel para ser titular?, ¿no le habrá sentado bien al Yagui?, ¿tan buenos son los otros delanteros?, ¿qué onda, no está todavía bien en lo físico? Yo me lo imaginaba bien, como para titular pero siempre desde el desconocimiento de sus compañeros delanteros. Lo que no me imaginaba, sinceramente, era un debut tan auspicioso. Como que le costó entrar en sintonía, falta de ritmo que le llaman, pero una vez que “entró”, copó la parada. Y como Santa no atinaba, él sacó un misil de larga distancia que se estrelló en el palo y le quedó servido el gol al luchador Agudiak. “Agudiak es un jugador de rachas”, nos contó a Fer Uranga y a mí un colega de Bahía. O sea, ninguno de los dos delanteros de ayer son lo que se denomina goleadores de área. Pueden andar bien y mojar, pero no son nueves puros. Bueno, Abásalmo seria la opción. ¿Pero a quién sacás? Porque en un Argentino A no da para jugar con tres arriba, ¿no? De local podría ser.

Siguiendo, luego un tres dedos maravilloso del Cabezón Michel habilitó a otra jugada clara de gol que por “esto” no lo fue. Realmente clara.

En el segundo tiempo con una atropellada del ex Grupo casi llegó otro gol, al defensor se lo carcomió con potencia pero de tan embalado que venía se pasó de largo y no llegó a conectar frente al golero.

Santa pudo haber ganado más tranqui, pero alguna displicencia del 10 no finiquitó el pleito y en los penales, una vez más Michel salió a demostrar que vino para ser figura. Acertó el suyo con personalidad, uno de los bahienses marró el de él y otros anotaron para que Santa pase a la siguiente instancia en la que se verá ante otro bahiense: Villa Mitre.

La buena noticia, para mí, fue que un tandilense copó la parada, demostró que puede ser profeta en su tierra si se lo propone y las circunstancias y el contexto colaboran, porque las condiciones las tiene, las tuvo siempre, pero ahora se lo ve un toque más maduro. Una alegría, por él y por el pueblo aurinegro.

Deja un comentario

Top