Está aquí
Home > Todo y Nada > CARTA ABIERTA

CARTA ABIERTA

«¿Soy culpable?, ¿de qué?, ¿de estar enferma?». Por Dora Noemí Cerón

A quien corresponda:
 
                                     Soy docente. Con toda mi alma. Amé y amo cada instante que estuve en un salón de clase. Y mis ex-alumnos saben con cuanto amor y entrega traté de trasmitirles mi poco o mucho conocimiento. También ellos me lo retribuyeron en 2004, de una manera conmovedora e inolvidable, junto a la comunidad de Tandil.

                                     La vida me hizo una treta y me puso en el camino una pesada carga, mis enfermedades: cuadriparesia y miastenia gravis. La última en 2006. Año en el cual médicos particulares y del Ministerio de Educación, determinaron que debía jubilarme por discapacidad. Desde entonces he recurrido a todo: autoridades, políticos, agobadas, medios locales de comunicación (que como siempre me han acompañado). Pero, ¿quién debe darme las respuestas? Esto es el juego del "gran bonete".

                                     ¿Soy culpable?, ¿de qué?, ¿de estar enferma?, ¿de pedir lo que me corresponde por derecho? Porque no sólo no me jubilan si no que, ahora, me quitaron un adelanto jubilatorio que cobraba desde hace un año.

                                     En el Consejo Escolar una palabra me identifica: jubilable. Que alguien me la explique, yo no la entiendo.

                                     Así como alabo a los medios de comunicación locales, no puedo decir lo mismo de los de Buenos Aires. Ninguno, absolutamente ninguno, se ha hecho eco de mi denuncia. Ni siquiera periodistas concretos que se jactan de escuchar a la gente han tenido, por lo menos, la deferencia de responderme. Tal vez, la respuesta la tenga yo: una mujer que ha transmitido educación, está enferma y no cobra su jubilación, después de cinco años, debe ser POCA NOTICIA.

Deja un comentario

Top