Está aquí
Home > Deportes > MARTIN MOYANO HIZO UNA GRAN CARRERA

MARTIN MOYANO HIZO UNA GRAN CARRERA

Maximiliano Martín Moyano salió segundo raspando en Espelet.

Nos informaron textual a cosa@cosadeserranos.com.ar y como le auguramos un gran futuro a Martincito, aquí reproducimos la noticia con total placer:

“Maximiliano Martín Moyano el domingo en la pista de Juan Carlos Espelet salió segundo raspando! Hizo un fin de semana espectacular clasificando primero en series. En la final tuvo un toquecito y quedó segundo. Fue una carrera a pulmón, pero el pequeño de 10 años la rompió. En la final salió primero por tiempo, tras el toque quedó cuarto y remonó hasta quedar segundo. Un verdadero carretón”, nos compartieron su alegría sus allegados y desde Cosa de Serranos (poné que te Gusta en face) felicitamos a Martín.

ENTREVISTA A MARTIN EN EL ECO DE TANDIL

Un pequeño piloto, con grandes sueños

 

Del entusiasmo, en diálogo con este Diario, el padre, Carlos, habla y se desvive contando la historia de su nene, Martín Moyano. “Estaba todo el día dibujando motores y autos. Y lo llevé a que se pruebe en un karting. Y anduvo bien y así arrancó”, relata.

“Todos los domingos está mirando carreras”, susurra Andrés, su hermano mayor –aunque rugbier él-.

“A mí siempre me gustó el automovilismo. Y ni bien me senté arriba del karting, es como cuando a un nene al que le gusta el fútbol, patea una pelota”, sorprende Moyanito con la declaración. Él compite en el karting de tierra (50cc.) y con 9 años, terminó quinto en 2010 en la categoría en la que corren niños hasta de 10. Por ese este año se tiene toda la fe para pelear el campeonato. “Ojalá pueda ganarlo, es mi idea”, no se amilana.

“¿En qué me siento fuerte? Pasando autos”, arremete. Moyano (alumno de San José) ganó series y desde mediados de julio a fines del certamen, no se bajó del podio. La vida de un pequeño piloto es muy particular en cuanto al esfuerzo que acarrea y el desarrollo y formación que esto conlleva. Parece mentira, pero se asemeja bastante a la de un piloto de Turisma Carretera. Por ejemplo, el padre Carlos y su hermano Andrés viajan tanto sábado y domingo para las tandas de prueba, clasificación, series y la carrera, ida y vuelta, a la ciudad donde sea que Martín corra. Ayacucho, Lobería, Balcarce, Rauch, San Cayetano y, por supuesto, cuando toca en Tandil no falta ni un solo familiar, cercano o lejano. Su mamá ha llegado a irlo a ver en moto, varias veces, a ciudades vecinas también. Pero, tanto trajín genera no sólo gastos, sino también un lógico cansancio físico. Es por eso que Carlos baraja la posibilidad de comprarse una casilla rodante. Y de ahí sí, el pequeño piloto descansaría como corresponde al costado de la pista y tras el asado típico.

Tandil tiene muy buenos valores en el manejo de karting, Joaquín Biart fue campeón en Prejunior, por caso. Y el preparador de Moyano, Ricardo Guerendiain, es todo un capo en la materia, se encarga de los motores y chasis de seis pequeños pilotos locales.

Son 16 corredores en la categoría de tierra y entre la inscripción y el alquiler del karting nomás, cada uno tiene de gastos mil doscientos pesos. Pero la satisfacción de convivir en ese momento genial que se da el domingo entre el padre y el hermano como parte del equipo, diagramando todo el plan, y el hijo lanzándose a la aventura de primerear a volantazos a los demás no tiene precio.

Martincito lo vive con una pasión contagiosa, se baja del karting y suele calibrar las gomas o limpiar las partes. Opina de las tuercas con cierta timidez y cuando se suelta, habla como si supiera. Y sabe, porque lo siente bien adentro. Como buen aprendiz, agradece a sus sponsors Granja Gardey, Papas Don Miguel, Supermercado Asia, Pastas Don Yeyo. El padre para costear las carreras del prometedor piloto organiza asados tipo peña. Entonces, los auspiciantes aportan mercadería y con el costo de la cena se saldan los gastos. Es todo bien a pulmón. “Uno me da el vino, el otro el asado, el otro pollo y así armamos algo lindo”, revela Carlitos.

“En Turismo Carretera me gusta Canapino. Y en TC2000, Fontana”, suelta sobre el epílogo de la charla Moyanito. Ojalá que llegue a las grandes pistas, porque salvo experiencia, todo lo demás que le hace faltar para trascender ya lo tiene.

Foto: Mariano Leunda

Deja un comentario

Top