Está aquí
Home > Todo y Nada > UN MITO FAMILIAR

UN MITO FAMILIAR

Ya hablamos de la Feria del Libro y de los autores locales. A propósito de la literatura, una reflexión del bahiense Guillermo Martínez. “Es la gran enseñanza que me dejó mi padre”.

Guillermo Martínez es un escritor argentino, nacido en Bahía Blanca. Su popularidad creció sobremanera cuando obtuvo el Premio Planeta con su novela “Crímenes imperceptibles” (Alex de la Iglesia la llevó al cine). Tenía 41 años.

Le siguieron “La muerte lenta de Luciana B.” y otros libros de singular éxito. Por estos días presenta su nueva novela, “Yo también tuve una novia bisexual”.

Al margen de lo que se pueda opinar sobre sus libros, la pasión que Martínez tiene por la literatura es elocuente. Cuenta, cada vez que lo entrevistan, que tiene en la cabeza sus próximas cuatro novelas. Hasta dejó la enseñanza académica para dedicarse sólo a escribir.

Ser un autor de renombre le permitió darse un gusto: publicar un libro con cuentos de su padre, ya fallecido.

“No es un libro de papá, sino el de un gran escritor que debería haber sido publicado en vida”, dijo sobre “Un mito familiar”.

Definió a su padre como un escritor del interior, ignorado, pero de verdadera vocación aunque se dedicaba a la agronomía.

“Escribió más de trescientos cuentos, cinco obras de teatro, un libreto para cine, tres guiones de historietas, cuatro novelas y una nouvelle. Y nunca fue publicado. Esa es la gran enseñanza que me dejó mi padre. Jamás dejó de escribir aunque no publicara”.

Deja un comentario

Top