Está aquí
Home > Notas Picantes > ¿POR QUE LOS HOMBRES NO QUIEREN PONERSE DE NOVIO?

¿POR QUE LOS HOMBRES NO QUIEREN PONERSE DE NOVIO?

-Por Mariana.

Hoy en día, es un clásico que en una charla de amigas de entre 26 a 30 años surja el tema: “los tipos no quieren compromiso”. ¿Qué está pasando? ¿Ahora estas criaturas piensan que tienen que hacer un curso, un doctorado, una licenciatura para estar “preparados” para ponerse de novio?

Te estas viendo con uno de esta especie humana denominada “hombre”. Vivís sola, así que va a tu casa frecuentemente (¡todos los días o día por medio!). Le cocinas, miran tele y/o pelís, charlan de cómo les fue durante el día, tus amigas lo conocen, salen a tomar algo los finde, los textos son algo cotidiano, las charlas telefónicas interminables y, aunque se hayan visto en el día, no falta un rato de chat nocturno. Del sexo ni hablar! Magnífico, excelente, extraordinario, estupendo, maravilloso, innovador, reiterado. Él, sin duda es el mejor. Y vos! La perra que mejor lo puede complacer. Se ven y se matan!!! Es bueno: te lleva a tu casa después de una salida, paga sin chistar y se interesa por si querés algo más, si te emborrachas te lleva a tu casa aunque la fiesta esté buenísima y se queda hasta que te duermas, sin desvestirse. Es perfecto!!! Porque obvio que pasaste por lo mismo con otro/s, pero los locos iban a la cosmetóloga o peluquera mas veces que vos, o les chorreaba más grasa que a los churros de Manolo: “¿si yo me estuviera muriendo vos me donarías tus órganos?, o te interrogaba muy seguido si tu viejo gana bien con el negocio, tomabas de más y aprovechaba y se abalanzaba cual grone en celo. Pero este no, este vale la pena.

Te juntas con tus amigas, y lo primero que hacen es reprocharte jaranosamente que estas re-cortada y empitada con ¿tu novio? Entonces, comenzas a cuestionarte ¿qué somos? Y cada vez que postergas o suspendes un plan con tu banda de amigas deliberas si este individuo se merece este sacrificio. Si total … no somos nada ¿no? Compartís esto con tus pares femeninas y todas opinan y gritan y concluyen: “Plantéaselo”.

Lo ves, a costas de no ir a la peña de la semana donde sabes que van a estar todas y van a cotorrear y a cuerear a todo Tandil y se van a poner al día de todos los chusmeríos de la serrana y alrededores. No importa, necesitas sacarte esa duda y va a tu casa. Te pusiste todo el placard, diosa, infartante. Le preparaste su comida preferida y después de una cena divina… beso va, mano viene, la cosa se pone candente y justo en ese momento en que no tenes que hablar para que la cosa siga quenchi, le preguntas: …¿y qué somos nosotros? Abre los ojos con cara de “¿qué tengo que contestarte para que esto que estamos por empezar a hacer se dé?”. Él sabe la respuesta, pero explíquennos porqué no la dice. Y empieza el titubeo y la cosa se enfría más que en la Antártida. “Ehh, nos estamos conociendo”, “No nos apuremos”, “Estamos bien así, sin título”… y de repente llega el “No estoy listo para que formalicemos”. No le estás pidiendo un hijo, ni que vivan juntos, ni que deje de ver a sus amigos (de futbol, con los que juega al póquer, a los compañeros de trabajo ni a sus amigos de tooooda la vida) ni si quiera que conozca a tu familia o que resigne nada. Necesitas que te diga que sos única, exclusiva, que sos su NOVIA. ¿Qué problemita tienen? ¿De qué tienen miedo? Si algún hombre tiene una explicación coherente, lógica y comprensible para esta evasiva generalizada, por favor le pido una respuesta. Gracias.

 

Foto: candiifdez.blogspot.jpg

Deja un comentario

Top