Está aquí
Home > Deportes > PASTOR, YA NO PASTOREA…

PASTOR, YA NO PASTOREA…

Perdió con un gallego insoportable pero la joven raqueta tandilense definitivamente dio un salto de calidad esta semana y ya desde mañana será otro en el ranking y en lo mental.

Vi muy poquito de Muñoz-De La Nava y Pastor (fue 6-4; 2-6 y 6-2), no sé por qué se me colgó la compu todo el tiempo. Esta vez el streaming a mí no me rindió bien, es más, en los cambios de lado los veía bárbaro y a la hora de los bifes: cuelgue. Pero sé de amigos que lo siguieron perfectamente por esa vía y la verdad que es un lujo poder ver un torneo Challenger en vivo.

Lo seguimos de a tramos toda la semana y Nico Pastor está sólido y ha crecido mucho, tiene la flechita para arriba a pleno (diríamos los gustosos del Winning Eleven). Tiene potente físico y madurez mental y dos o tres golpes con los que se la puede bancar en un primer nivel mundial. Después, como siempre dicen, la diferencia está en la cabeza y eso es lo que está haciendo crecer de a estirones, a resultado puro, Pastor. Ya no pastorea, ya salió del ganado amontonado. Pinta para otra cosa.

Hoy le tocó un rival bravo, como se le vendrán varios y cada vez peores. Desde el punto de vista de la experiencia y la maña, no era ningún nabo. 29 años, de ésos que ya están pegando el ocaso de su carrera y te van a cuidar el mango como nadie. Te van a pelear cada centímetro. Lea me acota por chat “un jetón el español, innecesario gritar tanto”. Puede ser, es gallego al fin. Son remadores como ellos solos. Te van carcomiendo sobre polvo de ladrillo, se ponen insoportables. Muy vivo el gaita, muy busca. Le supo ir encontrando la vuelta a los momentos en los que Nico pintaba mejor. Simón Ventos, gomía del tenista, había anticipado que los prefiere italianos, al parecer, tenía razón. Igualmente Pastor hizo un gran certamen, notable, insospechado y ya está para algo más. “¿Para qué?”, se preguntarán uds. Bueno, eso se los va a ir contando el propio Pastor cada día más rápido. Síganlo como lo seguiremos nosotros.

Deja un comentario

Top