Está aquí
Home > Notas Picantes > ¿QUE NOS QUEDA A NOSOTRAS?

¿QUE NOS QUEDA A NOSOTRAS?

No tener 18 años… (por Mariana).

Todas las mujeres de más de 26 años se preguntan hoy en día “¿¡Qué comen las nenas de 15 a 19 años?!!! ¿Bulones?” Y no es porque estemos hechas pomada, ni cerca. Lógicamente que no mantenemos la piel suave, lisa y tersa de los 17, porque los años pasan y la piel de naranja no nos esquiva, y la gravedad hace lo suyo. Pero a grandes rasgos estamos potables, recontra zafamos, seguimos estando buenas. Pero cuando nos remontamos a nuestra ya lejana pre-adolescencia, recordamos que la cintura no se había formado, éramos unas retaconas heladeritas desarrollándonos, que con tanto cambio hormonal que se vendría los granitos estaban a flor de piel. La peluca nos la hacían cortar y no se usaba larga hasta los talones como ahora. Lo topísimo era hacerse una “locura” como un soft-color, que te hacía bosta el pelo y por esos experimentos ¡hoy no nos llega al largo de las borregas! A los 12 empezamos a usar corpiño (sin necesitarlo!!!). Hoy a los trece ya se los han desabrochado (varias veces) y no ellas mismas ni alguien del mismo sexo. Las primeras salidas al boliche fueron a los 14 años y como volvías a las 2 A.M. (si es que no te iban a buscar a la puerta a esa hora), sobria como una lechuga y SOLA, sola como Pinochet el día del amigo, ni chances de que te mire el pibe que te volvía loca. Hoy no vuelven hasta las 6 A.A. (como temprano), son cotidianeidad las “previas” mixtas, las puber se ponen todo el placard encima (y nada de ropa chinchulancha o genérica, todo de marca!!!), son altas, voluptuosas, tienen el pelo lacio y largo hasta las rodillas. Sumado a esto, los hombres están cada vez más inmaduros, quieren cero responsabilidades y estas chiquitas les vienen como anillo al dedo. Entonces, no sólo son competencia las nena que vienen camionazo sino que se suma la ineptitud e incapacidad de obtener una estabilidad de los tipos. ¿Qué nos queda a nosotras? Se nos pasó el tren, obsoletas, fuera de estación. Encima tu vieja que no deja de preguntarte: “¿Cuándo presentarás a alguien?, mirá a tu hermanita menor está feliz con este compañero tuyo de la secundaria” Sí!!!! Tu hermanita 6 años más chica que vos anda a las vueltas con un flaco de tu edad.  Y claro, sale todos los fines de semana (viernes, sábados y feriados), no tiene horarios, preocupaciones ni responsabilidades (más que un parcial o final no tiene nada que la estrese) así que está todo el tiempo de buen humor y relajada, preocupada solamente por cuánto le creció el pelo esa semana y yendo de spinning, a reggaeton y de joya a pilates. Tus viejos ya están grandes y ni les calienta que la “nena” venga a casa con un macho (hasta 9 años más grande que ella) distinto cada tres meses.

¿Dónde quedó ese enamoramiento de la década de los ’90 en las chicas de 15 años? Hasta que no te encaraba “ése”, el del cartel que tenías en la tapa de la carpeta N°3, no le dabas un beso a nadie. No era moneda corriente la tranza de una noche y nunca más. ¿Quién se está equivocando? Fuimos demasiado santas e inocentes u hoy se les va la mano????

Deja un comentario

Top